Real Jaén

El Real Jaén se despide con honor

Desolación entre los jugadores del Real Jaén tras caer eliminados. /LOF
Desolación entre los jugadores del Real Jaén tras caer eliminados. / LOF

Los pupilos dirigidos por Germán Crespo volvieron a destilar un gran partido ante un Segunda División B y solo la lotería de los 11 metros les dejó fuera | El Ontinyent eliminó al conjunto jienense en una emocionante tanda de penaltis

JOSÉ ANTONIO GUTIÉRREZJAÉN

Nada que reprochar. La lotería de los penaltis dio la espalda en esta ocasión. Pero la lectura positiva es que durante 120 minutos el Real Jaén volvió a discutir con argumentos futbolísticos a un rival de la categoría de bronce del fútbol nacional. Los de Germán Crespo pusieron todo el alma en el empeño, perdieron con osadía colectiva, con esfuerzo, con dignidad, por lo que hay que despedirles con honor, como gigantes.

Dani Fragoso tuvo en el quinto lanzamiento el pase, pero a diferencia de lo sucedido en Talavera la pelota no entró. En múltiples ocasiones a este deporte no hay quien lo entienda, porque los de la capital jienense, por fútbol y ocasiones, merecieron, a los puntos el pase y la opción a pelear por el premio de medirse a un grande del fútbol nacional. Toca centrarse en la competición doméstica.

Como lo que funciona mejor no tocarlo y en Talavera el Real Jaén destiló sus mejores 45 minutos de buen fútbol de la temporada, Germán Crespo repitió el once de la primera jornada copera. En las filas locales la principal baja era la del central tosiriano, Juan Calahorro, que por unas molestias en el tobillo se quedó fuera de la convocatoria. Sí entró en el once un viejo conocido de la afición blanca como Fran Machado.

El terreno de juego donde se disputó esta segunda eliminatoria es un césped artificial de última generación que está bastante bien mimado. En cuanto a sus dimensiones, no es muy largo y los locales aprovechaban para adelantar su defensa cuando los jienenses montaban su juego ofensivo.

Los primeros minutos fueron tremendamente igualados. El Real Jaén se mantenía fiel a su filosofía de salir con el esférico jugado. El balón no se rifa, se mima con máximo cuidado. Pero había que liberar la tensión para que fluyera el fútbol.

Rentero, cada vez más asentado en el lateral zurdo, firmó el primer acercamiento de los blancos en sociedad con Juanca. Pero sin peligro para la portería local.

La primera ocasión de peligro fue para el Ontinyent CF al cuarto de hora. Fuster y Soler cosieron una acción ofensiva que remató de cabeza, dentro del área, el capitán Juanan. El balón se perdió pegado al palo.

Juanca lo intentó desde la frontal. El disparo del de Cazalilla acabó en saque de esquina.

Ambos equipos seguían pugnando duramente por ser los dueños del esférico, y a través de él del juego. Todos la tocaban y ninguno la tenía. Y correr detrás de ella cansa, distrae y aburre.

Pero el gol llegó a balón parado. En el minuto 39, Víctor Armero, de una rosca preciosa con su pierna izquierda, superó a Satoca. El jugador sexitano pidió a Espinosa lanzarla. Estaba convencido de que la colaba en la jaula.

Justo antes del descanso el delantero franquicia de los locales, David Torres, cuatro tantos en este inicio de temporada, abandonó el terreno de juego lesionado.

Comenzaba a llover en la localidad levantina cuando el partido se preparaba para la reanudación.

El segundo round no tuvo un buen inicio para los intereses del conjunto jienense. El colegiado señaló una falta en el área cometida por Rentero, bastante dudosa, a los tres minutos de la reanudación y Javi Zarzo no perdonó. Los jienenses acusaron el golpe y el Ontinyent disfrutó de sus mejores momentos en la eliminatoria gracias a un fútbol muy fluido y vertical.

Fran Machado había retrasado su posición para construir el juego de su equipo desde atrás. Ángel de la Calzada salvó el segundo ante un cabezazo, con mucha intención, de Monreal tras un saque de esquina.

Respondió el bloque jienense con un balón que le llegó a Migue Montes en el punto de penalti, tras una acción bien trenzada entre Choco y Espinosa por banda, pero Satoca adivinó la trayectoria del esférico.

Los locales habían dado un paso al frente y mordían, con una presión asfixiante, muy arriba. Sufría el Real Jaén.

En el 67 Choco, siempre un puñal afilado por banda derecha, firma una pared con Migue Montes pero el pase de la muerte acaba en saque de esquina. Volvía a presentar sus credenciales el Real Jaén.

Germán Crespo movió sus piezas. En el 73 daba entrada a Fran Hernández por Raúl García.

En una falta, la pizarra del técnico granadino estuvo a punto de dar sus frutos. Fran Hernández amagó con el lanzamiento pero sorprendió asistiendo a Juanca. Su centro no encontró rematador.

El viento se sumaba a un duelo que encaraba sus últimos diez minutos, los que podían ser decisivos.

El segundo cambio en los blancos fue la entrada del granadino Antonio López por Migue Montes.

El cancerbero local Satoca salvó el segundo tanto tras un disparo de Fran Hernández.

Javi Pérez sufría molestias y el choque había entrado en un bello intercambio de golpes. La magia de la fórmula de la Copa. Fran Machado dibujó un eslalon en el que se marchó de tres rivales pero su centro lo remató demasiado cruzado Juanan.

Y como sucedió en Talavera la eliminatoria se encaminó a una prórroga de 30 minutos. El cielo volvía a descargar agua con fuerza.

El Ontinyent perdonó el segundo. Tras la enésima gran acción vertical de Fran Machado, Almirón, con todo a su favor, no acertó con la portería vacía.

Un centro medido de Rentero lo cabeceó, por encima del larguero, Antonio López. El duelo estaba resultando una batalla épica.

En la segunda parte de la prolongación el conjunto jienense volvía a mostrar su mejor versión. Antonio López tuvo otro cabezazo a falta de cinco para el final. Marcó muy bien los tiempos pero el esférico se perdió rozando el palo. Juan Carlos entraba por Juanca. El Real Jaén mereció el gol. Satoca volvía a salvar a su equipo a falta de dos para el final.

Los blancos habían destilado inteligencia para convertir en deliciosa cualquier cosa, porque hay jugadas que, aunque no acaben en gol, salvan un partido.

Tanda de penaltis

Armero marcó y Javi Llor la mandó muy alta. Empezaba la tanda al contrario que en Talavera pero el final fue distinto, trágico. Fran Hernández hizo el segundo y Álex Felip, pese a que rozó el esférico Ángel de la Calzada alojó el balón en la red. Juan Carlos marcó el tercero, con suspense porque la tocó Santoca. Soler no falló. Antonio López también acertó y Montreal marcó.

Dani Fragoso tenía el pase en sus botas pero adivinó Santoca. Zarzo hizo gol. Muerte súbita. Rentero marcó y Juanan también. Santoca adivinó con la pierna el lanzamiento de Heras y Ángel hizo lo mismo con el suyo. Satoca volvió a parar ante Espinosa y Almirón no falló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos