Real Jaén

El cementerio de trofeos del Real Jaén

José María Cano y Antonio Sánchez Cañete, junto a uno de los trofeos restaurados./
José María Cano y Antonio Sánchez Cañete, junto a uno de los trofeos restaurados.

El club, con la ayuda de varios aficionados, ha empezado a restaurar y poner en valor su patrimonio, olvidado durante casi 20 años

JOSÉ A. GUTIÉRREZJaén

El olvido al que ha estado sometido el patrimonio del club blanco es un achaque más de la mala-malísima salud de hierro del Real Jaén. Una entidad casi centenaria que, hasta ahora, no ha cuidado como se merece los recuerdos de su historia. El equipo dirigido por Tomás Membrado se ha propuesto poner en valor los trofeos y recuperar todo el material extraviado tras el traslado de 2001.

José María Cano es un consejero del Real Jaén y un aficionado muy preocupado por recuperar la historia del club que lleva grabado, a fuego, en su corazón. «Esto surgió por el trabajo que se está realizando para la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del Real Jaén. Se va a intentar proteger a la entidad con esta figura. Se está confeccionando un informe para tramitarlo en la Junta de Andalucía». Añade que «nosotros entramos como consejeros en diciembre y descubrimos un sótano inmenso de 150 metros que está lleno de trofeos abandonados. Al verlo pensamos que había que darle una solución. Son los trofeos que estaban en la sede ubicada en Menéndez y Pelayo, en el año 2001, y desde entonces han estado olvidados. Material importante para el club, como el del Olivo del año 1967. Es un cementerio de trofeos y eso no puede ser. Puede haber casi un centenar en un estado lamentable». El Real Jaén ganó este trofeo en la final al AS Roma (2-0). También lo disputaron el Málaga y el Rangers.

La idea es elaborar un catálogo con los trofeos de la entidad jienense. Algunos se han restaurado ya. «Me encontré hasta una placa del Compostela de plata de haber jugado en Segunda División. En muy malas condiciones».

El siguiente paso es crear un museo del Real Jaén, una vez que estén todos los trofeos catalogados y devueltos a su estado original. «En el estadio hay una sala que se podría habilitar para esto, pero eso tiene un coste y hay que estudiarlo. La idea es exponerlos para que la gente pueda admirarlos. Lo lamentable es que en los últimos 20 años no se ha hecho nada. Es una pena».

Material desaparecido

El patrimonio perdido es otro caballo de batalla para José María. Mucho material del Real Jaén ha desaparecido en los últimos años. «No se parece nada lo que allí hay a lo que teníamos en la sede de Menéndez y Pelayo. El patrimonio histórico del club se ha perdido. Banderines de los años 50 que daba el Real Madrid y el FC Barcelona o el Valencia. Estaban en el club y ahora no hay nada. No sabemos lo que ha pasado. Es lamentable. Es algo que tiene un gran valor económico en el mercado, pero sobre todo sentimental para los aficionados. Pedimos que de una forma discreta lo devuelvan».

Por eso lanza un mensaje para que aquellos aficionados que conozcan el paradero de estos objetos lo pongan en conocimiento del club. «Tiene que estar en poder de gente de Jaén y hay que concienciarles de que no es suyo. Es un patrimonio del Real Jaén. Pedimos que lo devuelvan. En el traslado al Nuevo La Victoria desaparecieron». Añade que «el otro día me encontré un banderín del año 1955, en pésimo estado. Es de un partido, el primero ante un conjunto extranjero. Vino el campeón de Suecia a Jaén. Estaba tirado en el suelo, entre muchos papeles. Creo se salvó porque solamente ponía HBK y la gente no lo identificó. Si hubiera puesto Real Madrid no estaría. Es el único que queda».

El trabajo silencioso de unos buenos aficionados blancos ha llevado a restaurar unos siete trofeos y algunas placas. «Son trofeos importantes, que han pegado un cambio brutal. Estaban oxidados al estar en una habituación sin ventilación y la humedad ha hecho estragos».

Los responsables de este trabajo de restauración son «un consejero, Antonio Sánchez Cañete y su esposa, María Antonia. Yo he restaurado dos placas, pero ellos están realizando un gran trabajo con las copas. Mi labor está más orientada a la historia. Con mi material fotográfico identifico los trofeos y los seleccionamos. Hay algunos que son irrecuperables. Ves las fotos de la década de los 70 y estaba todo muy bien cuidado, en vitrinas de cristal».

José María cano lleva mucho tiempo investigando sobre la historia del Real Jaén. «Desde los años 40 o 50 había periódicos y es más sencillo, pero desde el 20 hasta esas fechas es muy complicado. Estamos desenterrando mucha documentación y escribiendo la historia del club. Nadie, salvo Vica, se ha preocupado de investigar los orígenes del fútbol en Jaén. No hay libros. Y existe mucha confusión entre la afición».

A modo de ejemplo, Cano destaca que «se piensa que el Real Jaén adquirió esta denominación en el 47, sin embargo hemos constatado que desde octubre de 1923 ya se llamaba Real Jaén FC. Hemos echado muchas horas en las hemerotecas».

El trabajo finalizará en varios tomos con la historia del club. «La idea es que vea la luz para el centenario. Estamos varias personas trabajando en este proyecto. Aficionados. Juan Antonio Águila y Antonio González. Para el 2022 nos encantaría que por medio del club se sacara todo esto».

También están localizados los dos trofeos de Copa Federación que ha ganado el Real Jaén, aunque a uno le falta una tapa. Precisamente la de 1952 «es el trofeo que más me gusta y el segundo el del Olivo del 67».

Por otro lado, el club realizará en los próximos días una rueda de prensa para la modificación del escudo actual del Real Jaén. «Se cambió en 2001 por uno más contemporáneo y queremos volver atrás».