Real Jaén

El Ayuntamiento de Jaén propiciará un nuevo cónclave entre Aqualia y el Real Jaén

El Real Jaén ha conseguido ahorrar en agua gracias a la inversión realizada para contar con pozos./JUANDE
El Real Jaén ha conseguido ahorrar en agua gracias a la inversión realizada para contar con pozos. / JUANDE

El objetivo pasa por posibilitar un acuerdo que permita levantar el corte de agua y subsanar el peligro que supone en caso de incendio

JOSÉ A. GUTIÉRREZ

No hay agua en el Nuevo La Victoria para que los servicios de bomberos hagan frente a un hipotético incendio en las instalaciones municipales. Pero se trabaja para solucionar este problema con un nuevo cónclave, auspiciado por el Consistorio de la capital jienense, en el que se pretende propiciar un acuerdo entre el Real Jaén y Aqualia.

Interrogado sobre los responsables en caso de un hipotético accidente, el concejal de Deportes, José María Álvarez, no duda en señalar a quien «tiene la exclusividad del uso del estadio. Porque si no está en condiciones no se abre. Aunque es cierto que han hecho un contrato de patrocinio con una empresa de extintores para dotar a las instalaciones de estos recursos. Pero lo que está claro es que es algo que se debe subsanar».

Y se ha puesto manos a la obra. Tras una primera reunión fallida, Álvarez trabaja para que en los próximos días tenga lugar otro cónclave con el que se pueda alcanzar una solución satisfactoria para ambas partes. «Nos pidieron mediación. Y lo hicimos. Sentamos a ambas empresas en un cónclave que tuvo lugar el año pasado. Aqualia quiere que se vaya pagando lo que van consumiendo y llegar a un acuerdo para ir abonando a la misma vez la deuda heredada. Pero el Real Jaén adujo en dicha reunión que no podía pagar esa deuda. Solo se comprometían a pagar lo que generaran en la actualidad. Y eso no es asumible por una empresa que se debe a sus accionistas», explica.

Después de múltiples avisos Aqualia les cortó el suministro de agua en el mes de abril del año pasado. «Con el riesgo que ello conlleva. Nosotros lo conocemos y somos conscientes». Se propuso un pago «asequible y asumible para ambas partes, no se habló de cifras concretas. Pero el Real Jaén no estaba por la labor de pagar la deuda y por eso no hubo acuerdo».

Posible solución

El edil de Deportes quiere llevar a esta próxima reunión una propuesta que pasa porque el Real Jaén pague una cuota fija, «como ocurre en telefonía, de tal manera que sea superior a la media del coste del consumo actual. De esta forma se iría reduciendo el montante de la deuda anterior. Algo que podría ser viable porque ahora ellos solo gastan para los servicios ya que el riego lo realizan con sus pozos».

Ambas partes han estado haciendo números para que esa propuesta pueda hacerse realidad. Se trata de lograr confluir la capacidad de pago del Real Jaén con la posibilidad de los máximos responsables de la empresa de fraccionar los pagos.

José María Álvarez explica el origen del conflicto. «Es un tema objetivo y sencillo de explicar. Hay una entidad, el Real Jaén, con un CIF que hereda una deuda de una gestión anterior. Han entrado empresarios nuevos, pero la empresa es la misma y la heredan con sus deudas. Entre esos acreedores está Aqualia, a la que se le deben más de 110.000 euros».

Y añade que «el Real Jaén tiene las instalaciones cedidas para que las explote y las disfrute, pero a la vez debe mantenerlas. Por eso el uso es exclusivo para ellos. El agua y la luz la deben pagar».

El Ayuntamiento quiere lo mejor para las partes, «pero en este caso nos pilla en fuera de juego. Hay dos empresas que tienen un contrato entre ellas, no con el Ayuntamiento. El dinero lo debe el Real Jaén y el Ayuntamiento no puede aportar más de lo que ya hace».