El Real Jaén salva la primera bola de partido

Mario Martos firmó su primer gol con la camiseta del Real Jaén. :: Jjande Ortiz/
Mario Martos firmó su primer gol con la camiseta del Real Jaén. :: Jjande Ortiz

Mario Martos firmó su primer tanto con la camiseta del conjunto blanco tras su regreso esta temporada para derrotar al Huétor Tájar

JOSÉ A. GUTIÉRREZ JAÉN.

La efectividad y la rentabilidad son las máximas de este Real Jaén de Andrés García Tébar. Tres partidos, tres triunfos, por idéntico resultado y conseguidos en el segundo round, tras madurar el encuentro en los primeros 45 minutos. Y manteniendo la portería a cero.

El Real Jaén sumó ayer tres puntos vitales ante un rival directo, al que deja seriamente tocado. Y colocó las cuentas de la lechera blanca a un paso de dejar de depender de terceros implicados en la lucha por el play off de ascenso.

Las principales novedades en el cuadro local pasaban por el regreso al once de Pico, el futbolista que mejor conoce García Tébar, en detrimento de Víctor Armero y las entradas de Marcos Drommel y Ezequiel por los lesionados Higinio Vilches y Cervera.

El Huétor Tájar es un bloque que busca ser protagonista por medio del esférico. Y lo demostró desde el pitido inicial. Los blancos realizaban una presión asfixiante con la que buscaban ahogar a su rival.

Al encuentro le costaba sacudirse su corsé táctico inicial. En el primer cuarto de hora la llegada más clara la protagonizó Ezequiel, que pisó el área rival hasta plantarse ante el meta Buba pero su pase atrás lo sacó la defensa amarilla.

En la siguiente acción, Pico dejó pasar la pelota y Marcos Drommel, desde la frontal, no encontró su objetivo con un disparo que se perdió cerca del poste. Presentaba sus credenciales el Real Jaén ante un Huétor Tájar, como el día, frío y espeso.

El Real Jaén seguía percutiendo sobre el portal de Buba, pero sin crear peligro y sin fortuna de cara al marcador. Con todo, la más clara fue para Mario con un lanzamiento lejano, en el minuto 32, al que tuvo que volar Luis Arellano para evitar que se colara en su portería. El Huétor Tájar, a los puntos, se había hecho ahora con el timón del duelo.

Un rival difícil

Los locales no se encontraban nada cómodos ante un rival que iba creciendo y que acabó mandando y dueño del balón.

Al descanso se llegó sin goles y con la sensación de que los blancos necesitaban poner una marcha más para no dejar escapar dos puntos vitales de cara al play off de ascenso.

En la primera vuelta se impusieron los blancos con goles de Juan Carlos, Migue Montes y Pico.

Cinco puntos separaban a ambos bloques antes de la disputa de este partido, con los jienenses teniendo pendiente el partido aplazado ante el Motril CF, que se disputará el próximo 4 de abril a partir de las 20:15 horas.

Nada más salir del túnel de vestuarios Pedro Beda filtró un pase medido a Migue Montes que desvió Buba. El Real Jaén había salido con otro aire en este segundo periodo. Y en el minuto 58 encontró su premio. Mario Martos abrió la lata con un gol de muy bella factura. Buba no pudo hacer nada ante el preciso lanzamiento desde la frontal. El primer tanto de Martos desde su retorno a la casa blanca.

El Huétor Tájar se estaba viendo superado ante un Real Jaén al que el gol le hizo multiplicar su fe. Las jugadas de peligro se sucedían en el área visitante, pero los locales no lograban matar el partido.

En el minuto 77 Tébar empezó a mover sus piezas. Mario Martos, que había sido duda por unas molestias, dejó su sitio en el terreno de juego con una cálida ovación al portugués Luizinho. Tres delanteros para asestar un golpe definitivo al duelo.

Beda cabeceó al poste tras un córner sacado por Juan Carlos. Seguían perdonando los de la capital jienense a un moribundo Huétor Tájar.

Los de Germán Crespo devolvieron el regalo por mediación de Joaquín. Entró libre de marca hasta el área pequeña y recibió un balón que no acertó a empujar con todo a su favor. Pudo ser el empate.

Las necesidades del guión, y la falta de efectivos defensivos en la plantilla jienense, provocaron que Manolillo acabara como lateral derecho por la retirada de Manu que se marchó tocado. Pero al final, con un Huétor Tájar volcado el Real Jaén logró dejar los tres puntos en su faltriquera. Un guión tan repetido como efectivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos