Real Jaén

Juanma Espinosa: «Somos un bloque que somete al rival»

Juanma Espinosa desea ascender con el Real Jaén a la categoría de bronce del fútbol nacional./JUANDE ORTIZ
Juanma Espinosa desea ascender con el Real Jaén a la categoría de bronce del fútbol nacional. / JUANDE ORTIZ

El centrocampista del Real Jaén destaca «la tranquilidad que aporta al trabajo diario cobrar cada mes sin problemas, solo se habla de fútbol»

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Es uno de los futbolistas franquicia de este Real Jaén. Y uno de los referentes para la afición blanca. Juanma Espinosa desechó una importante oferta del Pontevedra este verano para jugar en Segunda B. Conjunto que ha vuelto a llamarlo en el zoco invernal para reforzar su plantilla. Pero el centrocampista natural de Arbuniel prioriza la parte emotiva de jugar en la entidad que lleva grabada en su corazón al dinero o a cualquier otro tipo de motivación.

Espinosa subraya el buen ambiente de trabajo que existe en el seno de la plantilla. «Estamos entrenando con mucha intensidad, preparando el partido del domingo donde esperamos sacar los tres puntos», dice.

Sobre la llamada del Pontevedra destaca que «volvieron a insistir porque tuvieron un problema con un jugador lesionado de larga duración». «Fueron tres mensajes y les dije que no tenía intención de salir», añade.

Durante esta temporada le ha tocado jugar en el centro del campo tanto con Fran Hernández, Cervera o Alberto Heras. «Cada uno tenemos nuestras virtudes y nuestros defectos. Me encuentro cómodo con todos, con todos me divierto porque entendemos el fútbol de la misma manera. Todo el equipo está confeccionado para desarrollar un juego asociativo, intentando llevar el esférico al área contraria relacionándonos con nosotros. De forma algo más pausada pero efectiva. Hay que seguir trabajando y creciendo, para eso están los entrenamientos para conocerse», comenta.

Fuera del terreno de juego tiene más relación con «los que son de por aquí». «Los que tenemos niños también. Aunque el buen rollo está latente en este grupo. Todos tenemos buen corazón y queremos el mismo objetivo. Y el entrenador también contribuye a ese buen ambiente que hay en el vestuario», expone.

A la hora de decidir los lanzadores de faltas, Juanma explica que «las que son laterales y alejadas es el míster el que toma la decisión». «Pero las que se producen en la frontal del área es una decisión del momento. Por ejemplo, el otro día ante el Huétor Tájar quería tirarla Mario Martos y le pedí que me la dejara. Vamos hablando y es algo que se nota en la mirada. Cuando hay confianza, el jugador coge la pelota y los demás lo respetamos. El día del Motril tiré yo la primera y Fran la segunda, así que nos vamos turnando también», explica el jugador.

A Mario le dijo que la metía, que estaba seguro. «Él quería lanzar la falta pero le dije déjamela que la voy a meter. El otro día cogió el balón decidido para el penalti».

Este domingo tocará volver a remar en un campo de reducidas dimensiones y en un césped maltrecho que ya está presupuestado para ser cambiado. «Esta categoría tiene esas cosas - apunta - . Los campos son de todo tipo. Intentaremos amoldarnos al terreno de juego con nuestras armas. Sabemos que no será fácil porque los rivales dan todo lo que llevan dentro. Lo necesitan porque somos un bloque que somete al rival. Queremos estar el máximo tiempo posible en campo contrario y aprovechar las oportunidades que tengamos».

Al medirse también esta semana El Palo y Linares, «el partido cobra más importancia», dice. «Es un enfrentamiento directo y alguno de los dos o ambos se dejarán puntos. Nosotros tenemos que sacar los tres puntos y pase lo que pase mantener la tranquilidad porque queda mucho y en la segunda vuelta siempre pasan cosas extrañas», apostilla.

Futuro

Juanma tiene firmados tres años. «Ya vendrá el futuro. Ahora estoy centrado en intentar quedar lo más arriba posible, si puede ser primeros mejor y ascender. El objetivo es estar en Segunda B», refiere.

El equipo cobra religiosamente cada mes. «Todo está tranquilo y es una de las bases para que las cosas funcionen. Se coba cuando toca y así solo te preocupas de jugar al fútbol. En el vestuario se habla de lo que se tiene que hablar. Tenemos esa tranquilidad».

El Real Jaén se ha medido ya a dos de los equipos llamados a pelear con los blancos por los puestos de privilegio del Grupo IX. CD El Palo y Linares Deportivo, primero y segundo en la tabla clasificatoria, «son dos conjuntos distintos y hacen un fútbol diferente. Para mi gusto el Linares llegó demasiado pronto. Tanto por el entrenador como por los jugadores que tienen me gusta mucho más el Linares, por su forma de jugar que es la que más me gusta. El Palo tiene sus armas pero al Linares lo vi mucho mejor», explica.

Llevan tres semanas entrenando en césped artificial porque, como dice, «con el tiempo que está haciendo es necesario cuidar el césped».

 

Fotos

Vídeos