Real Jaén | Crónica

El Real Jaén pone fin a su maldición

Once inicial que dispuso David Rojas Valenciano ayer en el campo del CDE Melistar.
Once inicial que dispuso David Rojas Valenciano ayer en el campo del CDE Melistar. / REAL JAÉN

Casi un año y medio después, 24 partidos, logra un sufrido triunfo en el feudo del CDE Melistar | El delantero jienense Miguel Montes firmó su primer tanto con el Real Jaén para dejar los tres puntos en el casillero de los jienenses

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Un triunfo agónico y sufrido. Para acabar con el mal fario que duraba ya casi un año y medio en el rol de visitante tocaba remar y dejarse la piel. Ya lo avisó Valenciano en la previa: «los que piensen que esto será un camino de rosas se equivocan». El Real Jaén perdonó, no supo manejar los tiempos de un partido oscuro y el colista, equipo que había encajado once tantos en dos jornadas, puso en apuros a los de la capital jienense.

El primer tanto del jienense Migue Montes sirvió para sumar tres puntos con los que todo equipo llamado a pelear por los puestos de privilegio debe contar en su casillero.

El Real Jaén no ganaba en el rol de visitante desde marzo de 2016, cuando el bloque jienense se impuso en casa del Marbella (0-1) gracias a un tanto del orcerano Óscar Quesada. Casi un año y cinco meses sin celebrar la victoria lejos del coliseo blanco. Para evitar la condena de repetir errores del pasado está bien conocer tu propia historia.

En los momentos difíciles es cuando se conoce a las personas y los futbolistas son básicamente eso.

El local Melik, autor del único tanto de los melillenses en estas dos primeras jornadas, vio la primera cartulina amarilla en los primeros compases del duelo.

Un terreno de juego de reducidas dimensiones invita al intercambio de golpes. Así de una primera llegada local se pasó a una contra de Migue Montes, pero en ambas ocasiones sin lograr inquietar las porterías rivales.

Los primeros diez minutos pasaron sin que ninguna de las dos escuadras se hiciera daño. Estudio del rival y empeño en minimizar errores que pudieran penalizar. Además, el plan del bloque dirigido por Felipe Sánchez pasaba por golpear primero para poder pasar a destilar su fútbol.

El Real Jaén no lograba imponer su ley ni hacerse con el control del choque. Migue Montes tampoco encontraba los tres palos de la portería defendida por Jesús. Y La siguiente llegada del conjunto blanco con cierto peligro quedó invalidada por fuera de juego.

Las imprecisiones mandaban en las filas de ambos bloques. Errores en la circulación que provocaban una nula continuidad en el juego y por lo tanto el fútbol no se había dado cita en La Espiguera cuando el crono llegaba al ecuador del primer round. Hay quien defiende que lo que importa es ganar, no jugar bien, aunque no falta quien responde que el camino para la victoria suele encontrarse por medio del buen fútbol. Un buen día para profundizar en este debate.

El Melistar asustó en el 24. Una pared con el lateral derecho Amin como protagonista que acabó con la pelota alojada en la red pero la acción anulada por posición de fuera de juego. Puedo ser el primer tanto de la tarde.

Sin fútbol

Hay que dar importancia a la pelota aunque sólo sea porque hay una nada más; hay que pensar en algo más que defender la portería aunque sólo sea porque hay dos; y hay que entender que en todo espectáculo hay un compromiso con la gente aunque sólo sea porque de ellos es el fútbol. Pero el fútbol seguía de vacaciones en Melilla. No hacía acto de presencia. Y al encuentro se le ponía cara y guión de esos duelos que se deciden a balón parado y aprovechando algún error.

El primer disparo a puerta no llegó hasta el minuto 31. Asistencia de Migue Montes para el remate de cabeza de Manolillo, que atrapó Jesús.

El Melilla presentaba batalla. Con sus armas. Sin complicarse la vida.

Un centro de Rubén Peces y nuevo remate de Migue Montes que se marcha desviado. Muy poco potencial ofensivo para hacerse acreedor de los tres puntos. Rivera la mandó a las nubes en la siguiente llegada.

Melik, a la media vuelta, en el minuto 39 pudo celebrar el primero ante la desesperación de Valenciano. El jugador local peinó el esférico hacia atrás y con Emilio ya batido fue Juanlu el que evitó que el balón se alojara en la red. Los desajustes defensivos del Real Jaén estaban enfadando al técnico blanco.

Un equipo que todavía no está conformado, que está esperando reforzarse con hasta cinco peloteros, estaba plantando cara al Real Jaén. El conjunto melillense, dirigido por Felipe Sánchez, un técnico con mucha experiencia en esta categoría, tiene como objetivo la permanencia. El equipo está formado por la columna vertebral del River Melilla de la pasada campaña: Eran, Sisi, Javi Rosa, Melik, Salah, Chibi, Hamin, entre otros.

Al descanso se llegó con una falta de Manolillo buscando la escuadra que salvó el meta local. Y sin goles en un primer periodo que se fue agitando conforme pasaban los minutos.

El segundo round arrancó sin cambios y con amarilla para Toni. A Valenciano seguía sin gustarle mucho el guión que desarrollaban los suyos sobre el verde. Manolillo obligó, en el minuto 60, a que Jesús se luciera para mandar el esférico a saque de esquina. La ocasión más clara para los jienenses.

El técnico local sacó del terreno de juego a su goleador Melik, que estaba amonestado por Pelu en el minuto 63. Y a renglón seguido Migue Montes consiguió abrir la lata, marcando el primer tanto en su cuenta particular.

El Melistar buscó la igualada y pudo conseguir su objetivo con un centro chut de Sidi que casi acaba en al red de la portería de Emilio.

Pudo sentenciar Dani Fragoso solo ante Jesús, pero el meta acabó despejando el balón. Incluyo Jonathan Rivera estrelló el esférico en el travesaño unos minutos después. Si el Real Jaén ganaba tendría que ser sufriendo, como siempre.

Pendu tuvo la última del Melistar en una acción en la que Emilio despejó a saque de esquina.

Fotos

Vídeos