Jonathan Rosales decidió el gran derbi

Jonathan Rosales decidió el gran derbi
ENRIQUE

Un penalti de Choco sobre Chendo y transformado por 'el mariscal' dio los tres puntos al Linares | Los blancos fueron mejores en la primera mitad y los azulillos perdonaron la sentencia a la contra en la segunda parte del choque

ÁNGEL MENDOZALINARES

Emocionante derbi, igualado, de tensión, de nervios, de fallos inexplicables y jugadores agigantados, como deber ser un encuentro entre Linares Deportivo y Real Jaén. Si en la primera vuelta los blancos se impusieron en La Victoria, esta vez le tocó a Linarejos acabar la tarde con fiesta, gracias al gol decisivo de penalti, obra de Jonathan Rosales, al comenzar la segunda mitad.

Precioso ambiente previo en la llegada de los autocares a la Plaza de la Coronación y a la Avenida Primero de Mayo. Hacía mucho tiempo que no se veían más de seis mil espectadores en Linarejos. El césped regulero, la grada fabulosa. Once de gala de los dos equipos y un enorme tifo en la Grada Joven con la leyenda «Un sentimiento inalterable desde 1909» junto a un mosaico de cartulinas blancas y azules, presidieron el salto de los equipos al campo.

Partido dedicado a los profesionales del Hospital San Agustín de Linares. Abrazo entre Rosales y Mario Martos, capitanes y amigos de su anterior etapa como azulillos. A partir de eso momento no hubo miramiento, los dos equipos buscaron con intensidad la pelota y el gol. Después de los primeros compases de tanteo, el Real Jaén fue embotellando a los mineros y dispuso de las mejores ocasiones hasta el descanso.

1 Linares Deportivo

Lopito, Miguelito, Espejo, Rosales, Josema (Juanfran, min. 85), Fran Lara, Anaba, Rodri, Chendo, Jorge Barba y Pablo Ortiz (Chinchilla, min. 69).

0 Real Jaén

Ángel, Choco, Moha, Fragoso, Manu, Cervera, Armero (Hernández, min. 62), Espinosa (Rentero, min. 62), Antonio López, Mario Martos (Raúl, min. 84)y Juanca.

Goles
1-0: Min. 7, Rosales, de penalti.
Árbitro
José Manuel Viñolo Payán, colegio sevillano. Mostró cartulina amarilla al local Josema y a los visitantes Manu y Hernández.
Incidencias
Partido correspondiente a la jornada 22 del grupo IX de Tercera División, disputado ante unos 6500 espectadores, casi un millar de ellos venidos de desde Jaén.

La primera fue del Linares. Un balón en profundidad para Chendo, pugna al choque con Fragoso que le tapó el primer disparo y el segundo, muy forzado y sin ángulo, acabó en córner. La respuesta blanca fue un Jugadón de Choco, se metió hasta la cocina y Juanca en el área, con toda la portería delante de sus ojos, la mandó cruzada fuera.

El Real Jaén se hizo con el control de la pelota a partir del minuto 15 e hizo sufrir a los mineros con un recital de llegadas. Primero Antonio López, recibió en el área y le pegó mordida, atrapó Lopito. En la siguen te López, con poco ángulo, encontró la punta de la bota de Anaba para que la pelota acabase en córner tras pasearse por el área pequeña.

La más clara fue de Juanca, balón en profundidad al desmarque, le sacó tres metros de ventaja a toda la defensa y, cuando estaba pensando por dónde iba a fusilar a Lopito, apareció como un rayo Miguelito y le robó la pelota. En la siguiente, Mario Martos y López la liaron en la corona del área, apertura para Choco, solo en la derecha, pase de la muerte y Mario Martos no llegó a empujarla en el segundo palo.

En ese tiempo el Linares intentó sacudirse la presión en acciones aisladas. Barba no estaba entrando en juego, pero Miguelito era la pesadilla de la defensa del Jaén, estaba en todas partes. Fran Lara se revolvió en el costado izquierdo y el disparo fue al cuerpo de Ángel. Barba lo intentó con un disparo durísimo desde la frontal que el meta repelió.

En esos instantes el partido se rompió. Era un correcalles. Nervios y tensión en el campo y en la grada, pero los dos equipos estaban imprecisos en ataque y defensa. Antes del descanso, sólo destacó una falta botada por espejo que Chendo cabeceó por encima del larguero.

La segunda mitad iba a empezar de cara para el Linares. Balón al espacio a los 6 minutos, Chendo con Choco en la puga, cuando el delantero azulillo le ganó la marca y se escapó, el lateral le derribó y el colegiado decretó penalti, pero le perdonó la amarilla a Choco.

Rosales, el especialista, demostró su condición con sangre fría y engañando al meta jienense, que se venció a su derecha. El 1-0 hizo explotar de júbilo Linarejos y dejó a los visitantes esa sensación amarga de haber perdonado demasiado en la primera mitad.

Ahora el Linares estaba crecido. A balón parado Josema la peinó en el punto de penalti, pero el balón no cogió dirección a puerta. Así que Germán Crespo reordenó a los suyos, se fueron de una tacada Armero y Espinosa, entraron Rentero y Hernández al cumplirse la hora en el crono.

Pero los mineros estaban sólidos atrás, Rosales estaba secando a Antonio López y a la contra buscaba el segundo el Linares. En una bonita acción de paredes entre Chendo y el recién entrado Chinchilla, el meta Ángel salvó saliendo a los pies del segundo. A la contra la estaban buscando y el Jaén frenaba de cualquier manera las acometidas de los locales, con la presión del reloj.

La grada cantó el gol de Fran Lara en el 35 de la segunda, contra de libro y su disparo desde la derecha, sin oposición, se estrelló en el lateral de la red. Crespo metió más poderío arriba para el tramo final, quitó a Mario Martos, abroncado por la que fue su afición, y entró Raúl. Antonio López metió en ese momento el susto a la parroquia local con un disparo seco, abajo, que atajó Lopito.

Chendo tuvo el 2-0 en un mano a mano con Ángel, se escapó de Fragoso y se llenó de balón al entrar al área, mandando su zapatazo a la grada. Arsenal sabía que hacía falta un eslabón más en el medio campo si querían matar a la contra y metió a Juanfran por Josema. Los blancos apretaban, pero no llegaban de forma clara, ni en jugada, ni a balón parado, mientras toda la familia azulilla se mantenía con el corazón en un puño esperando que pitase el colegiado.

Con el final del partido, con Anaba clavado de rodillas dando gracias al cielo, el Linares le devolvió al Real Jaén el 1-0 de la ida, le recorta de 4 puntos a sólo 1 la distancia en la clasificación y recuperó la senda de la victoria en Linarejos. Queda toda una segunda vuelta por delante para que ambos peleen con El Palo por ser el campeón del grupo IX al final de la temporada.