Real Jaén

Rodríguez sigue de consejero delegado, el club no cuenta con Crespo y busca entrenador

Pellicer, centro, es una de las opciones para el banquillo blanco. /NIÑO SALAS / SUR
Pellicer, centro, es una de las opciones para el banquillo blanco. / NIÑO SALAS / SUR

Sergio Pellicer, con oferta también del Atlético Malagueño, contestará hoy a un Real Jaén que le ha ofrecido llevar el timón de la nave blanca

JOSÉ A. GUTIÉRREZJaén

El proyecto deportivo del Real Jaén no acaba de arrancar. El club blanco sigue dando sus pasos sin que las negociaciones cristalicen. Ayer desde la entidad de la capital jienense la única noticia que se oficializó fue el regreso, aunque nunca se fue, del Consejero Delegado Andrés Rodríguez. Según la escueta nota tras «no aceptar el Consejo, por unanimidad de sus miembros, la dimisión presentada el pasado 17 de junio». De esta forma, Rodríguez era «ratificado en su cargo».

Lo cierto es que Rodríguez, mano derecha y persona de total confianza de Tomás Membrado, había seguido guiando la nave blanca durante estos días. Él negoció con Agustín Izquierdo y también ayer lo hizo con otro viejo conocido de la casa blanca como Sergio Pellicer.

En un principio el club deslizó que se buscaba la figura de un director deportivo, pero el tiempo ha confirmado que se había perdido la confianza en Germán Crespo y no se deseaba su continuidad. Así se le trasladó este pasado fin de semana al preparador granadino. Y ahora ambas partes deben llegar a un acuerdo económico por el segundo año que figura en el contrato.

La entidad, una vez que este pasado fin de semana se le ha comunicado a Germán Crespo que no se contaba con él, ha centrado sus esfuerzos en la contratación de la persona que debe guiar la nave blanca en el tercer intento de abandonar el pozo de la Tercera División. Ayer se negoció con otro viejo conocido de la casa blanca. Tras no fructificar las conversaciones con Agustín Izquierdo, el elegido ha sido Sergio Pellicer, otro integrante de esa recordada plantilla que firmó un brillante ascenso a Segunda División A en Figueras.

Pellicer se lo piensa

Esta redacción contactó ayer con Pellicer quien reconoció contar con una oferta del Real Jaén que está valorando junto a otra del Atlético Malagueño. De hecho, desde el filial malacitano confiaban en tener atado al que fuera exfutbolista blanquiazul (en la etapa de Segunda B, una temporada y media entre 1996 y el 1997). Pero el castellonense, que viene de dirigir al filial del Deportivo, tomará una decisión «este martes, porque todavía tengo que valorar algunas cosas».

Pellicer, de 45 años, fue futbolista del Málaga en los 90 y posteriormente regresó para incorporarse a La Academia del club, donde dirigió a varios equipos juveniles y consiguió proclamarse campeón de la Copa de Campeones en 2016. Posteriormente pasó al primer equipo de la entidad, ocupando una plaza en su cuerpo técnico. Estuvo con Marcelo Romero, con Míchel y también con José González, si bien el pasado año se marchó al filial del 'Depor'.

Como futbolista, Sergio Pellicer pasó por el Valencia B, Hércules, Málaga, Cádiz, Real Jaén, Gramanet, Onda, Alcalá y Vilajoyosa antes de retirarse en el Eldense.

Con todo, en el seno del club no descartan ninguna vía. Tampoco retomar la de Agustín Izquierdo. Lo que sí parece claro es el perfil de técnico que se busca. Con pasado en la casa blanca, conocedor de las dificultades que entraña esta Tercera División y con escasa vinculación actual con el entorno jienense.

De esta forma, la entidad también está manteniendo contactos con los peloteros de la plantilla cuya continuidad interesa. Son los casos de Ángel de la Calzada, Juanca, Mario Martos, Fran Hernández o Ramón, entre otros nombres. La mayoría apuestan, en privado, por continuar en la entidad de la capital jienense. Pero para ellos resulta fundamental conocer los detalles del proyecto deportivo y la figura que se sentará en el banquillo. Mientras, muchos clubes llaman a sus puertas con insistencia. Y el tiempo apremia porque las ofertas tienen fecha de caducidad y la mayoría de rivales por el ascenso tienen ya perfilados sus proyectos deportivos. Toca ponerse las pilas.