Real Jaén

Un Real Jaén preciso cual 'Ballesta'

Manolillo celebra el tercer tanto del Real Jaén ayer ante el CD Rincón./JUAN DE DIOS ORTIZ
Manolillo celebra el tercer tanto del Real Jaén ayer ante el CD Rincón. / JUAN DE DIOS ORTIZ

El conjunto blanco destiló goles y dosis de buen fútbol ante un CD Rincón que se vio sorprendido por el arranque eléctrico de los locales

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El Real Jaén afina su maquinaria. Ayer empezó a parecerse al equipo que desea su entrenador, Salva Ballesta. Presión asfixiante, control del partido, potencia y garra. Incluso destiló gotas de buen fútbol. Un bloque convertido en un arma precisa que ahora debe trasladar estas buenas sensaciones al rol de visitante.

El CD Rincón, que acumulaba cinco partidos sin conocer la derrota, y que sólo había encajado tres tantos en ese tramo del calendario, se llevó ayer un duro correctivo en el Nuevo La Victoria. Cuatro goles, todos de muy bella factura, y algunos saboreados como un manjar por los paladares blancos en las gradas.

4 Real Jaén CF

Luis Arellano, Juanlu, Higinio, Dani Fragoso, Ramón, Cervera, Manolillo (Jonathan Rivera, min. 70), Víctor Armero, Juan Carlos (Pico, min. 73), Migue Montes y Vera (Dani Góngora, min. 60).

0 CD Rincón

Iparraguirre, Miguelito, Corpas, Villegas, Ezequiel (Ángel, min. 75), Caturla (Semi, min. 65), Javi López (Joselito, min. 71), Alberto López, Alberto Cortés, Pepe Capitán y Salva García.

goles
1-0, mi. 5: Vera 2-0, min. 36: Víctor Armero; 3-0, min. 64: Manolillo; 4-0, min. 78: Pico.
árbitro
Javier Fernández Rodríguez (Colegio granadino). Amonestó a los locales Higinio, Manolillo y Cervera y por parte visitante a Ezequiel, Villegas y Corpas.
incidencias
Algo más de 3.000 espectadores en el Nuevo La Victoria.
el detalle
Esta tarde se reúnen los seis representantes jienenses del Grupo IX, junto al director general de ProLiga, Óscar Garvín, para tratar «la problemática existente por el desacuerdo con la subvención con la Diputación Provincial de Jaén», según explican las entidades en un comunicado.

Los malagueños, que llegaban con aires de conjunto rocoso y con ADN de play off de ascenso, se vieron sorprendidos por un Real Jaén eléctrico que apostó por morder desde el inicio. Así, a los cinco minutos, el cordobés Vera remató de cabeza un medido centro de Víctor Armero.

Finalmente Ballesta no pudo alinear al ariete Luizinho, al no estar tramitada su ficha, pero no le hizo falta. Su equipo encontró el gol por el camino de la convicción y el trabajo solidario en beneficio de una idea de juego que empieza a cuajar. Los que sí debutaron, en el once inicial, fueron el meta Luis Arellano, que relegó al banquillo a un Emilio Muñoz que había disputado todos los minutos de los anteriores doce encuentros y Juan Carlos.

Las ocasiones eran todas para los jienenses. Y a fuerza de insistir llegó el dos a cero. Víctor Armero, convertido en el director de orquesta del buen fútbol local, firmó un tanto desde fuera del área que levantó de sus asientos a los aficionados.

En el segundo periodo el CD Rincón decidió comparecer al duelo. El cancerbero local Luis Arellano, inédito hasta entonces, firmó sus primeras intervenciones. Seguro en un balón aéreo y rápido a la hora de tirarse a los pies de un rival para evitar que controlara el esférico.

El conjunto blanco había levantado el pie del acelerador y Ballesta decidió, a los quince minutos de la reanudación, empezar a mover sus piezas. Entró Dani Góngora, que ya había debutado la semana pasada en Motril, para sustituir a Vera.

Del sopor en el que se estaba convirtiendo esta segunda mitad nos sacó Víctor Armero. Se inventó un pase desde la derecha, magistral, que habilitó a Manolillo en el área y con un disparo cruzado subió el tres a cero en el marcador. Minuto 66 y partido decidido.

En camilla

La mala noticia fue que Víctor Armero abandonó el terreno de juego en camilla en una acción en la que reclamó y hubo penalti.

En el 74 Juan Carlos se retiró sustituido por Pico. Los aficionados le despidieron en pie y con una cálida ovación. Generoso en el esfuerzo defensivo y potencia al servicio del Real Jaén en ataque, tuvo una enorme incidencia en el juego de los locales y además mejoró las prestaciones de sus compañeros.

Cuatro goles marcó el Real Jaén en su último partido en casa, al Guadix, y el cuarto de ayer fue una obra de arte. Una pared de doble tacón, entre Migue Montes y Pico, un tuya mía de baile de salón que definió Pico ante la salida de Iparraguirre. Victoria de las que curten para el futuro.

Fotos

Vídeos