Real Jaén

Membrado: «En el play off se han producido situaciones anómalas que estamos investigando»

La derrota ante el Algeciras todavía colea en el seno de la entidad jienense./JUANDE ORTIZ
La derrota ante el Algeciras todavía colea en el seno de la entidad jienense. / JUANDE ORTIZ

El máximo mandatario del Real Jaén justificó el aterrizaje de un nuevo director deportivo «para corregir lo errores del curso pasado»

JOSÉ A. GUTIÉRREZ

Hay dudas, que una vez vertidas, levantan enormes ampollas. El máximo mandatario del conjunto blanco destiló ayer en SER Deportivos unas declaraciones que no sentaron nada bien en el seno de la plantilla del Real Jaén. «Se han producido circunstancias anómalas en este play off. Es posible y se está investigando», espetó Tomás Membrado, aunque a renglón seguido se negó a profundizar en el tema: «No me puedo pronunciar sin contar con unos datos que no tengo todavía».

El asunto no es nuevo. Ya la semana pasada, tras la derrota ante el Algeciras corrió como la pólvora una acusación vertida en redes sociales desde la cúpula de la entidad jienense. Entonces se apuntaba a lo extraño de haber perdido por cero a dos el encuentro y se miraba hacia la elevada cuota que se pagaba precisamente por ese resultado.

Unas insinuaciones que no han sentado nada bien entre los integrantes del conjunto blanco y que se suman a la incertidumbre que está viviendo la entidad en los últimos días.

Lo cierto es que, tras la obligada semana de reflexión, el máximo responsable del Real Jaén sigue asegurando sentirse con «fuerza» para mantenerse al frente de un proyecto que cumplirá su tercer año consecutivo en Tercera División. Una mancha para un club con aroma a superior categoría.

Membrado apuesta por un proyecto ambicioso, en lo deportivo, pero austero en lo económico. «La apuesta será por ascender, corrigiendo los errores cometidos». Y entre ellos, además de los deportivos, que se pretenden corregir con el aterrizaje de un director deportivo, está el gasto desorbitado que se ha producido durante los dos últimos ejercicios.

«Hay que equilibrar el presupuesto. Se ha ido este año mucho y no se ha conseguido ascender. Hay que lograr el objetivo con un presupuesto acorde a las posibilidades del club. He pedido la colaboración de toda la ciudad, afición, instituciones y empresas», repite como un mantra Membrado, que no cesa de pedir ayuda subrayando que «el Real Jaén será lo que la afición y Jaén quieran». Para añadir: «No queremos lucro con esto, todos los ingresos serán para el club, como ha sido hasta ahora».

Y sobre el tema del director deportivo aclaró que su figura es necesaria para que «esté esta parcela mucho más controlada. Porque se han cometido errores esta temporada y así lo consideró el Consejo de Administración». Una piedra más en el camino del técnico granadino Germán Crespo, que ayer mantuvo un cónclave con los responsables de la entidad. En el horizonte el futuro proyecto deportivo, que sigue supeditado a la respuesta de Agustín Izquierdo y la oferta para que ocupe el cargo de director deportivo. Al cierre de esta edición, el que fuera jugador blanco, no había trasladado todavía su decisión.

Césped en mal estado

Tampoco es insignificante el problema del césped del Nuevo La Victoria. «No es cuestión de contratar un nuevo jardinero. Este año no ha llovido en primavera. El césped supondría gastar 300.000 euros de mantenimiento y nuestras necesidades nos llevan a tener que priorizar en invertir ese dinero en tener una mejor plantilla».

Membrado también se quejó de la postura de la Seguridad Social, que calificó de «sorprendente». «Esta directiva tiene a todos los empleados dados de alta y no entendemos que, cobrando un buen dinero, quiera acabar con esta empresa. Los argumentos ya están en el juzgado». Y añadió que «en la fecha de abril de 2020 también está trabajando nuestro gabinete jurídico».

Por último calificó las críticas hacia Andrés Rodríguez de «injustas», «ya que se hacen desde el desconocimiento. Sigue colaborando conmigo y si yo le pido que siga colaborando con el Real Jaén lo hará. Era una decisión complicada que debía tomar».