Real Jaén

El club blanco ofrece una imagen de unidad

Los jugadores del Real Jaén quisieron mostrar su apoyo al técnico granadino Germán Crespo./JOSÉ A. GUTIÉRREZ
Los jugadores del Real Jaén quisieron mostrar su apoyo al técnico granadino Germán Crespo. / JOSÉ A. GUTIÉRREZ

El técnico granadino responsabiliza a los jugadores apartados de intentar desestabilizar el vestuario con el objetivo de forzar su salida. Germán Crespo compareció ayer en rueda de prensa acompañado por todos sus jugadores

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Una puesta en escena para cerrar filas en torno a Germán Crespo. Una imagen que dice mucho, por lo que muestra, pero también por lo que no se ve. Porque habría que traducir el porcentaje de marketing y de necesidad de remar juntos como única vía para salir de una situación complicada. Porque lo importante es una entidad con una 'mala malísima salud de hierro' y para no echarle más tierra hay que ascender esta temporada a la categoría de bronce del fútbol nacional.

El técnico granadino compareció ayer en la sala de prensa del Real Jaén arropado por sus jugadores. Y con ellos como fieles escuderos dio su versión sobre el esperpento vivido esta semana. «Esta imagen es una demostración más de que no existen dos grupos. Se ha querido vender lo contrario por parte de jugadores que no se sentían importantes en la plantilla. Estos dos últimos días se ha dicho también que el trato hacia unos jugadores no era equitativo y aquí están los protagonistas, íntimos amigos de los que no están aquí, demostrando que lo que estoy diciendo es la verdad, somos una familia y lo seguiremos siendo».

Añadió que todo se origina «con dos jugadores que no se han sentido importantes, que en el tiempo que han estado aquí han sido titulares indiscutibles. Cuando han visto que tenían competencia y podían ser suplentes han querido vender, ayudados por gente de fuera, que había división. Ya se demostró en Ibros y hoy aquí que no es así».

Y aclaró la situación en la que se encuentran. «Están apartados del equipo, no es consecuencia de la reunión, venía de largo, pero no quería que sucediera esto. Todo lo sacaban ellos para desestabilizar el vestuario. He aguantado por la entidad y la afición. Este vestuario se ha dañado, se han contado cosas que no son ciertas. Hablaremos entre todos porque esta gente tiene mucho que decir, se les ha hecho daño. Cada vez que no jugaban o pasaba algo iban a la directiva».

Crespo también desmintió que se quedara con jugadores que no deseaba al confeccionar su plantel. «Los 22 jugadores que he firmado están aquí porque yo los quería. Tenía plenos poderes y ahora se ha demostrado. Se ha intentado desestabilizar a gente que está aquí. A Dani le ha perjudicado dejarse llevar por esos compañeros. Íntimos amigos de ellos están aquí conmigo, con nuestro cuerpo técnico y con la afición».

De esta forma, todo se resolverá la semana que viene. «Son tres jugadores que ahora mismo están apartados desde el miércoles. No dimos la rueda de prensa porque queríamos ganar la final de Copa Presidente Diputación. Quiero dejar esto zanjado por el bien de todo el mundo. Que estemos el domingo todos unidos. Y a partir del lunes nos sentaremos y analizaremos. Soy el máximo responsable pero la directiva y los jugadores tienen también mucho que decir. Se hablará y se pensará porque a esta gente les ha dolido».

«Manzanas podridas»

El máximo responsable de la parcela deportivo comentó que se había intentado «involucrar a unos compañeros. Dani en los últimos partidos no era el mismo que en el inicio, quizás por todo esto. Buscamos el bien del club porque vamos todos en el mismo sentido y si alguno va en sentido contrario había que buscar una solución. Para que Dani vuelva se tiene que estudiar y tiene que estar todo el mundo conforme. Nunca he echado a ningún jugador. Me dolía y no quería llegar a esta situación pero no podemos tener manzanas podridas en el vestuario».

Interrogado por las alternativas y la fórmula con la que ha gestionado esta crisis señaló que no le quedaba otra opción porque «la intención de esa reunión era que yo estuviese fuera, hay que ser claros. En 48 horas tenemos un partido importante y hay que zanjar esto y olvidarnos de esta polémica. Si lo alargamos esto un mes más quizás es que no está aquí soy yo. No podía tenerlos apartados entrenando con esta gente, jugadores que están intentando desestabilizar el vestuario no podían seguir dentro. Hay que ser serios».

Sobre la posibilidad de reforzar la plantilla indicó que «el número de jugadores es importante, 19 futbolistas, todos pueden ser titulares. Cuando finalice la semana que viene podremos pensar de domingo a domingo. Analizaremos si realizar incorporaciones».

El tiempo dictará sentencia, como siempre. «El Real Jaén no puede continuar en esta categoría por masa social y sabíamos que la presión iba a existir. En poco tiempo se verán los resultados, ellos mandan y dirán si hemos acertado o no».

Crespo aseguró que solo hubo dos jugadores en una primera reunión y que después en una segunda se sumó Dani Fragoso. El motivo de apartar al central es «haber acudido a esa reunión. Si te dicen de ir a robar a un banco no vas, si vas a esa reunión puede sucederte que pase lo que pasó. Esta situación se podía haber vivido hace un mes antes. Si un jugador va a una reunión en la que se intenta que yo no esté aquí, no puedo hacer otra cosa».

Y cuando se le preguntó sobre su opinión en cuanto a la posible repesca de los tres jugadores apartados fue muy claro. «Veo complicado que gente que ha intentado desestabilizar esto vuelva. Y gente que está contando muchas mentiras. Me están poniendo como mala persona. Cuando van en busca tuya hay que cortar eso».

Por último, Choco también quiso intervenir: «Estamos aquí para puntualizar que no hay dos bandos. Y para demostrar que como dice el entrenador no hay trato discriminatorio con ningún integrante de este plantel».

 

Fotos

Vídeos