Tercera División

Acusan a Huétor Vega y Jaén de pactar de antemano el empate en Las Viñas

Un jugador hueteño toca el balón de cabeza, apenas hubo ocasiones de gol./Alfredo Aguilar
Un jugador hueteño toca el balón de cabeza, apenas hubo ocasiones de gol. / Alfredo Aguilar

El entrenador del Huétor Tájar, Germán Crespo, cargó duramente contra el presidente y el entrenador del equipo blanquiverde

CÉSAR GUISADOGRANADA

El partido entre el Huétor Tájar y el Rincón concluyó con el pitido final en el césped del Moranto con la victoria de los locales por 2-0 y quedándose estos a las puertas de disputar la promoción por el ascenso ya que fueron finalmente quintos, en un triple empate a 82 puntos con el Real Jaén, tercero y el Antequera, que fue cuarto. Sin embargo, lo más relevante del encuentro, donde se preveía la victoria hueteña, no sucedió sobre el césped y sí en rueda de prensa. Allí no se escondió el técnico, un Germán Crespo de tono dolido en un mensaje que descubría situaciones sensibles para la competición.

Dio la enhorabuena a sus jugadores por la campaña realizada y dijo que, para el equipo, lo importante en el último encuentro era conseguir la victoria, aunque sabía que no dependían de ellos mismos y sí de una victoria de Atarfe o Huétor Vega, que se medían respectivamente en casa a Antequera y Jaén. Arrancó diciendo que los primeros habían competido bien ante un equipo que fue superior. Y apuntó seguidamente a lo sucedido en Las Viñas. «Por desgracia el fútbol tiene estas cosas» empezó a decir.

«Voy a hablar muy claro. Soy de Huétor Vega y pago allí impuestos. Ahora se van a hacer vestuarios nuevos y se hará una grada más grande. Pero es una vergüenza que el Huétor Vega esté dirigido por quien está dirigido, tanto en la directiva como en el banquillo. Que el presidente nos reconozca que eso está hecho. Que se reúnan como se han reunido los entrenadores, es una vergüenza. Es lo que tenemos en Granada. Se puede competir como lo ha hecho el Atarfe y perder porque en frente tenían dos grandes equipos. Pero mi niña está en el Huétor Vega, y que me llame diciéndome que está pactado el empate, porque es vox populi, es una vergüenza. Pero cuando le das la oportunidad de dirigir los banquillos a la gente que se la das, es lo que toca. Alfonso (el entrenador del Huétor Vega) ha puesto al Loja a parir por el tema de los tres puntos que les han quitado. Esa persona deja mucho que desear, con el trabajo que cuesta dirigir un equipo, que personajes como estos dirijan es una vergüenza, y por eso el Huétor Vega está donde está», apuntó Crespo, señalando al descenso del club a la División de Honor.

«Lo que se merecen»

«Es el equipo de mi pueblo» continuó exponiendo el entrenador «y me gustaría que estuviera en Tercera división, pero tienen lo que se merecen. Si el mismo presidente te reconoce que con el empate quedan quintos (por la cola)... lo único que le pido al Señor es que el Guadix gane hoy (por el pasado domingo, aunque finalmente perdió por 6-3) y que sea quinto por si hay alguna repesca, se la gane quien la merece, no el que se ha vendido», señaló.

Y continuó el entrenador del Huétor Tájar, descubriendo algunos datos. «Cuando los jugadores te están llamando y te dicen que sí, que ha habido reuniones y que ha habido cosas muy raras... deja muchísimo que desear. Si es verdad lo que la gente ha dicho, que no ha habido ningún tiro a puerta de un equipo tan fuerte como el Jaén y el Huétor en teoría jugándose lo que se estaban jugando han ido a perder los tres puntos, lo que han hecho es engañar a la gente. Ellos no estaban pendientes nada más que de coger el dinero de la taquilla, que han hecho una gran taquilla, y de su empate a cero». Por último, puntualizó Crespo que su locución «no se puede demostrar», aunque advirtió que «yo estoy hablando esto porque el propio presidente del Huétor Vega, lo ha dicho, ha hablado con mi presidente y ha dicho que está el empate hecho y se juega un partido sin ningún acercamiento. Esto es muy largo, si el Huétor Vega depende alguna vez del Huétor Tájar, de estos jugadores o del cuerpo técnico que se ha dejado la piel... si no han sido capaces de competir, no recibirán ayuda no ya de nosotros, sino de ningún equipo granadino», avisó.

En el partido de Las Viñas, hubo momentos en los que el público gritó: «Que se besen, que se besen».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos