Ideal

Real Jaén

real jaén | la crónica

Con el agua al cuello

Cuando restan tres jornadas para que finalice el campeonato liguero el Rea Jaén ya no depende de sus resultados para mantener la categoría.
Cuando restan tres jornadas para que finalice el campeonato liguero el Rea Jaén ya no depende de sus resultados para mantener la categoría. / LOF
  • El Real Jaén vuelve a perder en el rol de visitante, donde es el único equipo del Grupo IV que no ha logrado ganar aún

El Real Jaén ha llegado a esta recta final del campeonato liguero con la impresión de que el descenso no iba con él. Y se ha topado de bruces con la cruda y dura realidad. El nombre, la historia y el prestigio de una entidad no se traducen en puntos en el casillero. Tras la derrota en Sanlúcar, los blancos afrontan la recta final con una amenazante guadaña bien afilada al cuello. Tres partidos para evitar el temido descenso al infierno de Tercera División. El primer round, el próximo domingo (18:30 horas) ante un rival directo como el Extremadura. De perder, la entidad jienense daría con sus huesos, después de 26 años, en Tercera. Una tragedia. Los blancos están teniendo los elementos en contra. Y así es muy complicado remar. Con una plantilla corta, un dato que ya se conocía, y con el peso de la ansiedad que motiva la obligación de sumar los tres puntos en juego. Se le ha acabado el crédito y ayer acusó la presión, marchándose de Sanlúcar entre la frustración y el drama. Por el camino, además, se ha deprimido su estado anímico y todo esto ha influido negativamente en su juego porque les ha acelerado. No encuentran el gol, tampoco el fútbol y ahora es la pelota la que les amenaza a ellos.

El Real Jaén se presentó en Sanlúcar de Barrameda como el único conjunto del Grupo IV que todavía no ha logrado ganar lejos de su feudo. No lo hace desde el mes de marzo del año pasado. Y así sería toda una gesta salvar la categoría.

El Atlético Sanluqueño consiguió una victoria que le sigue dando esperanzas para la permanencia, aunque no depende de sí mismo. El Real Jaén, con la victoria del Extremadura, perdió también ayer esa baza. Ahora todo pasa por ganar el domingo al Extremaudra y ver qué sucede en las dos últimas jornadas ante Villanovense (jugándose el play off) y Jumilla (en tierra de nadie).

El encuentro comenzó con las fuerzas niveladas. Parecía que había un respeto mutuo entre los dos equipos, que se estudiaban a fondo. Aunque el Real Jaén tiró varios saques de esquina pero sin generar mucho peligro ante la meta que defendía Felipe Ramos. El Atlético Sanluqueño no se encontraba cómodo. Sin embargo, en la primera oportunidad de peligro que tuvo pudo anotar el primer gol.

Fue Mawi quien recortó a dos defensas y, en el minuto 21, bate al guardameta del Real Jaén e introdujo el balón en la portería tras golpear el cuero en la madera. Se ponían las cosas muy complicadas para los blancos, que veían, con impotencia, cómo el rival les asestaba un duro golpe en su primera llegada al portal defendido por Felipe Ramos.

El tanto de Mawi despertó al Atlético Sanluqueño, puesto que tras una falta de Carlos García, José es capaz de encontrar el remate con la testa y un defensor del conjunto jienense despejó a córner. Un saque de esquina que vio final sin mucho peligro para los visitantes.

Sería en el minuto 35 cuando llegaría el último tanto del partido y que sentenciaría las aspiraciones de un Real Jaén desaparecido sobre el terreno de juego.

Sergio Ceballos, de cabeza, batió al guardameta jienense tras un córner y dejaba un 2-0 que igualaba el golaveraje tras perder en Jaén por 4-2 pero que permanecía favorable al cuadro jienense.

Antes del descanso llegó la única ocasión del Real Jaén en los primeros 45 minutos. Quesada, de cabeza, remató tras una falta procedente del centro del campo, pero el cuero no terminaría encontrando los tres palos.

Tocaba remar en contra

Con el marcador de 2-0 se llegó al descanso. Un resultado favorable a un Atlético que empezó mal pero terminó bien ante un Real Jaén que estaba perdido sobre el césped y que apenas generaba mucho peligro.

Los jienenses dieron la sensación de salir entonados tras la reanudación y buscaron la portería contraria, pero el Atlético no se echó para atrás y buscó también el tercer gol. Sin embargo, ni uno ni otro terminaría hallando el fondo de las mallas en la segunda parte de un partido donde no hubo tantas ocasiones, pero sí claras.

El 3-0 para el Atlético Sanluqueño pudo haber llegado en el minuto 54 cuando Víctor Armero se quedó solo ante el portero, pero Felipe Ramos saca el balón con la mano y da cierta confianza a su equipo. Ya es una tradición que en cada partido el meta madrileño salve a su equipo de un descosido mucho mayor. Sin duda, el pelotero franquicia de la plantilla jienense.

Iban pasando los minutos y el Atlético Sanluqueño no estaba pasando muchos apuros. Se terminó calentando el partido debido a algunas decisiones del árbitro con las que no se estaba conformes, pero el colegiado supo llevar bien la situación.

Siguiendo con el choque, en el minuto 78, Álvaro Aguado sacó una falta hacia la escuadra de la portería gaditana, pero el guardameta voló para evitar un 2-1 que habría dado alas a los de Barla en los minutos finales del partido, que habría sido vital para lograr, al menos, un empate de oro.

Pero el Real Jaén fue incapaz de crear peligro y de inquietar a los locales. Al final, derrota dolorosa del Real Jaén que se queda a cuatro puntos del Extremadura. Los algo más de 200 aficionados que viajaron a tierras gaditanas regresaron, como el equipo, dolidos por el tropiezo, pero con la mente puesta en el próximo duelo. Así reza en uno de sus lemas: «¡Hasta el final, vamos Real!». Toca seguir remando.