Real Jaén

Montes: «Ballesta nos pide que trabajemos como locos»

Los jugadores blancos se felicitan tras marcar un gol en La Victoria./J. ORTIZ
Los jugadores blancos se felicitan tras marcar un gol en La Victoria. / J. ORTIZ

El delantero del Real Jaén suma siete goles y sueña con repetir la gesta del ascenso que firmó en 2013 con el club blanco

JOSÉ A. GUTIÉRREZJaén

Cinco temporadas después, Miguel Ángel Montes Cruz (Pozo Alcón, 10/10/1989) vuelve a la casa blanca, su hogar, para repetir el ascenso que protagonizó en 2013 a la categoría de plata del fútbol nacional. «Volví por el amor que le tengo a este club y porque la gente puso mucho interés en que yo regresara y ya no quedaba nadie de los que no quisieron contar conmigo en Segunda División», apunta Montes.

Y lo hace curtido como un ariete con clase y pegada, y que atesora 71 tantos en 302 partidos, 49 de ellos en Tercera División. Ya el curso pasado firmó 17 goles con el Guadalajara, conjunto con el que disputó, sin fortuna, el play off de ascenso a Segunda B. A esos tantos hay que sumar los siete que ha celebrado esta campaña, y sin lanzar un solo penalti. «Nos han señalado solo dos, uno lo tiró Armero y el otro Cervera. Somos los tres encargados. No nos están pitando más. Pero firmo ahora mismo que los meta cualquier compañero. No me pongo una cifra de goles, el trabajo está por encima de todo y que el equipo esté arriba y pueda ayudarle».

En el último ascenso del Real Jaén a la categoría de plata del fútbol nacional quedó grabado, a fuego, en la memoria de los sufridos aficionados blancos la acción de Gaitán sacando el esférico de la misma línea de gol en el último suspiro de la eliminatoria ante el Huracán. Esa jugada fue vital, pero no hubiera tenido sentido sin los dos tantos que firmó Migue Montes, hasta esa fase de play off suplente de Diego Cascón, y que sirvieron para que el bloque dirigido por Manolo Herrero diera el salto a Segunda División A. «Recuerdo que había un vestuario increíble, un gran equipo y tuvimos la pizca de suerte que es necesaria. Tenía un rol diferente, pero jugué bastante y muy contento de los minutos que disputé. Cada momento en la vida hay que verlo como venga. Aquel año salió todo redondo y me quedo con ese bello recuerdo».

Para Montes ascender a Segunda División A «es mucho más complejo que hacerlo a Segunda División B. En Segunda B todos los grupos son muy fuertes y en Tercera siempre hay alguno que baja el nivel, aunque luego te puede ganar cualquiera».

Y sobre las opciones de repetir éxito señala que ha regresado «con la ilusión de que hay un proyecto para subir, un equipazo y ojalá se repitiera el ascenso y puede pasar. Vamos a poner toda la carne en el asador para que así sea».

El Grupo IX es «muy fuerte, hay grandes proyectos, el nivel es muy alto y costará mucho hacer play off. A nosotros nos costó al principio porque había que forjar un grupo de jugadores completamente nuevo pero el equipo ha experimentado una gran mejoría y seremos un rival a tener en cuenta para estar arriba». Incluso apuesta por discutirle el primer puesto al Atlético Malagueño. «Por supuesto, el Real Jaén siempre tiene que discutir el liderato y optar a las cotas más altas de cualquier competición. Estamos a seis puntos del liderato que hace unas jornadas pensábamos que era inalcanzable y llevamos una dinámica positiva que nos sirve para mirar arriba».

Montes piensa que «el Malagueño es un gran equipo pero pondría por delante al Almería B y al Huétor Tájar. Pero el Real Jaén por vestuario, equipo y afición es el mejor del grupo».

Opiniones

Sobre Luizinho explica que «es muy joven, buen jugador, y tiene que ir adaptándose. Cuenta con buenas condiciones. Nos ayudará mucho, como ante el San Pedro. Juegue el que juegue el equipo puede estar tranquilo». Además, añade que «el vestuario es lo mejor del equipo, todos nos llevamos genial. Cuando toca trabajar lo hacemos como auténticos animales y lo personal es una auténtica locura. Todos vamos a muerte con el compañero».

De Salva Ballesta asegura que «nos pide que trabajemos como locos, y el equipo lo hace, cuando toca cachondeo es el primero, está llevando el vestuario muy bien y ha dado en la tecla. Ha sido futbolista y sabe lo que necesita el jugador en cada momento y lo que tiene que quitar». Para añadir que «con nosotros participa en los entrenamientos, pero no lo ha podido hacer mucho porque llegó tocado. Alguna vez se ha llevado algún encontronazo pero sin maldad».

El equipo se ejercitará hoy en el Nuevo La Victoria, «cuyo césped no tocamos desde el día del San Pedro para preservarlo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos