Los jugadores de la pasada campaña confían en que cobrarán las dietas

Jugadores del Real Jaén durante el último partido de la pasada temporada, en casa ante el Jumilla.
Jugadores del Real Jaén durante el último partido de la pasada temporada, en casa ante el Jumilla. / J. O.

La Comisión Mixta ya tiene en su poder la documentación con la que pretenden justificar que los gastos reclamados son reales

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Han ganado una batalla pero no la guerra. Los jugadores que defendieron la pasada temporada la camiseta del Real Jaén confían en que la Comisión Mixta formada por RFEF y AFE acabe dándoles la razón y puedan, de esta forma, percibir la parte de sus salarios correspondientes a diferentes conceptos relacionados con primas y gastos varios. La Comisión ya tiene en su poder la documentación aportada por los peloteros y se reunirá en la segunda quincena de julio para examinar y resolver las reclamaciones de aquellas cantidades cuyo vencimiento de pago se haya producido a lo largo del mes de junio (caso por ejemplo del técnico José Manuel Barla) y también de las alegaciones presentadas por los jugadores.

Hay que recordar que el impago de las cantidades aprobadas por la Comisión Mixta en esta segunda reunión conllevaría la suspensión de los servicios federativos al club, no pudiendo, entre otras cosas, tramitar el club deudor licencias de jugadores desde el inicio del primer período de tramitación de las mismas de la temporada 2017/2018 hasta el pago de las cantidades que pudieran aprobarse.

La Comisión Mixta estimó a finales de junio en su resolución, casi en su totalidad, los planteamientos de los servicios jurídicos del club blanco. De esta forma se establecía como deuda a abonar por el Real Jaén la cantidad de 113.980,55 euros, cifra que el club blanco hizo efectiva, en tiempo y forma, eludiendo el descenso administrativo a División de Honor.

El Real Jaén encontró la fórmula para reducir la factura que debía abonar a los jugadores de la pasada campaña por las seis mensualidades que la entidad jienense tenía pendientes. Los servicios jurídicos del club blanco apostaron por descontar la parte del sueldo de los futbolistas que tienen estipulado en concepto de dietas al no haber sido justificadas documentalmente.

La jugada sentó como un jarro de agua fría en el seno de la plantilla. Los jugadores se vieron obligados a recopilar, a marchas forzadas, los 'justificantes' con los que deben demostrar que «si debemos percibir 'x' en concepto de dietas, tenemos la documentación de que nos hemos gastado esa cantidad en los conceptos estipulados».

Se trata de facturas de comida, alquiler de vivienda, luz o agua, entre otros gastos, que los futbolistas aseguran que no fueron entregando al club «porque tanto los antiguos dirigentes como los actuales» les dijeron «en todo momento que no era necesario», que se preocuparan por eso. «Ahora, para fastidiarnos, a nosotros y a nuestras familias, han cambiado el discurso. Muy triste y lamentable, sobre todo después de todo lo que hemos tenido que aguantar», aseguraron a IDEAL.

Ahorro

Es importante recordar que el Real Jaén se ahorró una cantidad sustancial, unos 200.000 euros, con la jugada de sus servicios jurídicos, ya que la cantidad de partida adeudada, según el propio club, era de 314. 902,32 euros.

No hay que olvidar que si la Comisión Mixta da la razón a los futbolistas, el Real Jaén debería ponerse al día con ellos. Una cantidad que se sumaría a la que reclama el antiguo cuerpo técnico. Barla ya aseguró hace unos días a esta redacción que «en el Rea Jaén no pueden tramitar fichas, ni de jugadores ni técnicos», hasta que no les paguen a los tres: Ramón Tejada, José Luis Ramos y a él. «Tienen de plazo hasta un día antes de que empiece la competición liguera, porque después no podrán tramitar las fichas y por lo tanto competir», señaló.

Además, el club deberá abonar también la multa impuesta por los nueve partidos que estuvo sin entrenador desde la marcha de Tejada. La cifra podría rondar los 15.000 euros, cantidad que igualmente debería pagarse antes del inicio del próximo curso liguero.

Y todo esto tiene lugar cuando el sábado pasado se hizo público que el Real Jaén había intentado hacerse con una de las dos plazas vacantes en Segunda B. El ente federativo resolvió que no le correspondía este derecho, que hubiera supuesto un desembolso importante cifrado en 133.000 euros.

Fotos

Vídeos