Real Jaén

Juan Delgado disipa las dudas

Juan Delgado hizo doblete para el Real Jaén, que vuelve a la senda del triunfo. Celebración del segundo gol. /JUANDE ORTIZ
Juan Delgado hizo doblete para el Real Jaén, que vuelve a la senda del triunfo. Celebración del segundo gol. / JUANDE ORTIZ

El conjunto blanco mantiene seis puntos de ventaja sobre el Linares a falta de cinco jornadas para que finalice el presente curso liguero | El Real Jaén recobró el camino de la victoria ante un Alhaurín de la Torre muy incisivo

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El mundo del fútbol tiene infinidad de leyes. Cuando no culminas tus ocasiones acabas sufriendo y sumergido en un mar de dudas e incertidumbre. Cunde la desazón y el rival se crece al oler sangre. Pero este Real Jaén cuenta con una legión de curtidos peloteros con mucha clase y calidad en sus botas, que disipan las dudas de leguleyos que, tras dos empates, ya afilaban dagas y machetes .

Ayer el Alhaurín de la Torre dio con la criptonita para maniatar a 'SuperLópez' pero tomó el relevo un Juan Delgado que ha aprovechado la oportunidad que le ha brindado Germán Crespo, colocando dos referentes ofensivos, para firmar tres dianas en las dos últimas jornadas.

Sus goles sirven para mantener los seis puntos de ventaja sobre el Linares Deportivo a falta de cinco jornadas para que finalice el presente curso liguero.

El rival se presentó en la capital jienense con un viejo conocido como Pepelu en el banquillo, una plantilla muy joven, plena de calidad y con un cancerbero alto y veterano, Goyo. Y en la primera acción del partido el meta visitante mostró sus cualidades resolviendo el peligro en una acción que inició Jorge Vela por banda y culminó Armero.

Había que despejar cualquier tipo de dudas y los blancos apostaron por no dejar los deberes para el final. Achuchaban desde el inicio, desplegando ese fútbol dinámico y armonioso que están destilando los de Germán Crespo durante el presente curso liguero.

Los blancos martilleaban el área visitante, pero sin fortuna. El Alhaurín no renunciaba al ataque y sacó las garras en una contra en la que avisó de que sus intenciones no eran las de ser un simple espectador en el Nuevo La Victoria.

En un saque de esquina la pizarra de Crespo estuvo a punto de dar sus frutos. Juanma Espinosa recibió en el primer palo pero Goyo acabó blocando el esférico con seguridad.

Llegados al ecuador del primer round el Alhaurín reclamó un posible penalti en el área local. Antoñito encaró a Ángel de la Calzada pero el colegiado no apreció infracción.

Antonio López intentó, sin fortuna, su segundo remate de chilena en el minuto 25. La insistencia del Real Jaén se tornaba insolente.

Y el premio a la tozudez llegó pasada la media hora. Manu Alemán centró desde la derecha un balón que acabó, con algo de fortuna después de que no conectaran con él Vela y López, en poder de Juan Delgado que fusiló a Goyo.

En racha el ariete astigitano que llegó a la casa blanca en el zoco invernal. Marcó la pasada jornada en el duelo ante el CD El Palo y sumaba su quinto tanto desde su aterrizaje en Jaén.

Pero el Alhaurín no bajaba los brazos y la defensa jienense tuvo que emplearse a fondo para salvar una acción que estuvo a punto de convertirse en el empate.

La lluvia hacía acto de presencia en el coliseo blanco y el encuentro llegó al descanso con un Real Jaén que era el que proponía y arriesgaba ante un rival que esperaba sacar tajada del más mínimo error rival. Y tuvo sus opciones.

Germán Crespo había apostado, una jornada más, por colocar a dos referentes ofensivos de inicio. Por detrás un centro del campo de 'jugones' como Fran Hernández y Juanma Espinosa. No entró en la convocatoria un habitual como Juanca, debido a que se perdió el entrenamiento del sábado por la boda de su hermana.

Hay que recordar que en el duelo de la primera vuelta, disputado en Los Manantiales, los blancos se impusieron por uno a tres.

La consigna, en la reanudación, era asestar un nuevo golpe que finiquitara la resistencia de los de Pepelu y evitar la incertidumbre de un marcador tan ajustado. Máxime cuando el Linares Deportivo también ganaba su partido ante el Palo.

Por banda, con protagonismo de Jorge Vela y de Armero, con Choco y Ocaña como fieles escuderos se sucedieron las llegadas.

Un 'Ángel' bajo palos

Ángel de la Calzada apareció, con una mano salvadora por bajo ante Kike, para evitar el tanto del Alhaurín de la Torre en la mejor ocasión de los de Pepelu. Respondió Antonio López culminando un trepidante intercambio de golpes que daba por roto el rígido corsé táctico inicial con el que habían saltado al terreno de juego ambas escuadras.

La afición local festejaba las buenas noticias que llegaban desde Linarejos cuando tras un saque de esquina el colegiado señaló manos en el área de los locales. Kike no falló desde el punto de penalti.

Y respondió a renglón seguido el Real Jaén por mediación, una vez más, de Juan Delgado. Volvió a cazar un balón en el área para alojarlo en la jaula e insuflar una necesaria dosis de tranquilidad.

El Alhaurín no se daba por vencido y Ángel de la Calzada salvaba, una vez más, el tanto del empate en el minuto 64. El cancerbero jienense se mostró inexpugnable en el uno contra uno.

También demostró ayer su enorme calidad bajo palos Goyo. El meta del Alhaurín evitó que los locales aumentaran su renta y encararan exentos de nervios la recta final del duelo.

Crespo empezó a mover sus piezas. Salió Heras para oxigenar la parcela ancha del terreno de juego en sustitución de Espinosa. Y después fue Juan Carlos el que sustituyó a Juan Delgado, que recibió una cálida ovación del público local. Antes, Pepelu había realizado sus tres cambios.

El Alhaurín necesitaba muy poco para generar peligro. No en vano es el sexto conjunto más realizador del Grupo IX. De la Calzada, tozudo en su muro, firmaba el enésimo mano a mano que decantaba a su favor. Una pesadilla para los delanteros rivales. Y el culpable de que los de Pepelu no arañaran un punto.

En Linarejos los azulinos igualaban la apuesta blanca por lo que tocaba asegurar los tres puntos en el casillero blanco.

No pudo ser y el Real Jaén echó mano de experiencia con la intención de que el partido muriera sin sobresaltos. Se sufrió hasta el final, debido a que no se aprovecharon las ocasiones del primer round pero los tres puntos se quedaron en la faltriquera de los blancos.