REAL JAÉN

«Configuramos una plantilla en la que nadie se pueda relajar»

El técnico del Real Jaén se mostró ante IDEAL satisfecho con el plantel de jugadores que está confeccionando de cara a la próxima temporada

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

El técnico granadino Germán Crespo es un hombre feliz. En el Real Jaén está cumpliendo un sueño y ahora se ha propuesto hacer la vida algo más interesante para los seguidores de la capital jienense. El estilo no se negocia. Porque para Crespo el buen fútbol es la llave que abre todas las puertas.

El Real Jaén le ha dado a Crespo la posibilidad de confeccionar un proyecto atractivo, en una entidad con casi cien años de historia. Y el técnico granadino promete darle al juego de los blancos un impulso estético que agradecerán sus sufridos aficionados. Un salto de atrevimiento para lo que se estila en Tercera. El gran fútbol siempre se asocia a los grandes jugadores, y si la pelota lo pasa bien la grada también. Hay que darle importancia al esférico aunque solo sea porque cuando pita el árbitro solo hay uno sobre el verde. Y no se puede olvidar de que en todo espectáculo hay un compromiso con la gente. Está por ver si la cicatera Tercera División penaliza a un equipo que se va a proponer jugar bien al fútbol.

El Real Jaén será un conjunto que querrá la pelota y que no hará de la especulación y la grosería su eje de juego. La temporada promete.

Germán Crespo cuenta ya con una gran número de elementos, que destilan clase y goles por sus botas, para desarrollar su idea futbolística. Con la confirmación de la renovación del central jienense Ramón, ya tiene cerradas las 16 fichas de jugadores mayores de 23 años. «Estábamos aguantando un poco por el fichaje de Juanma Espinosa, que en principio no contábamos que se podía dar, y ya con la renovación de Ramón las fichas de mayores de 23 se han quedado cerradas. Ahora queda los más complicado porque los sub 23 siempre están esperando a filiales y equipos de Segunda B, pero a partir de la próxima semana se irán bajando a Tercera División».

El objetivo es completar las 22 fichas, «pero sin prisas porque se ha quedado un bloque muy competitivo, con experiencia. Hasta que empiece la pretemporada y después hay tiempo de ir recogiendo a jugadores que por ejemplo estén a prueba en filiales o en Segunda B».

En cuanto a los nombres propios, Crespo aclara que «Rentero tenía contrato en vigor y es un jugador que pertenece al Real Jaén. Estará con nosotros. Es un futbolista sub 23 que el año pasado tuvo minutos en el Martos. Quiero verlo porque no lo conozco lo suficiente. En principio creo que sí seguirá».

Añade que «con David Ordóñez hablé porque es un futbolista que me gusta. Pero el tema económico lo lleva Andrés con los representantes y no queremos hacer barbaridades con los jugadores sub 23. Queremos a futbolistas que ofrezcan competitividad en sus puestos pero no haremos locuras». No cree que Raúl García aterrice en la nave blanca porque «está esperando y no hemos llegado a hablar en profundidad». Y con Torralbo se tomará una decisión en los próximos días. «Porque a pesar de ser sub 23 tal y como se ha puesto el centro del campo, por la competencia que habrá, le dije que tendría pocos minutos. En banda con jugadores como Armero, Juan Carlos, tendrá poco protagonismo. Por si tuviera otra opción que le interesara más».

En cuanto a Ezequiel «se quería contar con él pero están esperando posibilidades de tener minutos y de jugar en un filial. Estamos esperando pero se puede cerrar a otros jugadores mientras tanto».

ADN jienense

De esta forma se ha configurado una plantilla con marcado ADN jienense. «Hay un presupuesto. Queríamos evitar gastos en tema de pisos. Hemos buscado gente con calidad y cercana, gente de la casa que además de sus cualidades y de tenerlo todo para jugar en el Real Jaén, el club se ahorre un dinero importante en el tema de pisos. Lo mismo pasa con la gente de Granada. Porque serán jugadores que por cercanía se van a desplazar en coche. Cuanto más dinero nos podamos ahorrar mejor».

La plantilla empezará a trabajar el próximo 16 de julio «si no hay cambios. Entrenamientos por la mañana con algunas sesiones dobles, o mañana y gimnasio».

Crespo señala como rivales directos en el Grupo IX a «Linares, Mancha Real, Antequera, que están haciendo equipos muy competitivos. Hay equipos que están firmando muy bien. Y el Trofeo del Olivo será una buena piedra de toque al medirnos al Linares el 8 de agosto». Añade que «el grupo será igual de fuerte que la temporada pasada. No están los filiales pero el Mancha Real mantiene la base del año pasado y seguro que estará arriba, el Linares se está reforzando muy bien, hay equipos malagueños como el Palo, el Vélez este año está haciendo un equipo competitivo y Motril o Huétor Tájar pelearán también por los puestos altos».

En el seno de la entidad están muy pendientes del terreno de juego. «Se iba a resembrar, pero ahora parece que no. El club lo está estudiando. Los partidos de pretemporada salvo el Trofeo del Olivo los jugaremos fuera. El césped está bien pero no se está pisando. No sabemos cómo responderá cuando se empiece a pisar. Está en condiciones perfectas pero el club está estudiándolo para que mejore y no haya problemas».

Además, aclara que «no habrá filial. El campo nos lo podían dejar pero por dimensiones será complicado. Así, entrenaremos alternando el campo de la Federación con el Nuevo La Victoria. Porque el campo de la Universidad tuvo un gasto importante.

Interrogado por el esquema de juego que desplegará su equipo comenta que «el dibujo táctico lo marcan los futbolistas. Habrá momentos del partido que el dibujo sea con dos delanteros, pero habrá modificaciones incluso en los mismos partidos».

Y se muestra muy satisfecho con la configuración del plantel de futbolistas. «Se han quedado los jugadores de la temporada anterior que hicieron un buen año, futbolistas que se adaptan a mi estilo de juego, han venido jugadores que he pedido y si cerramos el tema de los sub 23 estoy convencido de que contaremos con una plantilla de garantías como pedí. Una mezcla entre lo que había y lo que ha venido con calidad. Una plantilla en la que no se pueda relajar nadie».

Club histórico

Ya lleva unas semanas trabajando en Jaén y subraya que tanto la ciudad como el club son «lo que me imaginaba, un club histórico con mucha masa social, con la gente ahora ilusionada y diferente a lo que he vivido en años anteriores. En Granada ya viví algo parecido pero es cierto que la dimensión en cuanto a los equipos en los que he estado hasta ahora es totalmente diferente».

Germán Crespo se inició como entrenador en el Sierra Navada-Cenes, en Regional Preferente, en 2007. Luego pasó al Huétor Vega, club en el que estuvo al frente dos temporadas, en la misma categoría.

El Atarfe Industrial fue su siguiente equipo, en este club estuvo cuatro temporadas, hasta que el Maracena se fijó en él para continuar entrenando en Tercera División. La temporada pasada fichó en el Huétor Tájar, y ahora ha aceptado el reto de devolver al Real Jaén a la categoría de bronce del fútbol nacional.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos