Real Jaén

«Para sobrevivir hemos acudido a préstamos de buena fe de aficionados»

Tomás Membrado, ayer antes de la rueda de prensa en el Nuevo La Victoria. /J. A. GUTIÉRREZ
Tomás Membrado, ayer antes de la rueda de prensa en el Nuevo La Victoria. / J. A. GUTIÉRREZ

El máximo mandatario del Real Jaén anunció que Andrés García Tébar será el manager general que confeccionará el próximo proyecto

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

No se rinde pese a las adversidades y asegura «seguir trabajando con la misma ilusión». El máximo accionista del Real Jaén ofreció ayer, cuando se cumple un año de su desembarco en la nave blanca, una rueda de prensa para analizar la fallida ampliación de capital y la actualidad del club de la capital jienense. Membrado aseguró no sentirse decepcionado por la respuesta de la afición (solo 60.000 euros de los seis millones y medio previstos) y desveló que el técnico, Andrés García Tébar, ejercerá también como manager general para diseñar el próximo proyecto. Si no se cubre el objetivo, como así parece, Membrado explica que «nos plantearemos otro modelo de negocio si a la ciudad no le gusta». Que no pasará por «grandes grupos inversores, porque si vienen aquí tendrá que ser en minoría, eso lo tengo claro».

Membrado inició su comparecencia comentando que no había «sido posible hacer una planificación económica que condicione las demás áreas de la sociedad, sobre todo la deportiva y en especial el primer equipo, ya que su confección debe ser previa a la campaña de abonados, de publicidad y de no disponer de referencias de otros años. En palabras llanas, hubo que hacer los fichajes de cuerpo técnico, jugadores, etc... sin saber de que presupuesto disponíamos. Se han producido dos cambios de enjundia a lo largo de la temporada en el cuerpo técnico, el primero motivado fundamentalmente por la ampliación de capital y el segundo por razones exclusivamente deportivas, presupuestarias y un poco forzados por las circunstancias».

El máximo accionista del Real Jaén subrayó que «los medios económicos de los que disponemos son escasos, pues buena parte de los ingresos del club se encuentran embargados y con los pocos que contamos son insuficientes para confeccionar una plantilla acorde con la categoría de la ciudad de Jaén. Por ello hemos ido haciendo encaje de bolillos y apelado a la generosidad de buenos aficionados que han ido haciendo préstamos a la sociedad, y hemos tomado la decisión, vista la situación, de que la mayor parte o casi la totalidad de los escasos recursos de que disponemos, emplearlos en el primer equipo y algo en las categorías inferiores, dejando aparcados momentáneamente el resto de objetivos contemplados en el proyecto».

Mantenimiento del estadio

Añadió que «al Real Jaén le toca mantener un gigante como es su estadio, algo que no ocurre con el resto de equipos, a los que además el Ayuntamiento les da una subvención cosa que aquí no ocurre».

Para tratar de solucionar la situación económica «de una manera definitiva, se planteó una ampliación de capital que encerraba un modelo de negocio consistente en dotar al club de una explotación olivarera y vender el aceite de oliva que produjera a través del mismo, este era el tramo no dinerario de la ampliación, unos 7.500.000 euros, y, además, lleva un tramo dinerario de 6.500.000 euros que, a día de hoy, casi no ha tenido respuesta pues se llevan suscritos alrededor de 60.000 euros, aunque en efectivo, al poderse aplazar los pagos hay mucho menos, unos 45.000 euros, una cantidad insignificante. No obstante, hemos decidido prolongar por un período máximo de seis meses la ampliación de capital con dos objetivos claros, primero dar oportunidad a todos los aficionados para que participen en el accionariado del club, pues una de las bases del proyecto es que la SAD sea de un sector lo más amplio posible de la sociedad jienense, y por otra parte, tener más tiempo para depurar exactamente los saldos de los acreedores y algunos deudores que existen, pues han aparecido algunos nuevos acreedores que no estaban en el concurso de acreedores y que tienen toda la apariencia de querer aprovechar la oportunidad que les ofrece el cambio de gestores para tratar de colar algunas reclamaciones». Membrado añadió que esto estos últimos casos acabarán «en los tribunales de justicia».

Pero también desveló la aparición de «contratos adeudando cantidades al Real Jaén CF y de los cuales no tenemos constancia que se hayan cumplido, todo esto necesita un tiempo para ser aclarado».

Máximos poderes

Además, ahora están volcados en la tarea «de externalizar y profesionalizar al máximo las distintas cuestiones que el club debe realizar, para ello se están contratando empresas que se ocupen del marketing, control de taquillas y abonos, tienda de ropa deportiva, tienda del aceite, área presupuestaria, contable y fundamentalmente la deportiva». En este sentido anunció que «García Tébar va a ser el manager general, al menos en tercera y posiblemente en Segunda División b, ocupándose de toda el área deportiva incluyendo categorías inferiores».

También pidió «comprensión y paciencia a los acreedores, que nos den tiempo para desarrollar el negocio y así poder hacer frente a las obligaciones con ellos adquiridas por anteriores gestores y que resulten legítimas, en especial Hacienda y Seguridad Social, pues con su actitud irracional solo pueden conseguir destruir un negocio magnífico para toda la provincia, eliminar un montón de puestos de trabajo directos e indirectos y, además, quedarse sin cobrar lo que se les adeuda».

Añadió que «la manera de cobro de Hacienda no es la correcta y se ha presentado recurso porque creemos que deberían devolvernos alguna cantidad importante. Además, estamos cumpliendo religiosamente desde que llegamos».

Han abandonado la sociedad el vicepresidente, Manuel Quesada, y el secretario, Miguel Cabrera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos