Real Jaén

Victoria con el método Tébar

Los jugadores blancos celebran uno de los tantos en el partido aplazado ante el CF. Motril./@BESTPHOTOSOCCER
Los jugadores blancos celebran uno de los tantos en el partido aplazado ante el CF. Motril. / @BESTPHOTOSOCCER

El Real Jaén derrota al Motril en el partido aplazado por el temporal y se cuela en play off | Desde el aterrizaje del técnico albaceteño el conjunto blanco suma cinco triunfos en cinco partidos y no ha encajado un solo gol

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Toca registrar, patentar o proteger el 'método Tébar' o lo que proceda. El Real Jaén se aferra al técnico albaceteño en su empeño de abandonar el pozo de la Tercera División. Desde su aterrizaje en la casa blanca se han sumado cinco triunfos dejando la portería a cero. Y con un guión definido, madurando los partidos en sus primeros 45 minutos para golpear a los rivales en el segundo round. Los siete goles que han firmado los blancos en este periodo han llegado tras el descanso. Que dure hasta el mes de junio.

La principal novedad en el once de García Tébar estaba en la presencia de Juanlu, que regresaba a la titularidad después de superar sus problemas físicos. Además Pico entró en lugar de un Torralbo que volvía al banquillo. El resto, los habituales del técnico albaceteño.

El partido arrancó con un Real Jaén pisando campo del bloque motrileño, creando fútbol por medio del esférico y Migue Montes cayendo en el área y reclamando penalti en el minuto 6.

En juego, mucho más que tres puntos. El plus de no depender de terceros en la lucha por hacerse un hueco entre los bloques elegidos para disputar el play off de ascenso. Por eso ninguno de los dos equipos querían cometer un error que les penalizara. Las marcas muy estrechas y el riesgo simplificado a su mínima expresión.

Los blancos seguían mandando, pero en esa parcela del terreno de juego donde el dominio no tiene influencia en el resultado.

En el Motril, Joan, máximo artillero con 25 dianas, era un faro solitario pero hábil a la hora de fabricarse sus ocasiones. Un disparo de Fran, de falta directa, que se perdió rozando el palo, fue todo el peligro que creó el bloque de José Manuel García en los primeros 20 minutos de partido.

La presión fue diluyendo el fútbol y el juego se tornó impreciso y demasiado espeso.

"Cuando nadie creía en ti nosotros siempre lo hicimos", desplegaban los aficionados de Orgullo Lagarto en una pancarta superado el ecuador del primer round.

El rigor táctico era un corsé del que no lograban liberarse ninguna de las dos escuadras. El duelo buscaba la acción individual, en forma de genialidad de algún pelotero con clase, para romper el equilibrio sobre el verde.

Sin velocidad en la circulación del balón es muy complicado romper un sobrio y sólido entramado defensivo como el que montó José Manuel García ayer en el coliseo jienense. Tampoco encontraba el Real Jaén la verticalidad y la continuidad en su fútbol ofensivo. Con todo, el 'método Tébar', patentado como la fórmula para ir madurando los partidos hasta asestar un golpe mortal a su rival en el segundo periodo seguía su curso. Desde su aterrizaje, cuatro jornadas ganando en las segundas mitades le avalan. Un guión que, hasta la fecha, está dando sus frutos.

Samuel selló su banda izquierda, desesperando a un Juan Carlos perdido ayer demasiado escorado a la derecha.

La más clara llegó en el minuto 42. Migue Montes se llevó el esférico para encarar a Josemi pero el duelo lo ganó el cancerbero visitante que logró desviar a saque de esquina la pelota.

Y sin goles se llegó al descanso. El empate le servía a un Motril que con este resultado mantenía la cuarta plaza con 70 puntos y dejaba al Real Jaén quinto con 69.

En la primera acción de ataque de la segunda mitad marcó Juan Carlos. Fue tras un rápido saque de banda que pilló descolocada a la defensa visitante y gracias a una medida asistencia de Pedro Beda.

El gol suele ser un elemento necesario que rompe el tapón táctico inicial. José Manuel García movió sus piezas y realizó un doble cambio dando entrada a Goku y Raúl por Darío y Dani Cara.

Pero el que volvió a perforar la portería rival fue el Real Jaén por mediación de Migue Montes en el 58. Rompió el fuera de juego y superó a Josemi. El tanto dejaba, a un zarpazo más, la posibilidad de igualar el golaverage particular (3-0 en la primera vuelta).

El Motril deambuló noqueado y los blancos empezaron a destilar un torrente de buen fútbol. Además, los visitantes se quedaron en inferioridad numérica al entender el colegiado que Joan había simulado un penalti en una acción en la que encaraba a Luis Arellano.

El Real Jaén tuvo en su mano igualar el golaverage pero no apretó a su rival. Quizás le faltó algo de ambición y el partido tuvo poca historia en su recta final.

Cuesta trabajo mirar la clasificación sin esbozar una sonrisa. El Real Jaén se ha colocado cuarto con 71 puntos, empatado con el tercer clasificado, el Antequera de José Jesús Aybar. Ha sacado del play off a su rival de ayer, un Motril que se queda con 69 aunque con el golaverage particular a su favor. Sexto es el Huétor Tájar (67) al que los de la capital jienense le tienen el golaverage particular ganado y séptimo el Atlético Mancha Real con 65.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos