Real Jaén

El Real Jaén se marca como principal objetivo mejorar el rendimiento defensivo del grupo

Juanhma Espinosa y Goku pelean por el esférico durante el partido del pasado domingo./J. A. SALVADOR
Juanhma Espinosa y Goku pelean por el esférico durante el partido del pasado domingo. / J. A. SALVADOR

Alberto González hizo hincapié en los errores colectivos, por encima de los individuales, durante la derrota sufrida ante el CF Motril

JOSÉ A. GUTIÉRREZJaén

De los errores se aprende. Lo contrario significa estar condenado a repetirlos una y otra vez. El Real Jaén debe mejorar su rendimiento defensivo. Se atisbó en el debut liguero, pese a que el Melilla CD puso en pocos apuros a los blancos, y quedó demostrado el pasado domingo en el Escribano Castilla ante un CF Motril que aprovechó la debilidad en el balance defensivo de los blancos para hacerse con los tres puntos en juego.

Ya en el pasado curso liguero era una de las asignaturas pendientes del Real Jaén de Germán Crespo. El conjunto blanco, motivado por su apuesta arriesgada y preciosista de fútbol, encajaba demasiados goles. 18 en las 18 primeras jornadas. Pero los peloteros blancos acabaron por dar con la fórmula para sellar su portería. Estuvieron seis jornadas en las que únicamente recibieron un tanto, en Linarejos y desde el punto de penalti.

«Me preocupa más que el equipo, como conjunto, no apretara más arriba, para provocar errores y coger el peso del partido y recuperar balones. Más que un fallo individual me preocupa eso, que no funcionara como colectivo a nivel defensivo», reconocía ayer en SER Deportivos Jaén el técnico toloxeño, Alberto González. Destiló sinceridad y reconoció errores, algo poco habitual en los banquillos.

El Real Jaén es un club histórico. Una entidad casi centenaria que sueña con salir del pozo que supone una Tercera División que, por historia, afición y potencial, no le corresponde. Pero los guarismos deportivos y las clasificaciones no entienden de méritos anteriores. Y en esas lides de nada vale contar en tu currículo con tres temporadas, en Primera División, 16 en Segunda y 31 en la categoría de bronce del fútbol nacional. Para salir del infierno hay que pelear domingo a domingo en los campos del Grupo IX.

Contar con un sistema defensivo sobrio y seguro es vital para ascender. Y ahí González considera que deben aportar todos.

El club blanco anunció ayer que el encuentro correspondiente a la tercera jornada del campeonato liguero se disputará el próximo domingo a partir de las 18:30 horas. La UD Almería B visitará el Nuevo La Victoria con un Raúl García, que marcó en esta última jornada, y que acabó abandonando la entidad pese a que interesaba su continuidad.

Antonio López y Lara

Por otro lado, el que fuera máximo artillero blanco en el pasado curso liguero, el granadino Antonio López, jugará cedido en el Algeciras CF. Allí coincidirá con otros ex de la casa blanca como Choco o Mario Martos. López sólo ha disputado poco más de cinco minutos a las órdenes de José Manuel Aira con la Cultural y Deportiva Leonesa ante el Amorebieta y no entró en la convocatoria contra el Real Unión.

Y eso pese a que el delantero fue el máximo goleador del equipo leonés en los partidos de preparación. Con todo, el club no ha querido desprenderse del jugador y la salida ha sido en forma de cesión.

Este movimiento ha producido otro en el Algeciras CF que ha sido bien recibido en Torredonjimeno. La llegada de Antonio López provoca al salida de Lara, que regresa cedido para jugar a las órdenes de Manuel Chumilla en el Grupo IX.

José Manuel Lara es un medio centro que ha dado su mejor versión con Manuel Chumilla como técnico. Dos temporadas de rojiblanco, disputando 80 encuentros y siendo la extensión del técnico sobre el terreno de juego.