Real Jaén

Ensayo fallido para el ascenso

'Superlópez' celebra el gol que abría el marcador. /JUANDE ORTIZ
'Superlópez' celebra el gol que abría el marcador. / JUANDE ORTIZ

Antonio López firmó su tanto número 29, igualando a Leo Messi, y tuvo el triunfo en el último suspiro con un testarazo que repelió el larguero | El CF Motril frena al Real Jaén y evita su victoria número trece con un Josemi muy inspirado

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Nadie dijo que el camino estaría libre de obstáculos. En este mundo del fútbol los días de vino y rosas suelen tener temprana fecha de caducidad. La alegría no es eterna, pero estaría bien no perder la perspectiva de los insobornables guarismos. El Real Jaén lidera la tabla con 85 puntos, ocho de ventaja más el golaveraje general sobre el segundo clasificado, cuando restan siete jornadas para que finalice la competición liguera.

Cierto es que lo de ayer tenía apariencia de ensayo de play off. Tanto por el rival como por el ambiente festivo en unas gradas pobladas con más de 6.000 aficionados deseosos de ver ganar a los suyos.

Pero las rachas siempre tienen su fin. Ningún equipo nacional había conseguido ganar sus doce últimos duelos. El Real Jaén tropezó en casa pero sin dar muestras de que su fútbol se haya agotado. Dominó y tuvo sus ocasiones siendo fiel a la filosofía que le ha llevado a firmar unos registros históricos. Este empate no debe desviar la atención sobre lo verdaderamente importante.

El Motril se mostró como un bloque muy ordenado y aseado atrás que supo aprovechar una de las dos oportunidades que disfrutó durante los 90 minutos reglamentarios para arañar un punto y poner fin a la impoluta trayectoria de un Real Jaén que hasta ayer lo había ganado todo en 2019.

Con el partido empezado no paraba de entrar gente en Tribuna. La iniciativa de la directiva jienense había dado sus frutos en las gradas con una de las mejores entradas de la temporada.

El Real Jaén es un bloque de costumbres. Arranca cada encuentro con la portería rival entre ceja y ceja. Imprimiendo un fuerte ritmo.

A los diez minutos Raúl García, que volvía ayer a la titularidad ante su exequipo, tuvo la primera oportunidad del duelo con un disparo de cabeza al que le faltó potencia y que salvó Josemi.

Antonio López se marchó en velocidad, su lanzamiento lo desvió un central motrileño y el máximo artillero de Tercera División inauguró el marcador firmando su tanto número 29 en competición liguera. El delantero granadino mantiene un idilio amoroso con el gol. El disparo dibujó una parábola que se convirtió en una vaselina perfecta para superar al meta rival. Un tanto con el que iguala a Messi. Muy atrás quedan los 27 que firmó en Loja en el pasado curso.

El despliegue físico que exhiben los blancos en cada duelo es portentoso. Ayer ahogaban los baldíos intentos motrileños de sacar la pelota desde atrás con una presión alta que incomoda el juego rival.

El Motril acusó el golpe. Tras perder sus tres últimos encuentros, prácticamente se había despedido de sus opciones de pelear al Antequera la cuarta plaza.

Josemi se lució para evitar que Mario Martos ampliara la renta de los locales. Cuando mejor estaba el Real Jaén llegó el tanto del empate. Una acción por la derecha que acaba con un centro de Vela y Darío, en el segundo palo, remató de cabeza a la jaula.

La primera llegada elaborada del Motril acabó en gol. Máxima efectividad. Minuto 33 y tocaba volver a remar en un partido nuevo.

Salvado en boca de gol

Respondió el conjunto local con una acción que salvó, bajo palos, la zaga. Pase en banda de Raúl García y al segundo palo Antonio López remataba libre de marca pero sin la precisión habitual.

La fuerza de un gol. Si hasta este momento el Real Jaén había dominado de forma tiránica todas las facetas del juego, tras el uno a uno el Motril recobró la fe y empezó a destilar la calidad que atesoran sus futbolistas. Los de José Manuel García terminaron el primer round muy entonados y desbordando a unos blancos que parecían desconcertados por el contratiempo.

Tras el descanso Germán Crespo apostó por mover sus piezas. Se quedó en la caseta Mario Martos y entró Víctor Armero.

La idea de los jienenses pasaba por volver a repetir el inicio eléctrico del primer periodo. El Motril estaba bien posicionado sobre el terreno de juego. Agazapado, guarnecido atrás, esperando su oportunidad para asestar otro golpe mortal.

La dudas empezaban a pasearse por las gradas del coliseo blanco. Un disparo cruzado de Borja se marchó cruzado, muy cerca del palo.

La maquinaria blanca no carburaba y Crespo apostó por jugar con dos delanteros. Raúl García, muy activo durante todo el partido, dejó su sitio al ariete, fichado en el zoco invernal, Juan Delgado.

Intercambio de golpes

Vela se marchó pero se topó con un Ángel de la Calzada bien colocado que blocó el esférico. Y a renglón seguido el meta jienense volvía a evitar el segundo tanto motrileño. Demasiados avisos para el líder.

Josemi también estaba muy inspirado. Ganó la mano al delantero granadino en el minuto 65 para salvar una acción de mucho peligro.

El técnico granadino agotó sus cambios. En el 68 oxigenó la parcela ancha del terreno de juego dando entrada a Heras por Espinosa.

Un disparo de Cervera se cantó como gol en una grada que empezaba a animarse con un Real Jaén que daba muestras de mejoría en su fútbol. El Motril parecía dar por bueno el empate y dejaba pasar el crono. Tras un saque de esquina el esférico se estrelló en la madera. Había rematado con la testa Dani Fragoso. El Motril pedía armisticio ante un Real Jaén volcado buscando dejar los tres puntos en su casillero.

Quedaban diez minutos para no poner punto y final a una racha descomunal de 12 victorias consecutivas. Pero el Motril había decidido que el balón se disputara durante el menor tiempo posible.

Los minutos pasaban sin que los blancos lograran poner en aprietos al meta Josemi. Así se llegó al minuto 90. El colegiado añadió cinco minutos. Y el Real Jaén pudo decantar el duelo a su favor a balón parado.

Víctor Armero puso el centro al área y Antonio López, viniendo desde atrás, tuvo el tanto de la victoria con un remate que se estrelló en el travesaño. Toca pensar en otro duelo de máxima exigencia. El domingo el Real Jaén visita al Palo.