REAL JAÉN

El Real Jaén reconoce la deuda a los jugadores de la pasada campaña

Imagen de archivo del último partido de la temporada pasada del Real Jaén. :: j. ortiz/
Imagen de archivo del último partido de la temporada pasada del Real Jaén. :: j. ortiz

Se trata de una cantidad que ronda los 200.000 euros correspondiente a dietas y gastos varios que el club pidió en su momento que justificaran

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Fumata blanca con los jugadores de la pasada campaña. Ayer estaba prevista la vista previa por la denuncia interpuesta por parte de los futbolistas que militaron en el Real Jaén la temporada pasada y que reclamaban al club una deuda a cuenta de la parte de sus nóminas correspondientes a dietas, un montante que ronda los 200.000 euros. La entidad entendía que debían justificarse estos pagos «debidamente» para su cobro y los jugadores mostraron su sorpresa porque nadie les había advertido y acabaron poniendo el tema en manos de AFE.

Finalmente y, según explican los responsables del club jienense, se ha llegado a un acuerdo para reconocer esta deuda que pasará a formar parte de la cantidad que debe el Real Jaén a sus acreedores. La directiva sigue apostando por la solvencia de la entidad y confiando en el proyecto liderado por Tomás Membrado para dotar de liquidez a las arcas del club.

Los jugadores pusieron el asunto en manos de AFE convencidos de que les asistía la razón. «No nos han dejado otra opción y nos hemos visto obligados a acudir a la justicia ordinaria. Iremos hasta el final porque entendemos que es nuestro dinero y así nos lo reconocieron los antiguos dirigentes y los actuales, aunque al final se cambió el discurso», explicaban a esta redacción cuando saltó el conflicto este pasado verano.

Recopilando facturas

Se vieron obligados entonces a recopilar, a marchas forzadas, los 'justificantes' con los que debían demostrar que «si debemos percibir 'x' en concepto de dietas, tenemos la documentación de que nos hemos gastado esa cantidad en los conceptos estipulados». Eran facturas de comida, alquiler de vivienda, luz o agua, entre otros gastos, que los futbolistas aseguran que no habían ido entregando al club «porque tanto los antiguos dirigentes, como los actuales, nos dijeron en todo momento que no era necesario».

La información la recibió la Comisión Mixta formada por RFEF y AFE que estudió la reclamación referente a la cantidad que debían percibir los peloteros de sus salarios correspondiente a diferentes conceptos relacionados con primas y gastos varios.

El conflicto surgió cuando la Comisión Mixta estimó a finales de junio en su resolución, casi en su totalidad, los planteamientos de los servicios jurídicos del club blanco. De esta forma se establecía como deuda a abonar por el Real Jaén la cantidad de 113.980,55 euros, cifra que el club blanco hizo efectiva, en tiempo y forma, eludiendo el descenso administrativo a División de Honor.

El Real Jaén había encontrado la fórmula para reducir la factura que debía abonar a los jugadores de la pasada campaña por las seis mensualidades que la entidad jienense tenía pendientes. Pero la jugada sentó como un jarro de agua fría en el seno de la plantilla. Y sumado a otros enfrentamientos con la actual directiva motivó que ninguno de los jugadores de la primera plantilla del pasado ejercicio, salvo Joserra, continuaran en el proyecto de esta temporada, aunque al final también Joserra, por la falta de minuto acabó abandonando el club.

Es importante recordar que el Real Jaén se ahorró, en su momento, una cantidad sustancial, unos 200.000 euros con la jugada de sus servicios jurídicos ya que la cantidad de partida, según el propio club, era de 314. 902,32 euros.

La Comisión Mixta se reunió en la segunda quincena de julio para examinar y resolver las reclamaciones de aquellas cantidades cuyo vencimiento de pago se había producido a lo largo del mes de junio (caso por ejemplo del técnico José Manuel Barla) y también de las alegaciones presentadas por los jugadores.

Hay que recordar que el impago de las cantidades aprobadas por la Comisión Mixta en esta segunda reunión hubiera conllevado la suspensión de los servicios federativos al club, no pudiendo, entre otras cosas, tramitar el club deudor licencias de jugadores desde el inicio del primer período de tramitación de las mismas de la temporada 2017/2018 hasta el pago de las cantidades que pudieran aprobarse.

Pero la historia ya la conocen, Membrado cumplió su palabra y el club abonó todo lo que se le requería. Incluso la directiva estuvo dispuesta a poner encima de la mesa algo más de cien mil euros para hacerse con una de las plazas vacantes en la categoría de bronce del fútbol nacional. Pero no lo consiguieron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos