Real Jaén

Miguel: «Me incorporé más tarde porque tenía ofertas de Segunda B, pero aposté por ser feliz»

Miguel Martín conduce el esférico durante el duelo del pasado viernes ante el Mancha Real./REAL JAÉN
Miguel Martín conduce el esférico durante el duelo del pasado viernes ante el Mancha Real. / REAL JAÉN

El delantero motrileño del Real Jaén destaca que desde el club les han explicado que «el tema de la plaza de Segunda B está al 50%»

JOSÉ A. GUTIÉRREZJaén

Fue el último en aterrizar pero desde que se puso a las órdenes de Alberto González se ha involucrado a fondo con el proyecto blanco. Miguel Martín ya sabe lo que es marcar con la camiseta del Real Jaén. Firmó el pasado viernes el tanto con el que el conjunto de la capital jienense se adelantó en el marcador ante el Atlético Mancha Real en Villargordo.

«Fue un orgullo muy grande marcar con el Real Jaén. Ángel tenía el balón y me lo envió en largo a la espalda de los centrales. Ahí aproveché mis cualidades para definir ante el cancerbero rival. Soy un jugador al que le gusta pelear, rápido y con buen golpeo. Intento sacar rédito de mis condiciones», explicó ayer a IDEAL.

Además aclaró los motivos por los que se incorporó con retraso a las sesiones de trabajo. «Me dieron unos días porque tenía varias opciones de Segunda B. Pero al final aposté por ser feliz jugando al fútbol. Jaén es una ciudad que me encanta, la tengo cercana porque mi pareja tiene familia. Contaba con cuatro o cinco equipos de superior categoría interesados, incluso pude hacer la pretemporada con el primer equipo del Huesca. Pero hablé con Andrés y su proyecto me dio mucha seguridad. Me interesa trabajar a largo plazo y aquí me han dado eso». Miguel ha firmado por un año pero con «opción a ampliar la vinculación».

Miguel Martín es el ariete elegido para convertirse en el referente ofensivo del nuevo proyecto liderato por el técnico toloxeño, Alberto González. Una tarea nada fácil porque el motrileño deberá hacer olvidar a un Antonio López que durante muchas semanas presumió de ser el máximo artillero nacional. «Es un reto, pero las cifras están para romperlas. Intentaré superarlo. Si alguien ha dejado un listón me toca superarlo». Asegura que de la plantilla «me llevo muy bien con Jorge Vela, con el que coincidí en las categorías inferiores de las selecciones, nos proclamamos campeones de Andalucía».

Trayectoria

Se trata de un pelotero con experiencia en Segunda B y que en diciembre de 2017 debutó en Segunda A. Lo hizo en el Sevilla Atlético y de la mano de Tevenet.

Martín comenzó a jugar en el Motril hasta que con catorce años lo firmó el Real Madrid. Regresó al año «porque no me fueron bien las cosas, tampoco los estudios, y echaba de menos a mis padres». Al poco firmó por el Granada 74 y de ahí al Santa Fe y al Almería, donde le bastó una temporada para que el Sevilla le echara el ojo.

«Me marché para hacer realidad un sueño. En parte se cumplió con el debut en Segunda A. Jugando bastantes partidos. Y siempre busco eso, ser feliz. Mi lugar está en Jaén y debo luchar por devolver a este club a donde se merece».

Comenta que le ha sorprendido la ciudad y la entidad. «Vengo de Sevilla y todo el mundo me ha recibido como si fuesen de Primera División. Nuestro césped se está poniendo a punto y nos tratan como a un equipo de superior categoría».

Disfrutó de 40 minutos ante el Granada y el viernes de 45 minutos frente a los verdes. «Sumando minutos para ponerme a punto para lo importante que es la liga».

Como futbolista, Miguel Martín se define «muy peleón y con buen golpeo, soy delantero centro puro aunque me gusta caer a banda para recibir y disparar».

Interrogado por las posibilidades de ascenso señala que «todo pasa por ser un equipo. Si lo logramos tendremos posibilidades. Encontraremos dificultades, pero formamos un grupo de buenos jugadores, elegidos de distintos sitios y algo tendremos para estar en el Real Jaén».

Martín reconoce que han hablado con el presidente, Andrés Rodríguez, sobre el tema de la puja por la plaza en Segunda B. «Sí, pero nos han dicho que la cosa está al 50%. Todo puede pasar. Hay otros clubes que la quieren. He jugado en Segunda B y es una categoría muy bonita». Lo cierto es que varias informaciones apuntaban ayer a que la plaza sería asignada al Andorra de Piqué, que conseguiría enlazar dos ascensos en un mes. Y todo al retorcer una reglamentación que señala que tienen preferencia los equipos de la Federación de la entidad que ha descendido, pero no dice explícitamente que debiera militar en la categoría inferior en el último curso.

Del nivel del Grupo IX destaca que no le preocupa, «lo importante es que seamos nosotros mismos y nos comportemos como una familia unida». El equipo descansa hoy domingo y mañana vuelve a ejercitarse con la mente puesta en el duelo ante el Linares (martes, 21:00 horas en Linarejos). «Ya me han hablado de estos partidos y de la rivalidad que se vive. Ya me enfrenté a ellos cuando el homenaje a Fran Carles».

Nació un 25 de febrero de 1997 y mide 1.79 metros. En la categoría de plata del fútbol nacional disputó un total de 10 encuentros, dos de ellos como titular, para sumar 363 minutos. No logró marcar. Y a la hora de elegir a un delantero lo tiene claro, Diego Costa.