Real Jaén

El método Tébar sigue dando sus frutos

Lance del partido disputado ayer entre el Martos y el Real Jaén. /ANA TEBA
Lance del partido disputado ayer entre el Martos y el Real Jaén. / ANA TEBA

El Real Jaén sigue en la carrera por el play off tras ganar al Martos gracias a un gol en propia puerta y una pena máxima que lanzó Juan Carlos | Desde la llegada del nuevo técnico suman su cuarto triunfo consecutivo sin encajar un solo gol

ANA TEBAMARTOS

El Real Jaén se llevó un partido en el que el Martos llevó el timón pero la fortuna fue para los visitantes. Por un lado, Almansa marcó en propia puerta el primer gol del encuentro mientras que el segundo llegó gracias a un penalti que provocó Sanabria y Juan Carlos se encargó de encajar la pena máxima.

Todos los focos estaban puestos en Martos. El Real Jaén se enfrentaba a una de las ocho finales que le quedan y una de ellas pasaba por el feudo marteño, donde los jugadores de Rafael Perales se mantenían firmes en su misión de no perder puntos en casa. El objetivo para ambos estaba claro: ir a por todas. El Real Jaén se jugaba no descolgarse del play off mientras que el objetivo del Martos, sin nada en juego, no es otro que hacer disfrutar a su afición.

Los dos objetivos son igual de válidos y el segundo se lo tomó más en serio que el equipo de la capital. La primera se tiñó de blanquirrojo gracias a una falta directa sacada por Sutil y rematada por Horno. Finalmente, el jugador marteño no pudo recoger bien el balón y, aunque hizo que Arellano se moviera de su sitio para defender su portería, no supuso ningún peligro para el Real Jaén que aún se estaba colocando.

La segunda volvió a estar en los pies del equipo local cuando, en el minuto 6, Montiel engañó a su defensa y, con un toque de talón, le pasa el balón por encima de su cabeza, ganándole en la carrera y recuperando el balón. El jugador del Martos se apoyó en Ángel, que llegaba hasta el área de Arellano solo. Este recibió y lanzó el balón por encima del travesaño, rozando con los dedos el primero del partido.

Sutil, defendido por Higinio, estuvo inspirado durante los primeros minutos del partido. Todos sus centros llegaban a su destino, poniendo en aprietos a la zaga del Real Jaén. Por fortuna para los visitantes, el Martos aún no había afinado su puntería y los disparos a la meta visitante terminaban yéndose por línea de fondo. Como la del minuto 10, donde Ángel se encontró con Arellano que desvió a córner sin mayores consecuencias.

La primera del Real Jaén llegó en fuera de juego y a través de Pedro Beda. Los de García Tébar aún no habían encontrado su sitio en el campo hasta el primer cuarto de hora del partido, cuando empezaron a mover la bola y acercarse a la portería de Pozo. Cuando esto pasó, la multitud de aficionados que los acompañó hasta la Ciudad de la Peña se animaron y animaron a los suyos, haciéndoles ver que no estaban solos.

El Martos siguió dando guerra al equipo visitante y Sutil seguía siendo uno de los protagonistas del encuentro. El 10 del Martos volvió a lanzar un pase a David Horno que llegó hasta la línea de fondo, remató a puerta y terminó por desviar Arellano.

Por su parte, el Real Jaén tuvo sus mejores ocasiones a balón parado. Una de ellas en el 32, con una falta que sacó Armero directa a la portería de Pozo y Pepón, adelantándose, la lanzó alta alejándola de la meta marteña. A continuación, en el córner, volvió Pepón a salir a escena para sacar un balón que se quedó en el área con peligro para los locales. La grada terminó por rendirse ante Pepón.

Aunque el descanso estaba cerca, el partido continuó y el Real Jaén encontró una nueva oportunidad que lo acercó al gol. En esta ocasión, Armero se coló entre la defensa marteña y llegó hasta Pozo, donde el cancerbero local detuvo el balón y Almansa lo sacó para evitar males mayores.

Dos golpes mortales

Llegada la segunda parte, el guión siguió siendo el mismo y el Martos salió con más hambre que su rival. Tres minutos tardó David Horno el cabalgar por banda derecha y centrar el balón que se paseó por el área sin encontrar rematador. Tan solo un minuto después Rentero remató a la portería visitante que se fue fuera por poco, junto al poste de Arellano.

Sin embargo, en el 55, tras una falta al Martos en la que el árbitro no para, el balón sigue en juego y Almansa termina por colar el balón en la propia portería de Pozo, dando al Real Jaén un respiro que no había trabajado. El Martos, lejos de achantarse tras el revés, siguió acechando la portería de Arellano, en esta ocasión con un disparo de Ángel que roza el travesaño y sale fuera por poco.

La suerte del Martos no iba a cambiar y, aunque se acercaba a la portería rival, sería su rival el que llegaría hasta la portería de Pozo para seguir sumando en su marcador. En el minuto 78, el árbitro pitó un penalti a favor del equipo visitante. En la jugada, Sanabria, que defendía a Juan Carlos, empujó al segundo que cayó dentro del área. Sin dudarlo, el colegiado pitó la pena máxima. Juan Carlos cogió el balón y se aseguró de ser él quien lanzara la bola. Pozo se preparó, en su portería, pero el jugador del Jaén logró despistarlo y le coló la pelota en la esquina izquierda de la red del cancerbero local.

La afición del Jaén se vino arriba y celebró el segundo gol como si el partido ya hubiera acabado. A pesar de que aún quedaba casi un cuarto de hora, el ánimo fue ese. Por una parte, la afición del Martos se guardó el coraje por no compartir la visión del árbitro, mientras que la visitante ya contaba con tres puntos más en su bolsillo que daba por cumplido el objetivo en casa del Martos Club Deportivo.

El partido, con el segundo gol, se abroncó. Aunque tras el penalti el Martos lo siguió intentando, pero los ánimos terminaron por decaer y se limitó a defender la bola que controlaba el Jaén, esperando que pasaran los minutos mientras que el Jaén disfrutaba y el Martos se daba por vencido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos