Ideal
Real Jaén

REAL JAÉN

Rafael Teruel cede sus acciones a Hitos y se despide del Real Jaén

Rafael Teruel cede sus acciones a Hitos y se despide del Real Jaén
  • El próximo 5 de mayo se nombrará el nuevo Consejo de Administración, tras la celebración de la junta general de accionistas

Punto y final a la etapa de Rafael Teruel al frente del Real Jaén. Ayer, en la notaría de José Ramón Messía Alarcón de la capital jienense, se formalizó el traspaso del principal paquete accionarial del club blanco, el último nexo de unión, oficial, que le quedaba a Teruel con la entidad jienense. Las accionas ya están en poder de Inaltia y, por tanto, de Juan Miguel Hitos que desembarcará, junto con sus hombres de confianza, el próximo 5 de mayo en la junta general de accionistas. Será entonces cuando Hitos tenga el control absoluto del club.

Mientras tanto ambas partes han acordado colaborar, mediante un calendario de reuniones, para facilitar el traspaso de poderes.

Teruel estuvo acompañado de su abogado Fernando González en la notaría, y en representación de Hitos (de viaje en EE UU) acudió su letrado, Javier Pereda. Curiosamente en la notaría estuvo también presente, aunque por otros asuntos, el todavía presidente, Sebastián Moya.

Teruel se mostró aliviado a la salida de la notaría. «Yo ya me estaba desenganchando de esto. Cuando llegue a mi casa sentiré ese sabor amargo de haber estado cinco años intentado sacar esto adelante e irte de la manera que no me hubiera gustado. No había otra forma. El Real Jaén sale beneficiado de aquí. Hitos ha dicho que tiene soluciones económicas y yo no las tenía, por eso me marché. Ahora mismo siento alegría. Como si me hubiese quitado un peso de encima, tengo una vida nueva. He estado cinco años de mi vida, de día y de noche, pensando en el Rea Jaén. Creo que no lo he hecho tan mal».

En su valoración particular destacó que «entré en 2003 con Carlos Sánchez de presidente y era vicepresidente financiero, y de ahí no debí salir. Era mi sitio, me ha faltado mano izquierda a la hora de poder rodearme de gente que pudiese llevar el terreno adelante en materia deportiva. No quiero decir que los que han pasado no supieran. Además, con una deuda que te está martilleando constantemente no puedes invertir tanto en lo deportivo. En lo positivo, me quedo con la gente que he conocido».

Interrogado por la deuda que reclama el Ayuntamiento afirmó que «sé que no lo voy a pagar porque no tengo las acciones. Debería subrogarse con dichas acciones. Todas las sucesivas en las que el Ayuntamiento no ha estado presente serían nulas. Hay muchas escrituras y el único que subrogaba era yo y no sé si podrá acabar también este tema en el juzgado. No lo he consultado con mi abogado. Yo creo que es de las escrituras, de la primera transmisión, que las siguientes son nulas porque el acreedor no estaba presente. Van implícitas con las acciones. Ahora tendrán que ponerse de acuerdo Inaltia y el Ayuntamiento. Ya le decía el alcalde que a él le daba igual cobrar la deuda a Teruel o a Hitos».

Sobre el proyecto de Juan Miguel Hitos declaró que «tenía mis dudas, pero cuando han hecho estas declaraciones, yo no digo voy a pagar dos nóminas a partir del cinco de mayo si no tengo nada detrás. Supongo que habrá un proyecto, hay que pagar nóminas, seguros sociales, hacienda, las deudas privilegiadas, etc. Las nóminas, cinco meses, a una media de 80.000 euros. Unos 400.000 y a eso hay que sumar la deuda privilegiada de Seguridad Social, de la Agencia Tributaria, otros 100.000 euros. Para quedarse limpio a 30 de junio hace falta medio millón de euros. Se han solicitado aplazamientos que supongo que los denegarán. Hace falta negociar, lo que yo hacía par sacar esto adelante».

Por su parte, Javier Pereda señaló que por fin se habían «firmado las escrituras y es el paso que había que dar, en la ejecución de la sentencia del pasado 13 de abril. Por fin hemos llegado a un acuerdo para hacer el traspaso de toda la documentación, la situación patrimonial del club, la gestión, porque es necesario que el nuevo Consejo tome las riendas el próximo cinco de mayo».

Confirmó que han quedado «con los anteriores gestores, a los que hay que felicitar por su actitud colaborativa y transmitir todos los papeles, básicamente deudas, y a partir de ahí habrá que ver la forma de gestionar al club. La situación no es buena, el nuevo accionista tendrá que gestionarlo y hacer el pago de las deudas para que se mantenga».

Sobre la deuda con el Ayuntamiento, el millón tres cientos mil euros, señaló que «no es objeto de este procedimiento. Ya se verá lo que se haga en su momento». Para finalizar asegurando que «lo primero al entrar en una empresa es ver la situación real. Tener claros los agujeros negros que puedan existir. No va a meter dinero para perderlo, al menos para mantenerlo. Hay que auditar las cuentas de la entidad».