Real Jaén

El Real Jaén cuenta con Agustín Izquierdo

Agustín Izquierdo durante su etapa como entrenador del CD Badajoz./J. V. ARNELAS / HOY
Agustín Izquierdo durante su etapa como entrenador del CD Badajoz. / J. V. ARNELAS / HOY

El que fuera jugador del conjunto blanco reconoció ayer los contactos para ser director deportivo | Pesos pesados de la actual plantilla ya cuentan con suculentas ofertas de superior categoría mientras esperan al Real Jaén

JOSÉ A. GUTIÉRREZ

El Real Jaén ha puesto sus ojos para ocupar el cargo de director deportivo en un viejo conocido de la casa blanca: José Agustín Izquierdo Tena (Lorca, 1970) que defendió durante cuatro temporadas la camiseta del conjunto de la capital jienense (1994-1998). En esa época vivió el ascenso a Segunda División A en Figueras y el descenso sufrido en Almendralejo.

El técnico nacido en Lorca, pero criado en Campillo de Llerena, confirmó ayer a IDEAL los contactos. «Me han llamado y hemos quedado en seguir hablando en los próximos días». Su nombre ya estuvo vinculado a la casa blanca durante el zoco invernal del curso anterior, cuando el Huétor Tájar pedía dinero para la salida de Germán Crespo.

Tras colgar las botas en el Don Benito con 36 años, en el verano de 2006 emprendía una exitosa carrera como técnico que le ha llevado a dejar huella en Don Benito, Jerez y Extremadura UD con seis participaciones en fases de ascenso, dos por cada destino y en cinco llegando hasta la última eliminatoria, pero nunca logró celebrar el salto a la categoría de bronce del fútbol nacional. Después fue despedido del CD Badajoz en el mes de febrero de 2017. El club pacense decidió prescindir de sus servicios tras cuatro tropiezos consecutivos, cuando el equipo blanquinegro estaba a siete puntos del líder, el Cacereño.

Tras dejar el equipo pacense, Agustín Izquierdo probó suerte junto a Fael como segundo entrenador del Marbella en Segunda B en las últimas jornadas de liga. Al acabar esta temporada, la dirección deportiva del conjunto marbellí decidió no renovarle y Agustín Izquierdo firmó por el filial del Extremadura.

Sin embargo, un giro de los acontecimientos le llevó a sentarse en el banquillo del primer equipo, del que fue destituido, a finales de octubre de 2017, cuando el equipo de Almendralejo era séptimo clasificado en el grupo IV de Segunda división B con los mismos 15 puntos que el cuarto, la Balompédica Linense, y a sólo tres del líder, el Écija.

Hasta aquí la historia normal de los habituales movimientos de un mercado que está en ebullición, con los futbolistas a escasas tres semanas de volver al tajo. Lo significativo es que este paso se ha ejecutado sin consensuar con el actual técnico, y hasta la fecha director deportivo, Germán Crespo. El entrenador granadino tiene contrato en vigor y su continuidad fue ratificada el pasado miércoles durante un cónclave con los dirigentes de la entidad.

Sin consultar a Crespo

Pero desde el pasado martes nadie ha contactado con Crespo, ni le han consultado el cambio en el organigrama deportivo. Circunstancia que ha abierto un amplio abanico de especulaciones.

Además, se suma que la decisión de incorporar esta bicefalia se ha llevado a cabo en contra de la opinión de algunos pesos pesados del club. Incluso Tomás Membrado, interrogado el lunes por esta cuestión, aseguró a IDEAL no ser partidario de contar con dos responsables de la parcela deportiva «al ser una fuente de conflictos».

Todo esto está creando cierta incertidumbre en el seno de la plantilla. Los pesos pesados, y el resto de integrantes, están recibiendo suculentas ofertas de bloques de superior categoría. Desde el club se ha hablado con algunos de ellos para trasladarles tranquilidad y pedirles que tengan calma «porque en unos días todo estará resuelto».

Un ejemplo es Ángel de la Calzada. El cancerbero jienense fija como prioridad esperar al Real Jaén, sobre todo si sigue Germán Crespo al frente del equipo. Pero cuenta con múltiples ofertas, incluso del extranjero, y algunas de superior categoría (Balompédica Linense).

Así, los próximos días pueden ser muy movidos en la casa blanca.