Ideal

Real Jaén

REAL JAÉN

La AFE se muestra inflexible: «Necesitamos una garantía de que el dinero existe»

  • El sindicato de futbolistas no ve posible aceptar la futura ampliación de capital del Real Jaén como aval que garantice el pago a los jugadores blancos

Posición inflexible. El sindicato que defiende los derechos de los jugadores (AFE) no ha movido un ápice su postura, según explicaron ayer responsables de este colectivo a IDEAL. «Necesitamos cualquier garantía de que el dinero existe o va a existir, porque de lo contrario se crearía un precedente muy peligroso para el fútbol nacional».

Aseguran que la primera toma de contacto entre el responsable de AFE, Jesús Barbadilla 'Jesule' y el consejero Delegado del club blanco, Andrés Rodríguez, sirvió «para que nos presentaran su proyecto deportivo. Hemos quedado para volvernos a reunir la semana que viene y como los plazos ya van muy justos les hemos pedido que nos presenten una propuesta concreta, que es lo que necesitamos, y entonces la estudiaremos y daremos una respuesta, porque vamos ya con los plazos muy apurados».

Desde el sindicato destacan que «necesitamos que nos presenten un aval, un cheque conformado, un crédito o algo donde veamos que el dinero está ahí. No se puede hacer de otra forma. Nosotros adelantamos el dinero pero con una garantía de que después lo recuperamos, porque de lo contrario habríamos desaparecido hace ya mucho tiempo». De esta forma, no se plantean como solución aceptable la pretendida ampliación de capital anunciada por la nueva directiva como aval. «¿Y si después no se realiza, o no se cubre? Ya sucedió con otro club y después no se realizó. Con todo, si ellos quieren presentar esa propuesta nuestros abogados la estudiarán, pero ya adelanto que tiene muy pocas posibilidades reales de ser aceptada».

Grave situación

Añaden que en la reunión con Andrés Rodríguez «le explicamos la situación y los plazos y la forma de trabajar en estos casos de la comisión mixta. Queremos dejar muy claro que la situación del Real Jaén es aún más grave porque ha descendido a Tercera División y si se pasa la fecha del 30 de junio los jugadores pasarían a depender del FOGASA y no del fondo que cubre a la categoría de bronce del fútbol nacional. Distinto sería si el descenso hubiera sido de Segunda División a Segunda B».

Y recalcan, «si el Real Jaén demora el pago descendería de categoría. La única forma de evitarlo sería presentando un documento, un aval de que ese dinero existe. Necesitamos una garantía documental y eso es lo que le hemos trasladado al club y lo que le vamos a solicitar la próxima semana».

De esta forma, la negociación se plantea dura y complicada. Andrés Rodríguez pretende convencer tanto al sindicado de futbolistas (AFE) como al ente federativo para que los jugadores cobren las seis mensualidades pendientes (del fondo que tiene el sindicato) y la entidad no sufra un nuevo descenso administrativo el próximo 30 de junio. Pero al mismo tiempo aclara que lo que el Real Jaén tiene es un problema legal y de tiempo, no de solvencia. «Somos empresarios serios y solventes. No puedo avalar ni dar un crédito por el embargo. Queremos que la AFE les pague y que nosotros en base a nuestro proyecto y solvencia, ganemos tiempo. Es un problema de tiempo, la ampliación puede llevar uno, dos o tres meses. Sólo necesitamos que tanto AFE como la Federación les pague y si nosotros necesitamos algo más de tiempo del 30 de junio pues que no descendamos. No es un problema de solvencia, lo es de tiempo».

El Consejero está convencido de que «AFE apoyará al Real Jaén y en breve fechas nos volveremos a reunir para llegar a un acuerdo y así podamos decir que se ha pasado la fecha del 30 de junio sin descenso. Comprendo que la afición esté incrédula porque hay muchos compromisos que no se han cumplido en etapas anteriores, pero esto es un proyecto serio».

Así, está por ver si AFE acepta la futura ampliación de capital como garantía o desde el club blanco se ven obligados a poner sobre la mesa un aval bancario, con Tomás Membrado como protagonista.