Real Jaén

José Jesús Aybar: «Espero que ambos equipos podamos disputar el play off»

José Jesús Aybar en el estadio de La Victoria, cuando era entrenador del Real Jaén./Juande Ortiz
José Jesús Aybar en el estadio de La Victoria, cuando era entrenador del Real Jaén. / Juande Ortiz

El Antequera CF viaja sin bajas para el duelo de este domingo (12:00 horas) y con la intención de «jugar mucho tiempo en campo contrario y tener el control del duelo»

JOSÉ A. GUTIÉRREZJaén

José Jesús Aybar (Arjonilla, Jaén, 1972) es un enamorado de todo lo que rodea al mundo del fútbol. Un entrenador con un modelo cada vez menos usual, aunque quizás por ello fácilmente reconocible, el del técnico comedido, capaz de charlar sobre aspectos técnicos al tiempo que cita, a grandes de la literatura o la filosofía. Un entrenador reflexivo, que compagina su labor en la docencia con la de intentar llevar al Antequera CF a la categoría de bronce del fútbol nacional.

Con el Real Jaén vivió dos etapas cargadas de alegrías y sinsabores. En la primera cogió el equipo en puestos de descenso (temporada 2004-2005) para dejarlo salvado en la novena plaza. Y en la campaña siguiente dimitió en la jornada 13, cercado por las prisas de un club que pocas veces ha sabido tener paciencia. Regresó al club blanco en la temporada 2012-2013, tras haber hecho campeón del grupo IX al Atlético Mancha Real, y de la mano de Manolo Herrero firmó el último ascenso a Segunda División A. Lideró desde el banquillo el intento de regreso a la categoría de plata del fútbol nacional, pero fue destituido cuando el equipo estaba peleando por los puestos de play off.

Y de ahí puso rumbo a Antequera, donde ha estado las tres últimas temporadas. Llegó en la quinta jornada de liga de la campaña 2015-2016 y su aterrizaje supuso una bocanada de aire fresco y un giro en la dinámica deportiva del equipo. Estuvo peleando hasta el final por un play off que al final se le resistió. Y en el curso siguiente fue segundo, justo detrás de un intratable Atlético Malagueño.

Aybar ya es el tercer entrenador con más partidos en el banquillo antequerano

Por todo esto, reconoce que el duelo de este domingo (12:00 horas) «es un partido especial, porque voy a un sitio donde tuve la fortuna de estar mucho tiempo. Antes de que empiece me vendrán muchas cosas a la cabeza, pero cuando la pelota ruede ya nadie se acordará de eso y será un encuentro normal. Llegamos los dos equipos en un gran momento. Espero que podamos cumplir ambos el objetivo y disfrutar de la liguilla de ascenso a final de temporada».

Sobre los movimientos que han realizado en este zoco invernal explica que «tuvimos hace tiempo la baja de Juanillo, que se marchó al Palo y surgió la posibilidad de incorporar a Adrián y lo hemos hecho. Y el fichaje de Portillo es porque Mosquera se tuvo que marchar por temas laborales y nos dejaba ese hueco. No teníamos intención de movernos pero ante esos dos inconvenientes no hemos tenido más remedio que hacerlo».

300 kilómetros diarios

Son casi 300 kilómetros diarios en coche para ir a entrenar y se ejercitan todos los días salvo los martes. «La temporada pasada estuve trabajando en el Rincón y me pesaba un poco menos la carretera. Pero esta gente apostó muy fuerte para que yo fuera el entrenador y estoy muy contento y satisfecho de mi estancia en Antequera. Hay las mismas urgencias que en todos los sitios pero hemos encontrado ese equilibro de saber que las cosas necesitan un tiempo. Y de momento se viene cumpliendo, también porque hemos ganado más que perdido. Sí es cierto que es un sitio donde estoy muy cómodo porque dejan continuidad al tema deportivo».

El duelo de la primera vuelta, que acabó con victoria local (2-1) provocó un giro radical en el proyecto deportivo del Real Jaén, que acabó con las salidas de la entidad de David Rojas Valenciano y Fernando Campos y el aterrizaje de Rubén Andrés y Salva Ballesta. «En aquel partido merecimos la victoria, pero ahora ha cambiado todo mucho. Nosotros seguimos funcionando bien, pero el Real Jaén tiene un bloque muy compacto, con una moral muy alta. Son un equipo totalmente diferente, con jugadores distintos. Pero cada bloque tiene sus puntos fuertes y débiles y al final veremos quien logra dominar el juego, intentar estar más tiempo en campo contrario, evitar más contras. Por ahí creo que estará la historia de este partido».

El Antequera de Aybar es un bloque que le gusta proponer fútbol. «Nuestra intención en todos los campos es intentar jugar mucho tiempo en campo contrario y tener el control del partido. En unos lo conseguimos más que en otros, pero nuestra propuesta es intentar eso».

Sobre su opinión del grupo IX subraya que «desde hace muchas temporadas no teníamos un grupo tan complicado. Los dos filiales están por encima de todos. Cuando necesitan algo su mejor caladero lo encuentran en su División de Honor, algo que no disfrutamos el resto de equipos. Después hay cinco o seis conjuntos intentando pelear por esas dos plazas. Está llegando el Loja y hay otros que parece que están descolgados pero hay que tener cuidado porque queda todavía mucha liga».

De su actual club comenta que «nosotros tenemos el objetivo de jugar el play off sin que sea algo obligatorio. Hay otros equipos que tienen esa necesidad casi como medio para poder subsistir y no es nuestro caso. El Antequera es un club que se organiza a la perfección y no falla en sus compromisos. Espero conseguir un logro deportivo porque se merece estar en otra categoría. Todo esto me anima a continuar».

Y también tuvo palabras de cariño hacia el bloque verde. «Mancha Real es otra tierra especial para mí, hubo contactos a principio de temporada, pero eligieron bien al apostar por Rizos». Aybar ya es el tercer entrenador con más partidos en el banquillo antequerano sólo por detrás de Vicente Ortiz (122) y Camacho (321). El balance no puede ser más positivo. Más de la mitad de esos cien partidos los ha resuelto con victoria.

Para este domingo, «aunque quedan tres sesiones de trabajo, por ahora no tenemos bajas, pero toca ser cautos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos