Ideal

Real Jaén

Historia del Real Jaén

Historia del Real Jaén

El 13 de agosto de 1922 el doctor en Medicina Juan Nogales Martínez funda el Jaén F.C., equipo que pronto se convirtió en el favorito de los jiennenses frente a su otro rival capitalino, la Unión Deportiva. El mismo día de su presentación jugó un encuentro amistoso en La Carolina contra el equipo local, siendo derrotado por 5-0. Diez días después se produce la primera victoria frente al Linares por 3-1. El paso siguiente fue la federación del club en 1923 para que pudiera competir en las categorías nacionales, disputando varios partidos amistosos durante ese año y el siguiente.El 12 de junio de 1929 se reconstituye el equipo bajo el nombre de Sociedad Olímpica Jiennense, figurando el equipo en Tercera Regional, junto a otros equipos de las provincias de Córdoba y Jaén. El 12 de abril de 1931, tras vencer al Nacional de Córdoba (filial del Córdoba), la Olímpica ascendió a Primera Regional. El uniforme del equipo en aquel entonces estaba constituido por camisola roja y pantalón azul.

El 5 de julio de 1939, tras finalizar la guerra civil, se reconstituye de nuevo la Sociedad Olímpica Jiennense, presidida por Lisardo Mena. Se abandona el color rojo por el blanco original en la vestimenta del equipo.

Tras la muerte de Juan Nogales, de nuevo presidente, en 1942, accede a la presidencia Diego Infante. Ese mismo año el club se adjudicaría la Copa Federación Sur al imponerse al San Andrés por 1-4.

En la campaña 1942/43 el equipo accede a por primera vez a categoría nacional, a la Tercera división española. El 29 de octubre de 1944 se inaugura el, por entonces, Nuevo Estadio de la Victoria, situado en el centro de Jaén, el cual se convirtió durante 60 años en un símbolo más del club jiennense, así como un difícil obstáculo de superar para sus rivales, debido a sus reducidas dimensiones y a la relativa cercanía de las gradas respecto al terreno de juego. El partido inaugural enfrentó a la Olímpica contra el Algeciras, siendo el resultado final de 2-2.El 5 de septiembre de 1947 la Federación Española de Fútbol autorizó el nombre de Real Jaén, que sustituía al de Olímpica Jiennense, y se estableció definitivamente el color blanco para la primera vestimenta del equipo, en lugar del pantalón azul y camiseta roja que solía vestir la Olímpica.

En la década de los años 50 el club alcanza sus mayores glorias deportivas, conquistando en 1952 la Copa Federación de fútbol y militando tres temporadas en la Primera División del fútbol español (1953/54, 1956/57, 1957/58), tras un doble ascenso consecutivo desde Tercera División a Primera de la mano de emblemáticos jugadores como Ángel María Arregui. Su mejor clasificación provisional la consigue tras la tercera jornada de la temporada 1957/58, alcanzando la segunda posición, tras el Real Madrid.

Nuevamente descendido se mantuvo en un largo periplo de ascensos y descensos entre Tercera y Segunda a donde volvió a finales de los 90, lo que le proporcionó nuevos bríos deportivos acompañados del resurgimiento eufórico de la afición. Pero no pudiendo consolidarse en la categoría desciende a Segunda División B iniciado el siglo XXI, donde permanece con dispar fortuna, mientras hace frente definitivamente a los problemas económicos que arrastra desde su conversión en sociedad anónima deportiva.

En la temporada 2008/09 se proclamó, por segunda vez en su historia, en el campeón de la Copa Federación de fútbol al derrotar en la final al Rayo Vallecano B y disputó la promoción de ascenso a 2ª siendo derrotado por el Villarreal B.

En el verano de 2010, el Real Jaén vivió uno de los momentos más difíciles de su longeba historia. Al no consumarse su ascenso a segunda división, por la derrota frente al FC Barcelona Atlétic en segunda ronda de los play-offs, las denuncias por impagos de jugadores, ex-jugadores y técnicos, crearon una deuda de alrededor de medio millón de euros, a la que tenía que hacer frente el club antes del 31 de Julio de ese mismo año. Después de negociaciones por varios frentes, medidas desesperadas, decisiones negativas del Ayuntamiento, manifestaciones etc...Todo hacía indicar que el equipo estaba destinado a desaparecer, pero en la tarde de ese mismo día 31, se llegó a un acuerdo con futbolistas y ex-futbolistas para que retiraran las denuncias ante la AFE, más las ayudas populares, del Ayuntamiento y Diputación, consiguieron dar ese aliento a un equipo que tenia las horas contadas.