Real Jaén

El Real Jaén también sabe ganar sufriendo para mantener el pulso

Gol del Real Jaén que al final supuso los tres puntos en juego./JUAN DE DIOS ORTIZ
Gol del Real Jaén que al final supuso los tres puntos en juego. / JUAN DE DIOS ORTIZ

El conjunto dirigido por Germán Crespo alcanza los 14 partidos sin conocer la derrota y sigue a un punto del líder, el CD El Palo

JOSÉ A. GUTIÉRREZ JAÉN.

El Real Jaén se impuso al Torremolinos, sufriendo más de lo esperado, pero ampliando a 14 su histórica racha de partidos invicto. Para conseguir el objetivo también es necesario ganar partidos como el de ayer, en el que el entusiasmo y el buen fútbol, sobre todo en el segundo round, brillaron por su ausencia sobre el verde.

1 REAL JAÉN CF

De la Calzada, Jorge Vela, Ramón, Dani Fragoso, Rentero, Cervera, Juanma Espinosa (Fran Hernández, min. 52), Juanca (Javi Pérez, min. 68), Víctor Armero, Mario Martos y Antonio López (Juan Carlos, min. 52).

0 JUVENTUD DE TORREMOLINOS

Ávila, Nacho Lapeira (Luis Aranda, min. 82), Cristóbal, Rubén, Bru, Israel, Zule (Daniel, min. 63), Martínez, Francis (Zamorano, min. 34), Serrano y Álvaro.

Gol
1-0, min. 60: Ramón.
Árbitro
Cristóbal Muñoz Arjona (Granada). Amonestó a los locales Rentero, Víctor Armero y Fran Hernández y por los visitantes a Cristóbal, Rubén, Martínez, Serrano, Álvaro, Javi Amaya, Ibón Arrieta (entrenador) y Eduardo (delegado).
Incidencias
Algo más de 3000 espectadores en las gradas del Nuevo La Victoria. Terreno de juego demasiado pesado.

En esto del fútbol todo es posible. Diagnosticar y encontrar tratamientos diferenciados con idénticas posibilidades de éxito. Lo verdaderamente importante es que no falte la fe. Creer en lo que se hace y liberarse de la inseguridad y los miedos. Una receta tan sencilla como complicada de llevar a cabo.

EL DETALLE

14 partidos
sin conocer la derrota para un Real Jaén que el próximo jueves (17:00 horas) rinde visita en el Maulí al Antequera del técnico arjonillero y ex del conjunto blanco, José Jesús Aybar.

Crespo ha seducido a sus peloteros con su filosofía de juego. También a buena parte de la sufrida afición jienense. Un juego asociativo, con mucha movilidad de los medios y excelente circulación del balón, pese al mal estado del terreno de juego. La puesta sigue siendo la misma, aunque ayer el partido se ganó por otro camino.

Los locales impusieron su ley desde el pitido inicial, pero sin lograr traducir su tiranía en ocasiones de gol. Centro de Rentero y remate de Mario, el balón tropezó en un defensor y se perdió a saque de esquina. La primera llegada tardó un cuarto de hora. Y a renglón seguido fue Vela el que lo intentó. Juanca también perdonó el gol. El acoso estaba resultando asfixiante, con el meta Ávila, ex del Real Jaén, convertido en el héroe de su equipo. Y cuando no era el meta algún compañero aparecía para cruzarse en el camino de la pelota hacia la jaula. Rubén, con la grada cantando el primero, impidió que Vela inaugurara el luminoso en el minuto 25.

Los blancos estaban logrando aunar velocidad y fuerza. Convirtiendo el duelo en un combate frontal en el que precisamente le estaba faltando precisión en la pegada.

El Torremolinos se mostraba inseguro. Sin continuidad en su fútbol y con muchas concesiones defensivas. Pero el caos le estaba sirviendo para mantener su portería intacta. Y sin asomarse por el área de un De la Calzada convertido en espectador de lujo.

El Real Jaén se fue enfriando camino del descanso. Su último zarpazo fue una diagonal de Juanca que sirvió para habilitar a Antonio López, pero Ávila no estaba dispuesto a realizar concesiones y volvió a tapar todos los huecos. Imperial en el uno contra uno.

Germán Crespo apostó por darle toda la banda derecha a Jorge Vela. Tras las ausencias de Choco y Moha por sanción, el técnico granadino colocó a Ramón en el centro de la defensa junto a Dani Fragoso y a Vela, autor de dos tantos en la pasada jornada, como dueño de todo el carril. El timón en la parcela ancha del terreno de juego correspondía a Juanma Espinosa y Cervera.

Misma determinación

Los locales salieron tras el descanso con la misma determinación para encontrar vías con las que perforar el muro defensivo del Torremolinos. Pero se fue apagando su fútbol.

Germán Crespo movió, muy pronto, sus piezas. Corría el minuto 52 y salían del terreno de juego Antonio López y Juanma para dar entrada a Juan Carlos y Fran Hernández.

El Torremolinos daba muestras de agotamiento, físico y mental. Aunque con el paso de los minutos su idea se iba reforzando. Zule fue el primero en crear inquietud a Ángel de la Calzada con tres llegadas consecutivas, la tercera un mano a mano. La picó, con intención, pero le falto precisión.

Sin embargo el que consiguió su objetivo fue Ramón. Cuando peor lo estaba pasando el Real Jaén el central jienense limpió de telarañas la escuadra de la portería rival. Una vaselina desde la esquina del área que se coló por el palo largo de la portería de Ávila, cuando sus compañeros esperaban que pusiera el centro. Minuto 60 y por fin mandaba en el marcador el Real Jaén.

Curioso este deporte. El Torremolinos se había cuidado con acierto de no recibir gol y cuando se había estirado y los blancos habían dejado de buscarlo lo encontró, por sorpresa, en su portería.

Juanca se marchó con molestias. Un problema para los dos partidos que quedan esta semana (Antequera el jueves y San Pedro el domingo en La Victoria).

Lo exiguo del marcador generaba inseguridad y desconfianza en el juego local. Con un fútbol de toque previsible, por contar con un itinerario monótono, el Torremolinos lograba llegar con demasiada facilidad. Música de viento en la grada por la incertidumbre sobre el verde.

En el minuto 82 Juan Carlos pudo hacer una transfusión de tranquilidad a la grada, pero se topó con un inspirado Ávila. Muy acertado ayer bajo palos.

Al final victoria de un Real Jaén que va muy en serio, hasta cuando por fútbol no lo merece.

 

Fotos

Vídeos