Ideal

Real Jaén

real jaén

"Al menos estamos vivos"

El descenso de categoría del Real Jaén ha sido un golpe esperado, pero asumido por la afición con deportividad al estilo jaenero, porque en nuestra historia hemos recibido tantas patadas de toda índole, que una más la recibimos sin morir.

En Jaén tenemos un refrán muy claro: Para poca salud, ninguna.

Esto es lo que ha ocurrido: tras estar la entidad deportiva en la unidad de vigilancia intensiva en el plano existencial; tras estar metidos en los viejos casilleros de los débitos a los jugadores y demás trabajadores, a la Seguridad Social…y al lucero del alba, ahora con poca salud, preferimos ninguna y volver a empezar desde las cenizas, dando pasos lentos pero firmes

Estar en tercera división no es un baldón, sino un aguijón para tomarse las cosas con más calma, con las medicinas necesarias, con las metas realistas y con el apoyo de toda la afición blanca.

Lo peor hubiera sido asistir al entierro de la entidad nonagenaria que se llama Real Jaén. Mientras existe un poco de salud existe esperanza de ir levantando, con humildad, a nuestro primer club.

Espero que cuando se abra la ventanilla de la renovación de los socios las colas sean largas, y que la nueva propiedad del club invente un plan realizable para que nuestro equipo vuelva a subir a las divisiones superiores.

Al fin y al cabo, no hemos ido de entierro.