Ideal

Real Jaén

Real Jaén

Lágrimas blancas en Granada

  • El Real Jaén pagó caro su mal inicio ante el Granada B y no logró remontar un marcador que ya era adverso a los 13 minutos

El Real Jaén es como esos padres a los que no les gustan los niños con buenos inicios. En el caso del conjunto blanco van ya unos cuantos encuentros en los que no salir enchufados del túnel de vestuarios acaba cobrándose su coste en puntos. Dos tantos en contra en los primeros 13 minutos y numerosas ocasiones marradas explican la derrota en la capital nazarí, en el debut en el banquillo de José Manuel Barla. Un tropiezo que deja a los jienenses en puestos de descenso, junto con el Atlético Mancha Real, como los colistas de esta segunda vuelta, y a tres puntos de la salvación. Así, cuando restan únicamente ocho jornadas, hay que marcarse el objetivo de sumar, al menos 15 puntos, para soñar con salvar la categoría.

Por su parte, el Granada B consiguió su segunda victoria consecutiva y dio un paso de gigante de cara a certificar la permanencia una temporada más en la categoría de bronce del fútbol nacional.

El partido resultó atípico. Es poco habitual que se sucedan tantas llegadas al área y ocasiones, pero las circunstancias llevaron a esa situación. Los visitantes se vieron pronto con un 2-0 en contra y eso les hizo asumir mayores riesgos para que el encuentro se abriera mucho. Hubo oportunidades para ambos equipos y el marcador pudo traer más goles incluso.

Los 'diablillos rojos' volvieron a poner sobre el césped un fútbol ofensivo y vistoso, con capacidad para culminar con acierto sus aproximaciones hasta el área rival. Antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora ya se vieron con una ventaja diáfana, que aportó mayor tranquilidad para el desarrollo posterior. Sin embargo, los visitantes no entregaron ni mucho menos la cuchara ante esa adversidad y se estiraron para intentar ponerlo difícil.

Así, el primero fue obra de Santana, en una acción de mala fortuna para la zaga blanca, ya que el balón golpeó en la espalda a Carmona y quedó franco al jugador local. Y dos minutos más tarde amplió distancias Matheus, tras una efectiva presión granadina, y una bella resolución limpiando de telarañas la escuadra rival.

El Real Jaén estaba pagando caro su relajación inicial y su fragilidad defensiva. Y el Granada B no quiso hacer más daño.

Fede era el hombre más peligroso de los jienenses y en el ecuador del primer round firmó su tercera llegada con un remate, tras centro de Villa, que se perdió cerca del palo.

Jean Carlos estaba destrozando al Real Jaén por la izquierda. Una acción suya finalizó con un mal despeje de Mella en el que el travesaño impidió el gol en propia puerta. También con el palo, en su búsqueda de reducir distancias, se topó Fede.

El conjunto blanco mejoró, de manera notable, sus prestaciones en la recta final del primer tiempo y acabó volcado sobre la portería rival, pero sin fortuna en la definición.

Goles

Tras el descanso el Real Jaén logró acortar distancias, por mediación de Vitu, tras un centro de David Ordóñez. Era el tercer tanto del delantero jienense, que no marcaba desde la jornada 13 ante el Cartagena (2-0). Los jienenses dispusieron de varias acciones para haber igualado el choque, pero pronto respondió el Granada B por mediación de Jean Carlos para ampliar la ventaja y en la acción siguiente de nuevo golpeó el equipo de José Manuel Barla para generar emoción. El autor del gol fue Rafa Mella, su segundo tanto en Liga.

En solo cinco minutos se vieron tres tantos, pero a partir de ahí hubo más control por parte del Granada B, que fue capaz de aguantar su ventaja, pese a que se sucedieron opciones para que se dieran más goles.

El tridente brasileño que formó en ataque Lluis Planagumá funcionó a las mil maravillas. Marcaron Santana, Matheus y Jean Carlos. Se entendieron bien por momentos a la hora de combinar las acciones en ataque, una tarea a la que también se sumó el peruano Sergio Peña, que mostró visión para efectuar pases al espacio y coger algo desprotegida a la zaga jienense en varias ocasiones, lo que puso el marcador pronto a favor de corriente.

Hasta tres veces se encontró con el palo el equipo de Barla durante el partido tras cabezazos de Rafa Mella y Óscar Quesada y un potente disparo de Fede.

Restaba aún mucho tiempo para el final y la sensación es que podían llegar más goles. Hubo ya más opciones para el Granada B, que apostó por guardar los muebles atrás y esperar para asestar un golpe mortal a su rival.

El Real Jaén había agotado mucha energía, al tener que ir a remolque y a la contra los locales tuvieron más posibilidades para ampliar la distancia. Tuvo una clara oportunidad Matheus y después Luis Suárez. También Entrena y Sergio Peña, pero ya no se movió más el marcador. Y eso pese a que en la última acción no quiso sonreír la fortuna a los jienenses. Pol falló a la hora de despejar y el balón le cayó a David Ordóñez, pero con la mala suerte de golpearle en el hombro con lo que no pudo precisar su remate. Pudo, y mereció ser el empate.

Con el pitido final se sucedieron las imágenes de la desolación sobre el verde. Los jugadores jienenses tendidos sobre el terreno de juego, con las manos en la cabeza. La más cruda fue, sin duda, la del orcerano Óscar Quesada completamente roto de dolor y sin poder contener las lágrimas.

La afición agradeció la entrega y capacidad de reacción de su equipo. La actitud demostrada, quitando los primeros 13 minutos, debe ser el germen para salir de los puestos de descenso a Tercera División.