REAL JAÉN

Fe blanca hasta el final

Pugna aérea por el cuero de los jugadores blancos y rojiblancos./JUANDE ORTIZ
Pugna aérea por el cuero de los jugadores blancos y rojiblancos. / JUANDE ORTIZ

El Real Jaén salvó un empate en la recta final que le permite seguir en los puestos de privilegio. Los jienenses caen a la cuarta plaza empatados con Motril y Antequera, pero siguen dependiendo de si mismos para jugar el play off de ascenso

JOSÉ A. GUTIÉRREZJAÉN

Todo equipo parte de una idea, una premisa, pero se mueve por estados de ánimo. Y el Real Jaén se desprendió de su rígido corsé en la recta final del duelo. Con todo perdido apareció la garra y asomó una buena dosis de talento. Al método Tébar se le añadieron unas necesarias gotas de fe blanca. Va madurando la fórmula del éxito.

1 Real Jaén CF

Luis Arellano, Juanlu, Higinio, Ramón, Dani Fragoso, Ismael Heredia, Mario Martos (Pico, min. 63), Torralbo (Luizinho, min. 63), Migue Montes, Juan Carlos (Víctor Armero, min. 73) y Pedro Beda.

1 Almería B

Batalla, Navas, Iván, Soufián, Urri, Igor, Javi Moreno (Darío, min. 70), Corredera, Sekou (Javi Pérez, min. 85), Chema (Chema, min. 76) y Lin.

Goles
0-1, min. 58: Soufián; 1-1 min. 84: Migue Montes.
Árbitro
José María Aranda Delgado (Colegio de Málaga). Amonestó a los locales Ramón, Ismael Heredia e Higinio Vilches y a los visitantes Urri y Corredera.
Incidencias
Unos 3000 espectadores en el Nuevo La Victoria.Ramón e Higinio Vilches se perderán el próximo partido en el feudo de un San Pedro que todavía no está salvado matemáticamente

El Real Jaén salvó un punto ante un Almería B muy sólido y colmado de virtudes que cobró mucho más valor al ver cómo el triple empate a puntos (75) entre Motril, Real Jaén y Antequera otorgaba la cuarta plaza a los blancos gracias a tener una mejor diferencia de goles con el bloque dirigido por José Jesús Aybar.

Los de García Tébar siguen dependiendo de ellos mismos pero deben ganar los tres partidos que restan para evitar problemas.

Montes firmó su tanto número catorce y ha marcado en los últimos cinco encuentros

La intención de los blancos de inicio fue llevar la iniciativa con el esférico como medio. Se pisaba mayoritariamente campo de un filial almeriense que cortaba, sin contemplaciones y rozando la cartulina, las acometidas locales.

Había mucho en juego en este duelo. Medían sus fuerzas dos candidatos a militar la próxima campaña en la categoría de bronce del fútbol nacional. Además, por la mañana habían ganado sus duelos el CF Motril y el Huétor Tájar, con lo que se comprimía la lucha por los puestos de privilegio.

García Tébar apostó por dejar fuera del once a Víctor Armero y ubicar a Torralbo en el extremo derecho. La pareja de centrales estuvo formada por Ramón e Ismael Heredia, con Dani Fragoso algo más adelantado en la posición de medio centro. En el once visitante había mucho gol: Chema Núñez (16), Sekou (14) o Álex Corredera (10). Y en el banco otro artillero como Darío (13).

El Almería fue mejorando sus prestaciones con el paso de los minutos y al cuarto de hora empezaba a mostrar sus garras en ataque. Igor, tras un saque de esquina medido de Corredera, estrelló el balón en el travesaño de la portería local, tras cabecear completamente solo en el área.

Los de Fran Fernández empezaban a sentirse muy cómodos. Tocaban con precisión y sentido ante un Real Jaén que había perdido el timón del duelo.

En el minuto 23 apareció Torralbo con un disparo desde la frontal que se perdió ligeramente desviado por encima de la portería defendida por Batalla.

El encuentro se fue volviendo espeso y soporífero. La precaución se tornó en temor y las imprecisiones se repartían por igual entre ambas escuadras. Nadie quería cometer un error que le penalizara.

Beda, también desde el balcón del área, lo intentó pero sin encontrar los tres palos. Al brasileño le estaba costando aparecer en zona ofensiva, obligado a defender su banda izquierda para ayudar a Higinio Vilches.

Una acción enlazada entre Pedro Beda y Mario Martos la mandó alta Juan Carlos con su pierna izquierda. Estaba terminado el primer round, a los puntos, algo mejor el Real Jaén.

Al descanso se llegó sin goles. Todo por decidir en la segunda mitad.

Fran Fernández no pudo contar con Callejón y Lozano, que habían sido incluidos en la convocatoria de Lucas Alcaraz. En las filas blancas, las bajas fueron Cervera y Manu, por lesión, y Ezequiel, sancionado.

Las bajas destilaron a dos equipos sin medios centros puros, partidos precisamente en esa zona, necesitados de peloteros específicos con clase y criterio para crear fútbol. En el Real Jaén esta carencia es más preocupante porque está buscando en un zoco de futbolistas que ofrece muchas dificultades.

El segundo tiempo empezó con una clara declaración de intenciones de los locales. Un centro de Juan Carlos lo cabeceó Pedro Beda fuera por centímetros. Respondió el Almería B por medio de una autopista que encontró Lin por la derecha, que dio el pase de la muerte atrás a Sekou y cuando el balón se colaba en la portería apareció Juanlu para sacarlo en la misma línea. Las ocasiones más claras, hasta ahora, eran para los visitantes.

El Almería B, por su poderío en el juego aéreo, había avisado en todas y cada una de las acciones a balón parado. Y fue el primero en golpear en el minuto 58. Un saque de esquina lo alojó en la red el central Soufián. Tocaba remar en contra, porque el Real Jaén se caía de los puestos de play off.

Cambios

García Tébar movió sus piezas. Dio entrada a Pico y Luizinho en sustitución de Torralbo y Mario Martos. Quedaba media hora para evitar el naufragio.

El gol reforzó la fe y la idea de un Almería que se sentía muy cómodo.

Migue Montes, jugando de espaldas, la puso atrás, pero el disparo del portugués Luizinho no cambió el guión y se perdió alto. Seguía el Real Jaén sin probar a Batalla.

Los blancos no daban con la fórmula para hacer daño a su rival. La angustia por la necesidad de sumar los tres puntos les estaba atenazando de cara a la portería rival.

El fútbol del Real Jaén era angustiado y febril. El Almería B tenía el control de un guión trágico.

Pero el gol es la llave que lo cambia todo. Migue Montes lo encontró en el 84, con un cabezazo en el segundo palo, en una acción de fe blanca, y el partido se revolucionó y cambió su ritmo.

El miedo había cambiado de bando y Ramón estuvo a punto de empujar el segundo. En la siguiente acción un caño de Armero para marcharse de su par y el posterior pase de la muerte no acabó en gol por un suspiro. El Almería B hacía agua por todos lados, pero logró salvar la igualada.

El Real Jaén tiene tres jornadas por delante (en el feudo del San Pedro, en casa ante el Torredonjimeno y en el campo del Huétor Vega) para certificar su plaza de play off. En San Pedro no estarán Higinio Vilches y Ramón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos