Jonathan Rivera, segundo fichaje para el Real Jaén de Valenciano

Manuel Quesada, Jonathan Rivera y Salvador Márquez, en la presentación del centrocampista granadino./J. A. GUTIÉRREZ
Manuel Quesada, Jonathan Rivera y Salvador Márquez, en la presentación del centrocampista granadino. / J. A. GUTIÉRREZ

Se trata de un mediocentro polivalente, que puede actuar también en banda y que ha militado las últimas cinco campañas en Mancha Real

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El trasvase de la casa verde a la blanca, y viceversa, sigue dando sus frutos. Y no serán los últimos. Ayer el Real Jaén presentó a su segundo pelotero de cara a la próxima temporada: Jonathan Rivera Vallejo, un centrocampista nacido en la localidad granadina de Lobres que actúa de mediocentro, aunque su polivalencia le lleva a desenvolverse también pegado a banda, y que ha militado las últimas cinco temporadas en el Atlético Mancha Real. Rivera destilará en el conjunto de la capital jienense su magisterio futbolístico: un experto en las acciones a balón parado, dotado técnicamente y con un olfato especial para la estrategia. Un futbolista de los que hacen grupo, con carisma y capacidad de liderazgo.

«Estoy muy feliz y contento de llegar a este equipo, cuando uno juega al fútbol en equipos importantes siempre tiene esa esperanza e ilusión de tener esta llamada del Real Jaén. Mi novia es de Jaén y su familia, han sido futboleros y es una motivación más. Con David y Fernando Campos - que fue quien lo firmó para el bloque verde - fue todo muy fácil. Tengo ganas de entrenar, sentirme bien, que se haga un buen equipo, sobre todo equipo, que se va a hacer. Estoy contento, ilusionado y feliz. Llevo muchos años viviendo aquí, pero como un adoptivo más. La suerte mía será la de todos y que Dios quiera que en un futuro estemos otra vez donde se merece», fueron sus primeras palabras.

Añadió que no esperaba la llamada. «Pero es verdad que cuando acabó la temporada, con el descenso se acaba un poco cansado del fútbol, cuando pasan dos semanas ya se te ha pasado y empiezas a mirar el mercado. Cuando vi que firmaron a David y Fernando, piensas por qué no. Y cuando te lo ponen fácil y los conoces, es todo más fácil», añadió.

Interrogado por la presión que puede suponer jugar en el Real Jaén explicó que «en el fondo es jugar al fútbol». «Si las cosas van bien será todo más mediático, como si las cosas van mal. Se trata de entrenar a tope y que cuando llegue el partido estés preparado para darlo todo. Si haces las cosas y todo lo que está en tu mano y no se consigue, mala suerte u otros motivos. Hay que entrenar cada día como si fuera el último y estaremos donde nos merezcamos».

Por último, en cuanto a los objetivos, aseguró: «En todos los equipos tengo muy claro que es hacer una buena temporada, empezar bien la liga y, a partir de ahí, poco a poco. Llegará el mes de marzo y los últimos ocho partidos, que es cuando se decide todo. Y al 'play off' hay que llegar en la mejor manera. Al final, un partido llevará a otro».

Jandra, el tercero

La segunda buena notica para la casa blanca llegaba del lado del canterano Álvaro Jandra, que en las redes sociales, sin utilizar el vehículo oficial de comunicación del club blanco, anunciaba su apuesta decidida por pelear para ganarse un puesto en el equipo de Valenciano. «Aunque he recibido ofertas muy atractivas, he decidido aceptar la propuesta del Real Jaén. No era lo que esperaba recibir ni oír pero los colores tiran mucho y he decidido aceptar. Empezaré a realizar la pretemporada con el primer equipo con la intención de ganarme un sitio y poder formar parte de la plantilla blanca en la temporada 17/18», explicaba el interior derecho de 22 años.

Jandra, que ya sabe lo que es debutar con el primer equipo en Segunda División B, es uno de los jugadores con mayor proyección de la cantera del Real Jaén. «Aunque muchos me dicen que debía haberme ido, mi cabeza me dice que debo intentarlo y pelear por lo que siempre he querido y quiero: pertenecer al primer equipo de mi club. Y más ahora, que ha tocado la 'época mala' con el descenso. La ciudad y la afición merecen un ascenso y por ello se va a luchar y por ello quiero dejarme la piel», subrayaba el jugador que la pasada temporada firmó 21 tantos con el Real Jaén B.

Álvaro asegura que está «deseando empezar». «Y demostrar mí valía. Sacrificio, ilusión y coraje no me van a faltar», dice. Experiencia en la categoría ya tiene, pues militó en el conjunto de Los Villares en la temporada 2015-2016, a las órdenes de Manuel Chumilla.

Fotos

Vídeos