Real Jaén

Goleada en la V Copa Presidente Diputación para suturar heridas

La plantilla del Real Jaén y el cuerpo técnico celebrando el título conseguido ayer en Ibros./BESTPHOTSOCCER/REAL JAÉN
La plantilla del Real Jaén y el cuerpo técnico celebrando el título conseguido ayer en Ibros. / BESTPHOTSOCCER/REAL JAÉN

El Real Jaén firmó su segundo título en Ibros al superar al CD Tugia Juego Limpio con los tantos de Mario Martos (3), Antonio López, Manu Alemán y Moha

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El Real Jaén se impuso con claridad en la final de la V Copa Presidente Diputación Provincial de Jaén a un CD Tugia Juego Limpio que dio la cara y que, pese a la goleada (6-0), dejó detalles interesantes en Ibros y no se rindió hasta el final buscando un tanto con el que agradecer el calor que desde la grada recibió de una afición que, de forma masiva, se desplazó para alentar a sus jugadores.

Los de Germán Crespo 'cosen' con goles las heridas de una semana complicada que hoy vivirá un nuevo episodio con la rueda de prensa (12:30 horas) del técnico granadino. Pero esa historia se contará mañana.

Ayer, en los prolegómenos del choque Juan Carlos se resintió de sus problemas y tuvo que ser sustituido en el once por Víctor Armero. Otro posible problema para el duelo jienense del domingo, en el Nuevo La Victoria, ante el Martos CD.

Para el CD Tugia Juego Limpio ayer fue un partido para la historia. La primera vez que este club se enfrentaba en partido oficial al Real Jaén CF y además era su primera final en la Copa Presidente Diputación Provincial de Jaén, la segunda para los de la capital jienense que se hicieron con el trofeo en su segunda edición, disputada en 2015, al imponerse en los penaltis por 3-4 al Atlético Mancha Real. Lo hicieron después de un partido igualado que terminó con el resultado de empate a cero, en un duelo que acogió el estadio Matías Prats de Torredonjimeno.

El primer campeón de este torneo fue el Linares Deportivo, que venció al Atlético Porcuna por 0-3, en 2014, también en la localidad tosiriana.

En 2016, el campeón fue el Begíjar CF al ganar por 2-0 al Vilches CD. Esta vez la final se disputó en el Campo Municipal de Fútbol de Baeza. Y ya el año pasado, el CD Torreperogil superó al Villargordo CF (2-1) en Linarejos.

Los blancos firmaron los primeros acercamientos. Dominaban el esférico ante un Tugia Juego Limpio que intentaba copiar la táctica de los rivales ligueros de los de la capital jienense. Encerrados atrás, ordenados, y con el cuchillo afilado para asestar una puñalada en alguna contra eléctrica.

El primero en golpear fue el Real Jaén en el minuto 13. Jorge Vela puso un centro medido al corazón del área y Antonio López, generoso, cedió de cabeza a Mario Martos que fusiló al meta local. Los jugadores de campo y los del banquillo celebraron el tanto formando una piña en la zona técnica.

Manu Alemán, a la salida de un saque de esquina, estuvo a punto de ampliar la renta, pero su disparo se perdió fuera por poco. Y a renglón seguido fue Moha el que probó al meta Xurre, el héroe de la semifinal.

El CD Tugia, como buen finalista, tenía algo que decir y a la media hora de juego pudo lograr la igualada. Juskevicius desvió un disparo, con mucha intención, de Felipe. Pero en la siguiente acción Mario Martos firmó su segundo tanto tras asistencia de Moha al segundo palo.

Antes del partido desde el CD Tugia Juego Limpio se anunciaba que se habían vendido más de doscientas entradas. Lo cierto es que en la grada eran mayoría.

Los de Crespo seguían haciendo concesiones en defensa. Poco expeditivos y demasiado blancos, uno de los aspectos a mejorar en las próximas jornadas.

Más goles

Si el partido de ayer tenía que servir para algo, era en gran parte para rehabilitar y sumar peloteros a la causa. Y ahí apareció Manu Alemán para hacer el tercero. En el minuto 43 se hizo con el esférico en el área y no falló con la definición.

A los dos minutos de la reanudación, Mario Martos devolvió el detalle al delantero granadino Antonio López en una acción que supuso el cuarto tanto del Real Jaén.

El interés del duelo tornó en conocer si el Real Jaén cicatrizaría sus heridas con una goleada aún mayor. Muchos peloteros con clase sobre el campo con ganas de demostrar que tienen un hueco en este equipo. Entre ellos, con muchas ganas Moha, muy activo toda la noche.

El Real Jaén, muy superior, siguió disfrutando de ocasiones en las botas de Antonio López.

La afición del Tugia no decaía. Animaban sin cesar, su fiesta consistía en estar. Empujaban a sus jugadores para poder festejar un gol. Y ya habían tenido sus opciones. Incluso Juskevicius ganó la mano en un uno contra uno ante Jopi. El conjunto de Peal de Becerro seguía buscando incansablemente su gol.

Vela se topó con el palo, pero el que sí marcó fue Mario Martos, para cerrar su hat-trick en el minuto 81. La jugada la inició Fran Hernández que conectó con Raúl García para que asistiera al jugador jienense.

Si Mario Martos dejó claro ayer que ha regresado para quedarse, tras superar una complicada lesión que le había mantenido fuera del equipo en el arranque liguero, también fue el día de Moha, que pudo celebrar un gol que buscó con mucho ahínco. Más que merecido.

 

Fotos

Vídeos