Real Jaén

El Real Jaén, a la espera de los informes médicos para decidir sobre Blay Pons

Blai Pons./
Blai Pons.

Ya están a la venta las entradas (300) que el Villacarrillo ha puesto a disposición del club blanco para el partido del domingo

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El Real Jaén no se quiere precipitar. La dirección deportiva del club blanco está a la espera de los informes médicos para tomar una decisión sobre el central zurdo mallorquín, Blay Pons, a prueba desde la semana pasada. El jugador de 23 años, que viene sin equipo tras rescindir con el CD San Fernando para recuperarse de una lesión de pubis, interesa a los responsables deportivos pero la decisión sobre su futuro no se tomará hasta tener la total seguridad de que la lesión está superada y las posibilidades de recaída son mínimas.

Por otro lado, el equipo sigue preparando el duelo de este domingo en Villacarrillo. El feudo del Villacarrillo cuenta con un aforo muy grande, unas 2.000 personas, y ante el interés suscitado por este duelo la directiva de la entidad celeste va a abrir, de forma excepcional, las taquillas para todos aquellos que quieran evitar las aglomeraciones el día del partido. «Hay mucho interés de Villacarrillo y de localidades vecinas, y nos preguntan si habrá entradas el domingo. No habrá problemas para que accedan todos los aficionados que así lo deseen», explican sus directivos.

De esta forma, las taquillas se abrirán desde hoy y el domingo en horario de mañana y a partir de las 15:30 horas. También se está valorando vender entradas en algún comercio local.

Hay que subrayar que el partido ha sido declarado media jornada económica, el precio único es de 10 euros y para los abonados 5. Unos 400 abonados tiene el Villacarrillo en su regreso a categoría Nacional. No hay que olvidar que es la primera vez que ambas escuadras se miden en un partido del campeonato oficial de Liga.

El encuentro será especial para Toni. Dejó el Villacarrillo para, de la mano de David Rojas 'Valenciano' firmar por el Real Jaén y ahora ha vuelto a su club de origen. El jugador beatense dejó un trabajo en su localidad para hacer realidad el sueño de triunfar en el Real Jaén. Además, se trajo a su mujer y escolarizó a sus hijos en la capital jienense. Alquiló un piso y realizó un gran esfuerzo pero los directivos fueron muy rotundos. «Esto es fútbol y funcionamos como una empresa. Me añadieron que no contaban conmigo y que tenían que llegar más jugadores. En ningún momento les importó todo lo que había dejado y el esfuerzo realizado para firmar por el Real Jaén».

Añadió que en el contrato figuraba que «se te abonaba una mensualidad y nada más. Por eso me siento también engañado, se me hizo firmar el contrato a prisa y corriendo porque la presentación era a continuación y me hubiera gustado haberlo leído con más tranquilidad. Tenemos todos ese tipo de contrato y lo veo abusivo y engañoso. Nos trataron como basura».

Fotos

Vídeos