Ideal

Real Jaén

REAL JAÉN

Membrado 'amaga' pero no da soluciones

Tomás Membrado, accionista significativo del Real Jaén, antes de su comparecencia ayer ante los medios.
Tomás Membrado, accionista significativo del Real Jaén, antes de su comparecencia ayer ante los medios. / JOSÉ A. GUTIÉRREZ
  • El máximo accionista del Real Jaén afirmó que «lo último es que desaparezca la sociedad, tiene un nombre bonito la División de Honor»

  • Asegura tener casi cerrada una solución para las denuncias pero no puede «explicarla aún»

Las comparecencias de Tomás Membrado no dejan indiferente a nadie. Ayer volvió a enfundarse el traje de la sinceridad para reconocer que «se están realizando gestiones para solucionar el problema de las denuncias y evitar el descenso administrativo a División de Honor». «Iba a soltar una noticia estrella -dijo- pero no la puedo dar porque perjudicaría al club y a terceros. Con toda probabilidad esto se va a solucionar para que no haya un descenso administrativo». Pero por mucho que se le interrogó no soltó prenda.

Volvió a escudarse, pese a la opinión de varios expertos en la materia que apuntan a que un tercero podría pagar la deuda que el club mantiene con los trabajadores (314. 902,32 euros) y pasar a convertirse en un acreedor más de la entidad, aunque la ley se lo impide. «Habría que conseguir unos dos millones de euros, para una sociedad en causa de disolución eso es una quimera. Un préstamo de esa cantidad es una barbaridad. No lo haré ni estaría en mi mano, de la cantidad de los futbolistas sí podría, pero al ser el máximo accionista no puedo hacerlo. Ni yo ni familiares en primer grado podrían hacerlo, porque si avalaran sería un fraude de ley. Lo único que permite la ley, si no se ha solucionado la ampliación de capital, es abrir una cuenta en notaría y pagar el doble del mínimo interprofesional. Pero sólo de los últimos 30 días». De esta forma y como la ampliación de capital no estará lista, en el mejor de los casos hasta finales de año, así es como cobrarán los trabajadores de la próxima campaña, porque el resto de pagos y conceptos de la temporada 2017-2018 Membrado no tiene pensado afrontarlos o los considera irrisorios.

Con todo, el máximo accionista del Real Jaén asegura tener una vía de solución, pero no pone la mano en el fuego por la salvación del Real Jaén. «Asegurar no puedo, ni que voy a estar vivo mañana. Se está trabajando y va bien la cosa. El Real Jaén será una sociedad con patrimonio. Lo último es que desaparezca la sociedad. Tiene un nombre bonito la División de Honor, pero apoyando la gente la categoría da igual. Si estamos en División de Honor ya se subirá a Tercera y a Segunda B».

Lo cierto es que el proyecto de Membrado va acumulando retrasos. «Se iba a presentar esta tarde la campaña de abonados. A finales de mes quiero presentar la ampliación de capital y la campaña. Habrá bonificaciones para los abonados que acudan a la ampliación de capital todavía por detallar. Luego habrá que cumplir los trámites. Quiero subrayar que nos apoya la Federación. Y que vamos a poner en marcha un código de buenas prácticas deportivas. Todo el que trabaje con el Real Jaén tendrá que firmar un código ético».

13 millones de ampliación

En el apartado de soluciones volvió a repetir las ideas de su última comparecencia. «Ampliación de capital grande, de unos 12 o 13 millones de euros. Se están haciendo gestiones con otros inversores. Jaén y su área metropolitana no debe tener problemas para contar con un equipo en primera categoría. Pero necesitamos el apoyo de la afición».

Y volvió a destacar que la relación con el Ayuntamiento es «magnífica». «La concesión demanial va por buen camino. Habrá una galería de tiendas relacionadas con el aceite de oliva, restaurantes y cafeterías en el campo. El aficionado siente tanto el Real Jaén que le gusta estar aquí en las proximidades de La Victoria. La idea pasa por aprovechar los bajos del estadio como los alrededores, que haya aquí restaurantes y cafeterías, ya ha habido contactos con empresas interesadas en este tema». Y habló de establecer sinergias con el sector del aceite de oliva.

También quiso matizar unas declaraciones realizadas por parte del responsable de la parcela deportiva, José Quesada en días anteriores. «Ni mi equipo ni yo vamos a entrar en pedir responsabilidades pasadas. Bastante tenemos con sacar el proyecto adelante. No vamos a tomar iniciativas contra anteriores administradores. Los que quieran tendrán las puertas abiertas, pero de nosotros no va a partir esa iniciativa». Todo porque un grupo de aficionados había mostrado esta intención.

Al final dejó un titular: «No queremos renovar a nadie de la plantilla», palabras refrendadas por Andrés Rodríguez, pero después Membrado las matizó: «La mayor parte de la plantilla será nueva, pero no todos».