REAL JAÉN

El Real Jaén calienta la puja por la segunda plaza

Luizinho, autor del gol, chutando a puerta en el partido de ayer. / JUAN ORTIZ

El delantero portugués, Luizinho, que se estrenó ayer como goleador, dio el triunfo al conjunto blanco ante un San Pedro mermado por las bajas

JOSÉ A. GUTIÉRREZ Jaén
Lunes, 4 diciembre 2017, 01:48

Para salir del infierno de Tercera División hay que tener algo más que calidad y excelencia. No puede faltar ese otro fútbol, alejado del virtuosismo y la brillantez, pero que también sirve para sumar puntos en el casillero. Jugar bien es el camino, pero dar con la fórmula para desatascar partidos fríos ante bloques que sólo piensan en colocar una férrea muralla y apostarlo todo a que suene la flauta en una contra también suma. En tiempos de guerra y penurias lograr tres puntos en un duelo oscuro también te dirige al triunfo del ascenso.

El Real Jaén dejó claras sus intenciones desde el inicio. Cervera, ayer muy activo, lo intentó desde fuera del área con un lanzamiento que atrapó el meta Iván.

El césped del Nuevo La Victoria ha mejorado pero no lo suficiente y sigue restando opciones al juego ofensivo local y puntos al espectáculo.

Los lagartos dominaban con tiranía ante un San Pedro que esperaba agazapado su oportunidad de asestar un golpe mortal. El guión se mantuvo hasta el final. Pretendían los visitantes repetir la fórmula del éxito del duelo ante el filial almeriense, pero, mermados por las numerosas bajas, carecieron de argumentos ofensivos. Así, el San Pedro terminó el encuentro con dos juveniles como referentes ofensivos.

Ballesta había apostado por revolucionar su once. Emilio regresaba a la portería, Ezequiel jugaba desde el inicio en el centro de la zaga relegando a Dani Fragoso al banquillo, Dani Góngora aparecía en el once y Luizinho se convertía en el referente ofensivo con Migue Montes en el banco. Pero el bloque de Ballesta funciona como una máquina engrasada y no nota los cambios. Cinco jornadas sin encajar gol y siete sin conocer la derrota. Así el duelo del miércoles en el municipal Matías Prats ante un Torredonjimeno que lleva ocho jornadas sin doblar las rodillas se presume épico.

Víctor Armero cogió la batuta del juego ofensivo y empezó a destilar por sus botas dosis del buen fútbol que atesora.

El acoso blanco no conocía respiro pero Iván ganó todos los duelos y el Real Jaén se marchó al túnel del vestuario con la sensación agridulce de no haber sido capaz de dar con la llave del gol. El San Pedro no tuvo ninguna presencia ofensiva durante el primer round.

Las facilidades defensivas que concedían los visitantes acabaron por facilitar el trabajo a los de la capital jienense. Nada más reanudarse el choque Luizinho dio un aviso mandando el esférico por encima del travesaño. Y en la siguiente acción el ariete portugués se estrenaría como goleador con la camiseta del Real Jaén al aprovechar un rechazo de Iván, tras un disparo de Víctor Armero, para alojar el esférico libre de marca en la red.

Abierta la lata los gurús auguraban una lluvia de goles y un paseo militar de los blancos. Pero los locales se contagiaron del gélido ambiente y el fútbol ofensivo se resintió.

A Manolillo se le anuló un tanto en el ecuador de la segunda mitad por fuera de juego. Víctor Armero seguía firmando las jugadas más destacadas en ataque y Cervera, en la recta final del partido, se volvió a topar con Iván en su intento de sentenciar el encuentro.

El San Pedro seguía sin aparecer por la portería de Emilio y Nando Copete y Migue Montes no estuvieron acertados a la hora de aprovechar un garrafal error de la zaga visitante que les dejó solos ante Iván.

Temas

Real Jaén
Secciones
Servicios