Real Jaén

Salva Márquez: «Todos colaboramos de forma altruista con el Real Jaén»

Salvador Márquez (dcha.) en la presentación de Vilches. /J. A. G.
Salvador Márquez (dcha.) en la presentación de Vilches. / J. A. G.

Ha vivido el mundo del fútbol como jugador, árbitro, aficionado, tertuliano y ahora desempeñando cargos de responsabilidad

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El Real Jaén es un grande que necesita el impulso del trabajo humilde y desinteresado de todos aquellos a los que les late el corazón a golpe de los colores blanco y morado. Una labor silenciosa y callada de sus responsables que merece un reconocimiento.

A todos les mueve, únicamente, su amor por el Real Jaén. Un ejemplo lo encontramos en Salvador Márquez. «Llevo desde pequeño vinculado al mundo del fútbol. De pequeño formé parte de las categorías inferiores, también estuve arbitrando, he participado como tertuliano en programas de radio y ahora me ha tocado ayudar a Tomás Membrado en su proyecto. Estoy muy contento, pero el fútbol no tiene respiro ni memoria. Se gana un domingo y al día siguiente ya estás pensando en el siguiente encuentro». Márquez, como otros muchos, colabora «en todo lo que me piden. Desde gestiones al club a las presentaciones que me tocaron la temporada pasada».

El trabajo que desarrollan todos los directivos se realiza de forma completamente altruista. «Desde que hice un poco de canalizador de Tomás y de Andrés para que se hiciesen cargo de la entidad nunca tuve claro si iba a desempeñar algún cargo. Te subes a este proyecto y al final la corriente te va dirigiendo porque llevas el sentimiento muy dentro. Perdiendo horas de mi trabajo y de mi familia». Y añade que «desde pequeño lo he vivido así. Somos diez hermanos y lo que se ha visto ha sido fútbol. Mis hermanos mayores me llevaban al fútbol en el anterior campo en la zona donde se ubicaba el Frente Aceitunero. Los domingos eran especiales por eso. Íbamos al campo de La Federación o al antiguo La Victoria. Después empecé a jugar hasta que decidí cambiarlo por el silbato. Y estuve arbitrando desde los 13 hasta los 26 años. Siendo colegiado, que están exentos de pagar, siempre he sido abonado, porque es mi equipo».

Como árbitro «me ha tocado dirigir partidos del Real Jaén de todas las categorías. Con imparcialidad, siempre he tratado de ser así y por eso he tenido problemas. Fue una época muy mala. Antes los futbolistas no eran como ahora que son casi todos universitarios».

Así ha visto el fútbol desde casi todos sus frentes. «Donde más me gusta verlo es en la arena. Desde dentro. He sido socio siempre de fondo sur, pero donde más se disfruta es abajo. Ahora me toca en el palco y es otro ambiente, pero también estoy cómodo. Sigo siendo socio en Fondo Sur, a la derecha de Orgullo Lagarto. Pegado a la esquina de Preferencia, donde se ve el fútbol muy cómodo y te lo pasas bien».

Sobre el Grupo IX asegura que «esta temporada al no haber filiales es cierto que hay más opciones de quedar campeón. Estaremos siete u ocho equipos luchando y es cierto que tendremos más opciones reales».

La campaña de abonados «ha tenido una gran acogida. Con una sensibilidad hacia colectivos especiales como parados de larga duración. Y los precios son buenos teniendo en cuenta se incluyen los partidos de play off, Copa, y el Trofeo del Olivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos