Real Jaén

Manu Alemán y Ernestas Juskevicius, en el primer entrenamiento del Real Jaén de Crespo

El meta alemán de origen lituano, Ernestas Juskevicius y el central canario, Manu Alemán, posan con las camisetas del Real Jaén. :: josé a. gutiérrez/
El meta alemán de origen lituano, Ernestas Juskevicius y el central canario, Manu Alemán, posan con las camisetas del Real Jaén. :: josé a. gutiérrez

La plantilla realizó ayer la primera sesión de trabajo en el Nuevo La Victoria, con presencia de algunos aficionados blancos ávidos de fútbol

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Con la plantilla casi cerrada, solo falta una ficha sub 23 que podría dejarse libre para analizar la evolución del zoco de peloteros con clase, y con el aterrizaje de las dos últimas incorporaciones adelantadas por IDEAL, el meta de origen lituano, Ernestas Juskevicius y el central de origen canario que ha ascendido este curso con el Atlético Malagueño, Manu Alemán, arrancó ayer el nuevo proyecto de un Real Jaén que de la mano del técnico granadino Germán Crespo espera recuperar la categoría de bronce del fútbol nacional.

Tras la primera sesión de trabajo de la pretemporada, la entidad presentó en sociedad a sus dos últimas incorporaciones en el mercado de futbolistas. Dos jugadores jóvenes con el denominador común de la calidad y un futuro prometedor

Así las cosas, Manu Alemán se mostraba feliz por su llegada al club blanco. «Tenía varias ofertas y la que más me llamaba la atención era la del Real Jaén que tiene como objetivo el ascenso a Segunda B. Espero ayudar para llevar a este club al sitio que se merece». Añadió que «la diferencia con el Atlético Malagueño es que el Real Jaén es un equipo de una ciudad. Fue importante el año pasado pero sería mayor logro el ascenso con el club jienense que ascender con un filial».

Explicó su salida del Malagueño: «A principios de temporada estaba muy bien hasta que cambiamos de entrenador que no quiso contar conmigo para esta temporada y así llegó el Real Jaén y estoy contento de esta oportunidad», aseguraba Alemán que vive esta experiencia como «un reto futbolístico y todos los jugadores queremos conseguir el ascenso de categoría. La competencia es buena y sana».

En cuanto a sus cualidades destacó que pasan «por tener el balón, hacer buenos cambios de orientación, que quizás sea mi principal virtud y conmigo podemos sacar la pelota jugada. En el primer entrenamiento he visto que hay mucha calidad en esta plantilla, un juego intenso, vamos todos a por una y podemos conseguir el objetivo. Tengo buenas sensaciones, me vi con ritmo y con total seguridad que es lo que necesita un jugador», finalizaba el central blanco.

Por otra parte, Juskevicius se presentaba con ilusión y con ganas de comenzar a jugar. «Es una gran oportunidad y vengo con mucha ilusión de empezar este proyecto y que salga todo bien y poder ascender a Segunda B, ya que venimos con un gran equipo que podemos competir muy bien».

Aclaró que no había firmado por ningún equipo y subrayó que llega «de la cantera del Málaga donde he entrenado varias veces con el primer equipo en el que me he hecho mejor portero. Empecé a jugar con unos ocho años en Roquetas de Mar y a los dos años me marché a Málaga donde he terminado mi contrato y he venido aquí», declaraba Juskevicius que ve una gran relación con su compañero en la portería: «Ángel es muy buen portero y nos disputaremos los minutos, intentaré jugar lo máximo posible y yo creo que tendremos una gran relación».

El nuevo guardameta jienense, que ha firmado por dos años, terminaba asegurando que va a ser un año muy bonito. «Tengo buenas sensaciones, me he sentido cómodo con mis compañeros, seguro y hay una gran plantilla para hacer grandes cosas esta temporada».

Datos

Juskevicius, nacido en 1999, con 1,88 metros, llega procedente del juvenil del Málaga CF. Ha disputado 25 partidos con el juvenil A y ha participado en 25 entrenamientos con el primer equipo.

Es un portero con una enorme proyección que llega la casa blanca a disputar la titularidad al jienense Ángel de la Calzada.

De Juskevicius, sus responsables en la entidad malagueña afirman que «destaca por su depurada técnica, así como por su capacidad para leer el juego y transmitir seguridad bajo palos. Líder en el terreno de juego, inteligente y tremendamente eficaz en sus intervenciones». Añaden que es un portero diestro, pero con buen manejo de su pierna izquierda y muy seguro en el juego aéreo.

Por su parte, Manu Alemán, futbolista de 20 años que esta temporada ha ascendido con el Atlético Malagueño a Segunda División B. Ha disputado 23 partidos, entre ellos el duelo en el Nuevo La Victoria donde jugó los 90 minutos, 19 de ellos como titular para un total de 1.695 minutos y firmó un tanto.

Llegó al Malagueño la pasada campaña procedente del Almería. Nacido en Telde, mide 1'91 metros, y en tierras almerienses jugó en el Juvenil División de Honor. Se trata de un central zurdo con un gran trato del esférico y mucha calidad para sacar la pelota jugada desde atrás, algo que le permite también jugar en el centro del campo. Rápido al corte y con un gran desplazamiento en largo. Empezó jugando en Telde y de ahí pasó por el Huracán y por Las Palmas. Llegó incluso a pertenecer a La Masía cuando era cadete, aunque las lesiones impidieron que brillara en tierras catalanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos