Ideal

Real Jaén

Real Jaén

El futuro del Real Jaén está en sus manos

Andrés Rodríguez, Tomás Membrado, Jesús Patón y José Quesada durante la Junta General Extraordinaria de Accionistas de ayer.
Andrés Rodríguez, Tomás Membrado, Jesús Patón y José Quesada durante la Junta General Extraordinaria de Accionistas de ayer. / JOSÉ A. GUTIÉRREZ
  • Ya se conocen los 11 nuevos administradores de la sociedad, cuyas responsabilidades se determinarán en el próximo Consejo

  • Tomás Membrado anuncia que acudirá a la futura ampliación de capital que dotará de liquidez al club

Ayer se escenificó el inicio de una nueva etapa en el club blanco. Tras celebrarse la Junta General Extraordinaria de Accionistas del Real Jaén CF SAD quedaron nombrados los nuevos administradores de la sociedad. 11 personas, el máximo que permiten los estatutos, cuyos cargos y funciones quedarán determinados en la reunión del Consejo que se celebrará en próximas fechas. Pero además, el cónclave sirvió para conocer algunos detalles del proyecto «para la consolidación patrimonial, económico-financiera y deportiva y de promoción del oleoturismo y del aceite de oliva virgen extra ecológico». Un tríptico que recoge las líneas maestras de un plan de actuación, todavía en su fase previa y pendiente de cuantificar al detalle la deuda de la entidad, que se hará público dentro de dos semanas.

En cuanto a los integrantes del consejo son: Tomás Membrado, Andrés Rodríguez, José Quesada, Manuel Quesada, Rafael Cabrera, Alfonso Del Pino, Anastasia Munuera, Roberto López, Miguel Cabrera, Bernabé Cobo y Manuel Palomares. Todos ellos realizarán sus labores de manera «altruista».

Tras la celebración de la Junta Membrado explicó a los medios de comunicación que «se habían aprobado las cuentas que por un defecto de forma no se habían podido inscribir. No son cuentas que correspondan a mi gestión, por lo que poco puedo decir».

Su intención pasa por modificar los actuales estatutos «para ampliar el número de consejeros a 15 o incluso 19, para que esté representada la sociedad jienense y el sector empresarial».

Pero quizás lo más significativo fue el esbozo que realizó Membrado sobre el proyecto en el que trabaja su equipo para dotar de liquidez al club blanco. Ahora mismo todos los esfuerzos se centran en conocer la deuda global del Real Jaén. De esa cifra depende todo el plan de actuación que incluye una ampliación de capital, la posibilidad de pedir créditos a entidades bancarias e incluso una posible emisión de obligaciones. Membrado anunció que ha decidido acudir a la ampliación de capital, «aunque no lo tenía previsto, lo haré en el porcentaje que me corresponda» y espera que así lo hagan «el resto de accionistas y el máximo posible de personas e instituciones. Porque el Real Jaén será una buena inversión».

Situación complicada

El máximo accionista del Real Jaén reconoció que «la situación es difícil. Espero no encontrarme sorpresas. Con Hacienda la negociación fue muy mal. Los aplazamientos que puede hacer son pequeños, con intereses y no nos interesa. Es preferible conseguir un crédito a 20 o 30 años que será más factible pagar por el club. Se están estudiando las soluciones».

Añadió que su equipo jurídico está trabajando para «elaborar un documento y conseguir la concesión administrativa. Necesitamos estar al día con Hacienda y Seguridad Social para poder tenerla y a su vez para proponer una ampliación de capital se necesita la concesión».

Membrado cuantificó la deuda con la Agencia Tributaria «en 1.200.000 euros aproximadamente y con Seguridad Social una cantidad similar. Lo primero es liquidar la deuda con Hacienda. Y después con los jugadores». Y calificó de «viable» poder saldar todas las deudas «y dejar el club limpio».

Su proyecto «está pensado para terminar con los problemas del Real Jaén, porque el club ahora mismo está en causa de disolución. Para ello pondremos en marcha una ampliación de capital que quiero que sea muy atractiva. Habrá seriedad. Será un buen negocio invertir en el Real Jaén porque el club tendrá mucha seriedad».

Para finalizar, el proyecto pretende «visitar y tratar de implicar al sector del aceite de oliva, así como al hostelero y al del oleoturismo».