Real Jaén

El Real Jaén no se ayuda

El conjunto blanco contabiliza cinco partidos sin conocer la victoria. /REAL JAÉN / BESTPHOTOSOCCER
El conjunto blanco contabiliza cinco partidos sin conocer la victoria. / REAL JAÉN / BESTPHOTOSOCCER

Higinio Vilches adelantó a los locales (su primer gol como blanco), pero a falta de tres minutos para el final Javi Fernández marcó de penalti

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

En el Real Jaén si algo puede ir mal seguro que empeorará. Ayer el conjunto blanco echó por tierra, en los últimos 20 minutos, el trabajo aseado y muy digno que había realizado hasta ese momento. Lucas Cazorla ganó la batalla de la pizarra y con los cambios destrozó a un bloque jienense que entró en modo pánico y se rompió por el centro.

Álex Miraut y su equipo, Antonio Marín y Antonio Román, no estuvieron acertados a la hora de mover sus piezas. Pero esta reflexión no debe servir como una crítica a su excelente labor, todo lo contrario, hay que mirar más arriba. Una entidad con esta masa social no puede estar siete días, y dos partidos, pendiente de que alguien quiera aterrizar en su banquillo. Porque sin estabilidad no hay resultados deportivos, tan simple como difícil de entender para la cúpula del Real Jaén.

Ayer se perdieron algo más que dos puntos, por el camino se desaprovechó una jornada en la que no habían pasado del empate Huétor Tájar, Motril y Antequera CF, con lo que los blancos siguen a siete puntos del play off cuando restan once jornadas. Las matemáticas siguen saliendo, pero este Real Jaén no se ayuda.

Los locales arrancaron el duelo con muchas ganas. Volcados sobre el portal defendido por Iván Caballero. Los blancos martilleaban a su rival por banda derecha. En una de las incursiones Pedro Beda se precipitó al buscar a Juan Caros que entraba libre de marca por el centro. Y tras una subida de Higinio por la izquierda el esférico le calló a Torralbo en el punto de penalti, pero atrapó abajo el meta veleño.

El terreno de juego estaba muy pesado y con mucha agua en algunas zonas. Además, el Dios Eolo soplaba enfurecido, lo que dificultaba el fútbol combinativo de ambas escuadras. Pero los blancos parecían haberse pegado un chute de confianza y moral. El sueño pasaba por ganar y dejar el play off a cinco de distancia.

La gran novedad en el once estaba en la presencia de Marcos Drommel en el once. El último refuerzo de los de la capital jienense se colocó como lateral zurdo, con Higinio adelantando su posición para jugar de extremo. La referencia ofensiva era Pedro Beda, con Juan Carlos por detrás, y Mario Martos de pareja de Cervera en el centro del campo. Migue Montes esperaba su oportunidad en el banquillo junto al portugués Luizinho.

El Real Jaén se fue apagando con el paso de los minutos, pero había en el equipo una mayor vocación vertical que en jornadas anteriores.

El Vélez sólo enseñó las garras por mediación de Javi Fernández, en un disparo que se perdió alto.

Pero la más clara la disfrutaron los locales en el minuto 36. Un centro medido de Manu Martínez lo cabeceó fuera, por muy poco, Juan Carlos, activo ante su exequipo.

Javi Fernández, con un lanzamiento lejano que se envenenó, puso en aprietos a Arellano que tuvo que emplearse a fondo para desviar a saque de esquina. Y así se llegó al descanso, con más intención que realidad ofensiva y todo por decidir en el segundo round.

Torres y Ballesta

Al descanso lo más comentado en el sanedrín de la grada pasaba por la presencia de Antonio Torres viendo el partido y por el gazapo en la alineación del club blanco, en la que figuraba Salva Ballesta como entrenador. Urge no perder más tiempo y contratar un técnico ya.

En la segunda mitad el Real Jaén tenía el viento a su favor. Y se repitió el guión. Torralbo, tras un pase medido entre líneas de Mario Martos, se topó con Cabello. La más clara del partido. Y Arellano tapó todos los huecos en un mano a mano ante Guerra. El encuentro empezaba a abrirse y Joselillo no abrió el marcador por muy poco con un disparo raso que se perdió rozando el palo.

En el minuto 55 abrió la lata Higinio Vilches tras una precisa combinación entre Juan Carlos y Pedro Beda que aprovechó el capitán blanco para firmar su primer gol con la camiseta del Real Jaén. Y a continuación, Vilches crecido se fue de dos rivales para a renglón seguido recuperar el esférico y levantar a los aficionados locales de sus asientos que coreaban su nombre.

Pedro Beda pudo ampliar la renta tras una gran acción por la derecha de Juan Carlos que se perdió muy alta. En el minuto 70 la afición le reconoció, puesta en pie, su buen partido cuando fue sustituido por Migue Montes.

También tuvo su dosis de cariño Juan Carlos cuando fue sustituido por Víctor Armero en el 75.

Pero el partido estaba nublándose para los blancos. Vergara, que había salido en el minuto 70, le estaba dando otro aire a su equipo. Se asoció con sus compañeros aprovechando el roto que el Real Jaén presentaba en la parcela ancha del terreno de juego.

El Vélez fue madurando el duelo aprovechándose de un conjunto jienense en el que aparecieron los fantasmas de las dudas y la desconfianza. Así, en el 86 Arellano derribó en el área a Vergara. El penalti lo transformó en gol Javi Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos